Los extraños negocios en el municipio de Gómez Palacio y las represalias a ciudadanos que no votaron por el PRI

De la redacción de razacero.

El 8 de mayo de 2002, durante el trienio en el que Juana Leticia Herrera Ale fue alcaldesa de Gómez Palacio por primera vez (2001-2004), el Congreso local de Durango aprobó el decreto número 62, por medio del cual autorizaba al ayuntamiento de dicho municipio a celebrar un convenio de concesión a favor de la empresa denominada “Diseño Corporativo Lagunero S.A. de C.V.”, para que operara “y manejara” 10 puentes peatonales cuya construcción y mantenimiento sería por cuenta total de la empresa en mención.

Bajo la administración de Juana Leticia Herrera Ale como alcaldesa de Gómez Palacio el PRI ha perdido su hegemonía en esta importante región lagunera.

En el mismo decreto, el Congreso local autorizó al ayuntamiento de Gómez Palacio otorgar a la misma empresa una concesión por 15 años, a partir de la publicación del decreto en mención, para la operación, manejo y mantenimiento de 4 puentes peatonales ya existentes propiedad del municipio.

Quince años después, el 29 de mayo de 2017, y coincidentemente siendo nuevamente alcaldesa de Gómez Palacio, Juana Leticia Herrera Ale y Ángel Francisco Rey Guevara, secretario del Ayuntamiento gomezpalatino, presentaron ante la actual legislatura del Congreso duranguense una iniciativa para solicitar autorización para otorgar prórroga y celebrar nuevamente otro contrato de concesión a favor de la misma empresa “por quince años más”, amparándose en el artículo 196 de la Ley Orgánica del Municipio Libre del Estado de Durango, que establece que la concesión de servicios públicos si excediere del término constitucional de la administración municipal, deberá ser autorizado por el Congreso del estado. La iniciativa fue aprobada el pasado 17 de octubre de 2017.

De esta manera, la empresa “Diseño Corporativo Lagunero S.A. de C.V.” gozará de esta prebenda hasta el año 2032, desconociéndose los ingresos que obtiene por prestar esos servicios. El hecho en sí mismo despierta sospechas, conociendo la manera muy especial que tienen nuestros políticos para hacer negocios con determinados empresarios, y más cuando dicha empresa no tiene ningún tipo de registro en el ramo referido.

Represalias contra ciudadanos que no votaron por el priísta Sergio Uribe

Mientras este tipo de negocios extraños se llevan a cabo, la ciudadanía denuncia a la alcaldesa Juana Leticia Herrera Ale por ejercer represalias en contra de los habitantes de las Chapalas, asentamientos ubicados en el distrito electoral XI, disminuyéndoles drásticamente el suministro de agua porque se negaron a votar por el candidato priísta a diputado local, Sergio Uribe, uno de los principales personeros de la dinastía caciquil Herrera Ale.

El responsable directo de ejecutar este acto deleznable es el titular del Sistema Descentralizado de Agua Potable y Alcantarillado de Gómez Palacio (SIDEAPA), Adelmo Ruvalcaba Nieto, señalado por ser al mismo tiempo el propietario de la empresa encargada de cortar y reconectar las tomas domiciliarias del vital líquido en este municipio.


 

COMPARTIR