Un Subsecretario de Transportes inútil

    De la redacción de razacero.

     Lic. José Jorge Campos Murillo, subsecretario de Transportes y Movilidad del estado de Durango, evidente su falta de capacidad o complicidad en el asunto de los taxis piratas.
    Lic. José Jorge Campos Murillo, subsecretario de Transportes y Movilidad del estado de Durango, evidente su falta de capacidad o complicidad en el asunto de los taxis piratas.

    Con el antecedente de haber sido retirado de su cargo en mayo de 2016 como delegado de la PGR en Nayarit luego de que dos trabajadoras de esta dependencia lo denunciaron por acoso sexual, el Lic. José Jorge Campos Murillo se integró al gabinete del gobernador del cambio, Dr. José Rosas Aispuro Torres, y lo primero que hizo inmediatamente de que fue designado Director General de Transportes fue convocar a los medios locales de comunicación para anunciar con voz enérgica que terminaría con el grave problema de los taxistas piratas, y que para tal objetivo solicitaría inclusive la intervención de la Marina. A finales del año pasado esta Dirección General de Transportes desapareció para convertirse en la Subsecretaría de Transportes y Movilidad, quedando al frente de la misma el Lic. José Jorge Campos Murillo.

    Los días, las semanas y los meses han pasado y las palabras de José Jorge Campos Murillo han pasado a engrosar la lista de tomadas de pelo que la mayoría de los políticos le hacen a la ciudadanía.

    Hoy, en Durango los contribuyentes cotidianamente ven circular en las calles de la ciudad capital infinidad de taxis piratas que ya no solo traen clonadas sus placas metálicas, es decir, falsificadas, sino en el descaro portan placas confeccionadas en cartón. Sí, en Durango todo mundo ve estos taxis piratas, menos los inspectores de la ahora pomposa Subsecretaría de Transportes y Movilidad, que están bajo las órdenes del Lic. José Jorge Campos Murillo.

    Los taxis piratas en la ciudad de Durango, todo mundo los ve menos los inspectores que comanda el Lic. José Jorge Campos Murillo.
    Los taxis piratas en la ciudad de Durango, todo mundo los ve menos los inspectores que comanda el Lic. José Jorge Campos Murillo.

    Y el malestar que estos hechos está provocando se refleja principalmente en las redes sociales de internet, en donde no pocos trabajadores del volante legales expresan su inconformidad, como Antonio Moreno Marrufo, que manifiesta con indignación: “Mientras ahorita una concesión para taxi se cotiza entre 180 y 200 mil pesos, que muchos hemos desembolsado para traer en orden la documentación de un taxi, los taxistas piratas solo gastan si acaso 200 pesos en que les hagan unas calcas con un número ficticio y así andar circulando con la tolerancia y complicidad de todas las corporaciones, llámense Transporte, Vialidad, Fiscalía, etc. Aquí cabe preguntarle al Arq. Adrián Alanís Quiñones, secretario general de Gobierno, que es el jefe directo de José Jorge Campos Murillo, ¿qué están haciendo para retirar a esta amenaza pública? aparte de ser una competencia desleal para el gremio de los taxistas”.

    Lo anterior es lo que la ciudadanía observa a simple vista, pero dentro de la Subsecretaría de Transportes y Movilidad las cosas son peores pues algunos empleados e inspectores que no están de acuerdo con lo que está sucediendo manifiestan a razacero que el crimen organizado ya ha infiltrado a esta institución imponiendo en puestos clave a varios de sus integrantes; por supuesto, estos trabajadores solicitan el anonimato por temor a perder sus trabajos y a sufrir agresiones.

    Así las cosas, el papel que está desempeñando el Lic. José Jorge Campos Murillo como subsecretario de Transportes y Movilidad no solo es triste sino vergonzoso, por lo que sin duda alguna podría ser uno de los funcionarios a los que el gobernador Aispuro Torres le solicite su renuncia antes de concluir el primer año del gobierno del cambio.

    COMPARTIR