Homosexualidad y acoso escolar: Cómo ayudar a tu hijo

Descubre cómo detectar y qué hacer ante un caso de homosexualidad y acoso escolar, una realidad que aunque parezca invisible está muy presente en las aulas.

Isabel Rodríguez.

El acoso escolar es una realidad que padecen 8 de cada 10 niños homosexuales en edad escolar, según el estudio Homophobic Bullying, del psicólogo Ian Rivers. El bullying homofóbico en las aulas es el acoso que sufre un niño o adolescente por motivo de su orientación sexual e identidad de género. Exclusión, aislamiento, insultos, agresiones o amenazas son algunos de los actos de acoso físico y psicológico a que los más jóvenes pueden verse expuestos en su centro educativo.

Esta realidad también ha sido constatada por las organizaciones Lésbico, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT) al señalar que más de la mitad de los jóvenes homosexuales sufren o han sufrido acoso escolar por su orientación sexual, un porcentaje de acoso aún mayor en el caso de los niños transgénero.

¿Cómo reconocer el bullying homofóbico?, ¿qué hacer si tu hijo/a sufre acoso escolar? ¿Cómo saber si tu hijo está siendo acosado?

Detectar que tu hijo está siendo acosado no siempre es fácil, sobre todo en etapas como la adolescencia en la que tienden a ser más reservados con su intimidad. Sin embargo, en situaciones de acoso hay una serie de señales que no se deben subestimar, sobre todo cuando hay un cambio evidente de comportamiento, disminución en su rendimiento académico o ausentismo escolar.

Como consecuencia del acoso escolar por motivo de orientación sexual del menor o identidad de género:

  • El niño/a tiende a aislarse socialmente por temor al rechazo.
  • Llegan tarde a clase o son los últimos en salir.
  • Cambian de ruta a menudo para ir al colegio.
  • Se muestran callados, tristes, ausentes, preocupados y agresivos.
  • Manifiestan fobia escolar (no quieren ir a clases).
  • Bajón en el rendimiento escolar y pérdida de interés por las tareas escolares.
  • Baja autoestima e inseguridad en sí mismo.
  • Pesadillas nocturnas.
  • Sentimiento de vergüenza.
  • Episodios de ansiedad.
  • En los casos más graves, autolesiones.

¿Cómo ayudar a tu hijo si sufre de bullying homofóbico?

Cualquier tipo de acoso tiene un tremendo impacto negativo en el desarrollo emocional de la persona acosada, y cuando se produce en las aulas interfiere además en su desarrollo educativo.

Contar con el apoyo de la familia es clave para ayudar a tu hijo si sufre bullying homofóbico, y sobre todo no dudar en ningún momento de su palabra para fomentar la comunicación y la confianza, y de esta manera saber de verdad qué ha pasado y cómo se siente. Hacer saber a tu hijo que la orientación sexual o la identidad de género no deben ser nunca motivo de vergüenza o culpa y mucho menos motivo de discriminación o acoso.

Pasar más tiempo con nuestro hijo realizando juntos las actividades que más les gusten. Esto permitirá establecer un clima de confianza para animarle a expresar sus emociones y sentimientos.

Para ganar en seguridad, podemos proponerle actividades extraescolares como kárate o judo, que además favorecen el autocontrol y ayudan a canalizar las emociones.

Como padres, una vez detectada la situación de acoso escolar debe comunicarse inmediatamente al centro educativo para que se adopten las medidas pertinentes, y si el acoso persiste consultar con un abogado. Tampoco hay que dudar en pedir ayuda profesional de un psicólogo para afrontar la situación de la mejor manera para tu hijo.

(ellahoy.es)


 

COMPARTIR