Los atracos en la Escuela Primaria Anexa a la Normal

    De la redacción de razacero.

    La Escuela Primaria Anexa a la Benemérita y Centenaria Escuela Normal del Estado de Durango, bajo la dirección de la Profra. Patricia Camacho Chavira, no podía abstraerse de la práctica generalizada que existe en la mayoría de las escuelas públicas de esta entidad, que exigen cuotas por cualquier motivo a los padres de familia.

    Hoy, a nuestra redacción llegaron padres de familia de este plantel para denunciar una serie de cobros arbitrarios que las autoridades de este plantel les hacen sin contemplaciones con el argumento de que “la mayoría de los padres que traen a sus hijos a esta escuela tienen ingresos altos”.

    Una queja más para el indiferente y apático secretario de Educación del estado de Durango, C.P. Rubén Calderón Luján.

    Los padres de familia solicitan el anonimato por temor a exponer a sus hijos a que sufran posibles represalias:

    “No estamos de acuerdo con los cobros excesivos que las autoridades de esta escuela pública nos hacen, de entrada tenemos que pagar una cuota obligatoria de 600 pesos anuales de inscripción por alumno, y una cuota extra de 200 pesos anuales por salón”, denuncian.

    Ahora, ante la inseguridad que se vive en la ciudad de Durango, las autoridades de esta escuela decidieron contratar veladores. “Contrataron veladores para evitar robos, pero nosotros los padres de familia tenemos que pagar sus salarios; por esto nos cobran 5 pesos a la semana por alumno”, comentan los jefes de familia.

    La Escuela Primaria Anexa a la Normal consta de cuatro grupos por grado, haciendo un total de 24 grupos, con un promedio de 35 alumnos por grupo. 

    “Son alrededor de 900 alumnos, y ahora nos están exigiendo 30 pesos diarios por alumno ‘para transporte’ y 30 pesos semanales para la impartición de talleres”, expresan los padres afectados.

    Así las cosas, los padres de los alumnos de esta escuela pública desembolsan más de mil pesos al mes, más las cuotas anuales de 600 pesos de inscripción y 200 pesos ‘por salón’.

    Esta, sin duda alguna, es una de las instituciones educativas que más abusan de los bolsillos de los ciudadanos en Durango, ante la complacencia abierta del secretario de Educación estatal, C.P. Rubén Calderón Luján.

    Y precisamente estas prácticas ilegales están siendo ya expuestas en los foros de consulta ciudadana para la reforma educativa que se están llevando a cabo en el país, con el objetivo de que sean eliminadas por completo en el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que habrá de liberar y vigilar el presupuesto que realmente le corresponde al sector educativo para que las autoridades de las escuelas no tengan ningún pretexto para exigir a los padres de familia este tipo de cuotas, en el entendido de que, de acuerdo al artículo 3° Constitucional, la educación debe ser laica, GRATUITA y obligatoria.


     

    COMPARTIR