Mexico narcoestado, los 207 municipios donde hay “estado fallido”

Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, relacionado con los Zetas en la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDORPIFAM/185/2010. Incapaz de poner orden y ofrecer seguridad en el país.
 

LOS 207 MUNICIPIOS MEXICANOS

DONDE HAY “ESTADO FALLIDO”

 

Óscar Balderas.

 

De los 2 mil 457 municipios que tiene el país, en 207 el Estado mexicano está ausente. Se trata del 8 por ciento del total, donde el gobierno ya no tiene el monopolio de la violencia y es superado por un poder paralelo que despacha con las armas, según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

Este listado de territorios sin Estado de Derecho se hizo basado en diversas variables: la elevada incidencia del homicidio doloso, la impunidad en las averiguaciones previas, operación a la luz pública de grupos ilegales, práctica frecuente de la desaparición forzada de personas y operación de centros de confinamiento, tortura, exterminio o eliminación de cadáveres, entre otras, que a diario sufre el 13 por ciento de los habitantes del territorio nacional.

El primer lugar lo lleva Acuitzio, Michoacán, donde se presume está la base de operaciones de Los Caballeros Templarios; ahí, según versiones en internet, vive La Tuta, el fundador de ese cártel y también de La Familia Michoacana.

Le siguen, en el mismo estado, Aguililla, Angamacutiro, Apatzingán, Aporo, Aquila, Ario de Rosales, Arteaga, Buenavista, Carácuaro, Charapán, Cherán, Chilchota, Chucándiro, Churumuco, Ciudad Hidalgo, Coahuayana, Coalcomán, Coeneo, Cojumatlán, Contepec, Copándaro, Cotija, Cuarácuaro, Cuitzeo, Ecuandureo, Gabriel Zamora, Hidalgo, Huandacareo, Huaniqueo, Huetamo, Indapareo, Irimbo, Jacona, La Huacana, La Piedad, Lázaro Cárdenas, Los Reyes, Maravatío, Morelia, Múgica y Nahuaztén.

Le siguen Nocupétaro, Nueva Italia, Nuevo Urecho, Ocampo, Panindícuaro, Paracho, Parácuaro, Pastor Ortiz, Pátzcuaro, Penjamillo, Peribán, Purépero, Puruándiro, Sahuayo, Salvador Escalante, San Lucas, Santa Ana Maya, Tacámbaro, Tancítaro, Tanhuato, Tepalcatepec, Tingüindín, Tiquicheo, Tlalpujahua, Tocumbo, Tumbiscatío, Turicato, Tuxpan, Tuzantla, Uruapan, Villa Jiménez, Villa Madero, Villa Morelos, Vista Hermosa, Yurécaro, Zacapu, Zamora y Zitácuaro.

El segundo estado con mayor territorio perdido para el gobierno es Guerrero, donde el “Estado fallido” luce en Acapulco, Acatepec,  Ajuchitán del Progreso, Alcozauca, Apaxtla, Arcelia, Atilxtac, Ayutla de los Libres, Chilpancingo, Ciudad Altamirano, Coahuayutla, Coyuca de Benítez, Coyuca de Catalán, Cualac, Cuautepec, Cuetzala del Progreso, Florencio Villareal, General Helidoro Castillo, Huaumuxitlán y Marquelia.

Continúan Olinalá, Petatlán, San Marcos, San Miguel Totolapan, Tetonoapa, Tecpan de Galeana, Teloloapan, Tepecuacuilco, Tixtla, Tlacoachistlahuaca, Tlacotepec y Zapotitlán.

El tercer estado es Tamaulipas y sus municipios Abasolo, Aldama, Altamira, Antiguo Morelos, Burgos, Bustamante, Camargo, Ciudad Madero, Cruillas, González, Güemez, Gustavo Díaz Ordaz, Hidalgo, Juamave, Jiménez, Llera, Mainero, Mante, Matamoros, Méndez y Mier.

Enseguida, Miguel Alemán, Nuevo Laredo, Padilla, Reynosa, Río Bravo, San Carlos, San Fernando, Soto la Marina, Tampico, Tula, Valle Hermoso, Victoria y Xicoténcatl.

En cuarto lugar está Chihuahua con Balleza, Batopilas, Bocoyona, Chínipas, Cusihuiriachi, Guachochi, Guadalupe Distrito Bravos, Guadalupe y Calvo, Guazapares, Juárez, Morelos, Moris, Ocampo, Préxedis, Urique y Urachi.

En quinto, Sinaloa: Ahome, Angostura, Badiguarato, Choix, Concordia, Cosalá, Culiacán, El Fuerte, Mocorito, Navolato, Rosario, San Ignacio y Sinaloa.

Sexto, Durango: Canatlán, Canelas, El Oro, Gómez Palacio, Guanaceví, Lerdo, Nuevo Ideal, Ocampo, Pueblo Nuevo, San Bernardo, San Dimas, Santiago Papasquiaro, Tamazula, Tepehuanes y Topia.

En Coahuila, el “Estado fallido” está en Torreón; en Nuevo León está en Apodaca, Guadalupe y Monterrey; en Quintana Roo en Benito Juárez y Solidaridad (Playa del Carmen y Riviera Maya); en Veracruz en Pánuco, Poza Rica, Coatzacoalcos y Tierra Blanca.

En Tabasco pasa en Tenosique; en Chiapas en Palenque y Arriaga; en el Estado de México en Luvianos, y en Tlaxcala en Tenancingo, “el semillero de los padrotes en México”.

“Consideramos que los estados de Michoacán y Tamaulipas, en su integridad, se encuentran en la condición de Estado fallido, y Guerrero tiende hacia lo mismo. De los dos primeros estados incluimos la mayoría de los municipios, salvo aquellos de los que no tuviéramos alguna referencia coincidente con nuestros criterios”, dice el documento de la organización especializada en seguridad.

Además de los 207 municipios fallidos –asegura Seguridad, Justicia y Paz– hay otros lugares donde sus habitantes viven al borde de que el poder de la delincuencia organizada rebase a las autoridades electas.

En riesgo están Cuernavaca, Temixco, Emiliano Zapata, Xochitepec, Tlaltizapán, Jiutepec, Huitzilac, Puente de Ixtla y Jojutla en Morelos; Nezahualcóyotl, Los Reyes La Paz, Ecatepec, Chalco y Valle de Chalco en el Estado de México; Fresnillo, Zacatecas; Apizaco, Chiautempan y San Pablo del Monte en Tlaxcala; así como los municipios de Jalisco que colindan con Michoacán y Zacatecas.

Otra señal de alerta lanza el estudio: el Distrito Federal también camina hacia el precipicio del poder de los cárteles.

(http://revoluciontrespuntocero.com).

 

COMPARTIR