Invasión guerrillera

Sócrates Campos Lemus.

Si usted anda cargando las cenizas de alguno de sus seres queridos para tirarlas en el mar, en la ciudad de nacimiento, en el jardín de su casa o en donde se le ocurra, ya no vale. El Vaticano ordena que no tiren cenizas de los muertos…

Pero si en verdad quiere disfrutar una gran obra sobre LOS SECRETOS DEL VATICANO, le recomendamos  la obra de LEOPOLDO MENDIVIL LÓPEZ: SECRETO VATICANO, donde descubrirá algo vital sobre la renuncia de Benedicto XVI, sobre las amenazas contra el Papa Francisco y los movimientos de la Logia Vaticana. Si quiere saber más sobre el tema consulte: www.SecretoVaticano.com

En su columna, EL INDICE POLÍTICO, FRANCISCO RODRIGUEZ alerta sobre la invasión de los grupos guerrilleros (más de veinte mil guerrilleros) de varios países centroamericanos que se vienen refugiando y operando en México ante la brutal ineficiencia de las autoridades de Seguridad Nacional y las complicidades de los funcionarios de Migración, que se vienen enriqueciendo desde hace mucho tiempo al permitir la migración ilegal. Sin duda es algo que deberíamos observar con detenimiento porque estados especialmente sensibles por su pobreza o por la conflictividad social y política en la que viven son el refugio de tales grupos, muchos de ellos ligados con el crimen organizado: Puebla, Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Estado de México, Sinaloa, Sonora, Baja California, Chihuahua, Tamaulipas y Durango son, entre otros muchos, el blanco especial de esta invasión que dentro de poco veremos actuar en forma organizada manejando y operando el tráfico y siembra de drogas, la producción de drogas sintéticas, el tráfico de gente y armas, el robo de mercancías, el secuestro y el control de organizaciones sociales que manipularán a los grupos políticos; en fin, la crisis en la que estamos sumidos será algo más terrible dentro de algunos meses cuando esos grupos sean activados en forma organizada para que continúe el saqueo que han realizado los políticos, empresarios, banqueros y policías en el país.

screen-shot-2016-11-07-at-3-45-13-pm
Mal están haciendo su trabajo las autoridades del Instituto Nacional de Migración ya que mientras deportan a ciudadanos centroamericanos trabajadores al mismo tiempo dejan asentarse en territorio mexicano a grupos delictivos.

Apenas hace una semana se anunció en el estado de Guerrero “el surgimiento de un nuevo movimiento guerrillero”, conocido por medio de un comunicado difundido bajo el título “A Todo México” como “La Guerrilla de las Milicias Populares ¡Ya Basta!”, este grupo anuncia su reactivación militar en el país y habla de algunos actos terroristas donde por fallas técnicas no estallaron sus artefactos explosivos o no se han dado a conocer estos hechos en los medios de comunicación.

cintillo-de-arribaLa realidad es que si no son los grupos de la delincuencia organizada los que buscan el control de la nueva zona de producción de amapola y marihuana y del tráfico de armas, gente y drogas por el sur del país, ahora surgen las guerrillas, donde en muchos casos están ligadas a esos grupos o bien tienen relaciones y pactos de “no agresión” y de sí respuesta en contra del ejército y la policía… para llorar el tema.

Seguramente el famoso cansancio y hartazgo que sufren algunos grupos en el ejército mexicano sirven en este sentido, ya que no hay duda de que lo que se ha buscado es desgastar y liquidar al ejército mexicano para sustituirle con un organismo chafa como es la “Gendarmería” que concentra los recursos económicos que se embolsan muchos mandos y políticos.

Hay que reconocer que el gobierno norteamericano ha llevado fielmente su acción: primeramente, desmantela la organización política nacionalista y la sustituye por medio de la formación de políticos ligados y educados dentro del esquema planteado por el Secretario de Estado en 1928, donde recomienda “educar y apoyar a los jóvenes más ambiciosos dentro de las costumbres y cultura política norteamericanas” para que sean ellos los que destrocen al país y lo entreguen a las grandes empresas trasnacionales. Este proceso se inicia con Miguel de la Madrid, educado en EU, continúa con Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox como gerente de la caca-cola, Felipe Calderón y la actual administración, donde si bien Peña no se educó en EU ( ni en México) le sirve, aunque muy mal, a los gringos, y son sus operadores políticos los encargados de vender y rematar los recursos naturales para que las grandes empresas sigan con el saqueo nacional, y ahora se busca activar a los grupos guerrilleros y mafiosos para que sean ellos los que dominen y controlen a los ciudadanos por medio de actos criminales, robos, secuestros, violaciones y asesinatos para que no se pueda acusar a las “fuerzas del orden” y que se haga el juego de que luchan contra el crimen mientras sostienen las alianzas y las transas entre ellos… y ante la falta de gobernabilidad y de credibilidad en la autoridad, se proponen las alianzas y los pactos entre los grupos mafiosos de los partidos políticos… ¿la gente?, pues vale un cero a la izquierda, total, el infeliciaje está tan desmadrado buscando sobrevivir en la crisis que ni siquiera protesta ante las agresiones y maltratos de los gobernícolas, además de que les invade el miedo y la desesperación, y así se encuentran paralizados.

Saben los ciudadanos que si se mueven a protestar los eliminan los sicarios o los secuestran o roban sus propiedades y los joden de por vida… las fuerzas del “orden” ahora están reforzadas con los grupos de sicarios del crimen y con los grupos guerrilleros de Centroamérica que se forran de dinero por medio de secuestros, robos y protección al tráfico de drogas en muchas áreas del país… jodiendo a la gente garantizan el poder… por eso estamos como estamos. No solo utilizan los recursos y los fondos públicos para hacer sus negocios privados, ahora nos roban o nos secuestran, aumentan los impuestos o nos cobran piso… o nos dan piso… es el juego de Herodes: o te chingas o te jodes.

COMPARTIR