¿Qué es un trigasmo?

Raquel Martinro.

Lo cierto es que en cuestión de sexo, nunca está todo visto, ya que según vamos experimentando nuevas formas de disfrutar, nuestro cuerpo también se adapta a estos cambios. Y no es menos cierto que cada vez las mujeres estamos más dispuestas a disfrutar, y no a satisfacer a los hombres simplemente con el coito como antaño. Por ello, ahora ha llegado el trigasmo.

Se ha acabado el mete-saca que solo gustaba a los hombres y a algunas mujeres, ya que muchas de ellas necesitan la estimulación del clítoris para poder llegar a un orgasmo. Algo que todavía, en pleno siglo XXI, es un tema tabú. Muchas mujeres fingen que con la penetración vaginal llegan al orgasmo y algunos hombres no se enteran de que necesitan algo más que meter su pene en la vagina de una mujer para satisfacerla.

Ahora, vamos a dar un paso más en la sexualidad, hablando de los orgasmos femeninos. En especial, vamos a explicar lo que es el trigasmo. ¿Alguna vez habías oído hablar de ello? Si no lo has hecho, continúa leyendo, porque vas a querer ponerlo a prueba en tu próxima relación sexual.

Trigasmo es la palabra que se ha elegido en la sexología para definir la experiencia de tener un orgasmo sincronizado, es decir, a la vez, estimulando el clítoris, el punto G y el ano. Estos son tres puntos erógenos femeninos que con un buen “trabajo de campo” pueden hacer que una mujer llegue a un orgasmo que vale por tres. Algo que algunas definen como una explosión o bomba de placer.

Quizá no lo consigas a la primera, ni a la segunda, pero con la práctica, puedes lograr experimentar algo nuevo en tu cuerpo: el trigasmo. Para ello, es muy importante la estimulación del clítoris (como en cualquier relación sexual con una mujer) porque es más fácil llegar al clímax con el sistema nervioso de este punto tan sensible. Se puede hacer con las manos, con la boca o incluso rozando los miembros sexuales.

Cuando la vagina comience a lubricar es el momento perfecto para probar a buscar el punto G. Cada mujer es diferente, pero normalmente se encuentra en la zona superior de la pared frontal, cerca del agujero de la vagina. Lo cierto es que encontrar el punto G en una chica funciona mejor como “prueba y error”. Lo mejor es ir probando hasta conseguirlo. Un truco es introducir los dedos curvados hacia arriba para acariciar la pared frontal. Una vez localizado puedes utilizar también juguetes sexuales o el pene de tu compañero.

Por último, para llegar al trigasmo, es necesario hablar de algo que a muchas no nos gusta: el ano. Esta zona también es erógena en la mujer, pero para estimularla hace falta estar muy relajada y excitada, porque si no es así, puede doler o resultar desagradable. Lo mejor para el sexo anal es utilizar lubricante y empezar a acariciarlo, para que se vaya abriendo solo, con el placer, e ir introduciendo los dedos. Una vez que comiences a disfrutar de la estimulación con la mano, puedes probar a introducir el pene o un juguete sexual.

La combinación clítoris, punto G y ano te hará sentir una explosión sexual que es muy difícil de explicar, pero que ya tiene nombre: trigasmo.

(buhomag.elmundo.es).


 

COMPARTIR