Secretario de Educación omiso sigue sin resolver el problema de la Secundaria Técnica Núm. 19

    De la redacción de razacero.

    Desde el pasado mes de mayo un grupo de padres de familia de la Secundaria Técnica Núm. 19, Francisco Manuel Peyro Carreño, ubicada en la calle Vicente Guerrero sin número, de la colonia Insurgentes, se presentó en nuestra redacción para denunciar la venta indiscriminada de alimentos chatarra que diariamente se lleva a cabo dentro de las instalaciones de este plantel, así como el mal estado del inmobiliario y de las instalaciones de esta escuela, “pero de ese tiempo a la fecha la situación ha empeorado pues el secretario de Educación, Rubén Calderón Luján, no ha intervenido para resolver este problema, protegiendo al director, Profr. José Rosario González Ontiveros”, revelan los padres de familia que hoy nuevamente solicitan el anonimato por temor a que sus hijos sufran represalias.

    C.P. Rubén Calderón Luján, secretario de Educación omiso que increíblemente se mantiene en su cargo “por la amistad cercana que tiene con el gobernador José Aispuro Torres”, comentan en pláticas de café los ciudadanos duranguenses.

    “El Coordinador de Servicios Complementarios, Profr. Mario Muñoz, y la Profra. Guadalupe Ortiz, que da la clase de Español, han intensificado la venta de alimentos basura en el interior de la escuela y siguen sin transparentar estos ingresos ya que la Mesa Directiva de Padres de Familia no participa en este negocio”, expresan los padres ofendidos.

    Por otro lado, profesores y trabajadores de esta secundaria, que también solicitan el anonimato por temor a padecer hostigamientos, denuncian constante acoso laboral por parte del director José Rosario González Ontiveros, argumentando que con una actitud abiertamente misógina este directivo ya ha puesto a disponibilidad a 4 trabajadoras administrativas sin que el delegado sindical de la Zona D II 11, Profr. Joel Díaz Bueno, haga absolutamente nada para defender sus derechos laborales. “Este delegado sindical hasta se molesta cuando lo buscamos para que nos defienda”, acusan los trabajadores de la educación.

    Este tipo de situaciones, como la venta abierta de alimentos chatarra por parte de profesores y directivos escolares, e instalaciones inservibles, se dan constantemente en no pocas escuelas del estado de Durango, y aunque los responsables son denunciados en los medios de comunicación locales, la máxima autoridad en este rubro, que es el secretario de Educación estatal, C.P. Rubén Calderón Luján, hace caso omiso de estos señalamientos, y más en este momento pues, al parecer, este funcionario se encuentra más ocupado tratando de imponer al próximo rector de la UJED que en atender su trabajo.

    El mobiliario en pésimas condiciones.

    Rubén Calderón Luján, ha sido uno de los servidores públicos más criticados por la ciudadanía por los pésimos resultados que ha tenido en su administración. 

    Recientemente, varios integrantes del gabinete del gobierno estatal fueron destituidos y el nombre de Rubén Calderón Luján fue de los más sonados en los medios de comunicación locales y en las redes sociales, sin embargo, de manera increíble, se mantuvo en su cargo “debido a la amistad cercana que tiene con el gobernador José Aispuro Torres”, coinciden en pláticas de café los ciudadanos duranguenses.


     

    COMPARTIR