Relaciones sexuales y relaciones de pareja destructivas

M de Mujer te trae el tema sobre las relaciones de pareja destructivas, un tema que se explica por la vivencia personal de cada persona. Para abordar este asunto vamos a reflexionar lo siguiente:

¿Has escuchado la frase “atraemos lo que somos”, o mejor dicho “tenemos el amor que creemos merecer? Bien, te lo preguntamos porque justamente es la frase que resume el tema de hoy:

Se habla mucho de que existen tres tipos de relaciones de pareja que tienen su nivel de éxito:

  1. Las relaciones de pareja funcionales.
  2. Las relaciones de pareja disfuncionales.
  3. Relaciones de pareja destructivas.

Bien, te contaremos brevemente la
diferencia entre las tres: 

La 1 (funcionales), son aquellas parejas que mantienen un equilibrio sano entre la alegría y la frustración de su vida.

La 2 (disfuncionales), son en las que las parejas tienen un desequilibrio con tendencia variada, es decir, pueden en un momento determinado de la relación voltearse a lo destructivo de manera constante, aunque los momentos de estabilidad por lo general no son tan constantes.

La 3 (destructivas), se caracterizan por la violencia psicológica.

Lo que hace que una relación de pareja sea o no destructiva son los siguientes rasgos de una parte o de ambas:

  • La intensidad de sus emociones. Refiriéndose a los celos, enojos, miedos e inseguridades.
  • Creer tener el derecho de poseer a la otra parte como un objeto personal.
  • Una de las partes vive con menos miedo, pero la otra parte vive con mayor intensidad de miedo.

El factor común de ambas partes es el nivel potencializado de inseguridad y baja autoestima, es decir, que tan radical puede ser su seguridad o inseguridad, y esto lo refleja en su autoestima.

Este tipo de relaciones de pareja por lo general terminan en algún tipo de violencia, y el grado de violencia lo determina el violentómetro, que es un escalímetro de diferentes etapas de la violencia por intensidad.

La violencia no es normal, aunque es común no tiene por qué considerarse normal, ya que es un atentado a la dignidad y viola los principales derechos de la vida humana.

No tengas miedo en decirle no a tu pareja. Si no funciona la relación, rómpela.

(mdemujer.org).


 

COMPARTIR