UJED: La “autonomía” represora

    Fernando Miranda Servín.

    Llegado a la rectoría de la Universidad Juárez del Estado de Durango apoyado abiertamente por personajes políticos detestados por la ciudadanía, como El Alcalde Opaco de Durango, Dr. José Ramón Enríquez Herrera, y el corrupto titular de la Secretaría General de Gobierno, Arq. Adrián Alanís Quiñones, así como por los dirigentes estudiantiles de la FEUD porros y delincuentes, Fabián y Alonso García Arrieta, el C.P. Rubén Solís Ríos y sus huestes no podían perder tiempo para comenzar su rectorado ejerciendo actos de despotismo y represión muy parecidos a los que han practicado los gobiernos “del cambio” estatal y del municipio de Durango desde que llegaron al poder en septiembre de 2016.

    C.P. Rubén Solís Ríos, rector de la UJED, con perfiles represores y de negros historiales inicia su gestión para recuperar la “autonomía” de la máxima casa de estudios de Durango.

    Así, una de las primeras acciones ignominiosas la está perpetrando la hoy flamante directora de Comunicación Social de la UJED, Norma Huízar Hernández, ex directora de Radio UJED, al intentar censurar, coartar o de plano desaparecer esos pocos programas críticos de esta emisora.

    Como directora de Radio UJED, Norma Huízar Hernández dejó un amargo sabor de boca a los ciudadanos radioescuchas y a la planta laboral de la estación, pues con ella esta frecuencia de comunicación perdió mucho de su valor social al acosar laboralmente y despedir a conductores especializados que inclusive fueron fundadores de esta importante estación de radio, como Aurora Soria, Rubén Castrellón y Víctor Ruiz, así como Jaime Hernández, entre otros que han sido hostigados y sustituidos por conocidos periodistas muy relacionados con el gobierno estatal en turno y con la radio comercial, que llegaron a Radio UJED a ocupar cargos relevantes sin que tuvieran el currículum ni el perfil apropiado para desempeñar sus funciones, y sin siquiera presentar los obligatorios exámenes de oposición para ocupar sus plazas.

    Norma Huízar, su paso por la política dentro del partido Morena fue más que lamentable, y como directora de Radio UJED se dedicó a despedir y a hostigar a productores y conductores que inclusive fueron fundadores de esta emisora.

    Con esta misma “política” y respaldada por el rector Rubén Solís Ríos, la directora de Comunicación Social de la UJED, Norma Huízar, y la directora de Radio UJED, Linda Cristal Rodríguez, han emprendido una nueva cacería de brujas para quitar de la programación de esta estación de radio a lo poco que queda de sus producciones radiofónicas de opinión en las que se practica una auténtica libertad de expresión, más por venganzas de carácter personal que por supuestas ineficiencias de sus productores y conductores, que ya han sido emplazados o sentenciados para que abandonen sus espacios radiales.

    El ex líder “charro” del SPAUJED, Jesús Soto Rivera, ahora ya es Subsecretario General Administrativo de la UJED.

    Si así están la situación en una estación de radio que se supone debe tener un alto nivel social y cultural, ¿cómo se irán a poner las cosas en las demás áreas de la UJED en las que ya han tomado el mando algunos de los rufianes que se adhirieron al “proyecto” del C.P. Rubén Solís Ríos en su campaña para llegar a la rectoría de esta casa de estudios?

    Uno de estos, el ex líder sindical “charro” del SPAUJED, Jesús Soto Rivera, ya ocupa la titularidad de la Subsecretaría General Administrativa (la iglesia en manos de Lutero), y habrá que esperar a principios de 2019 para saber qué puesto ocupará el nada transparente director de la Facultad de Derecho, Alfredo Reyes Santaella.

    Por lo pronto, mal empieza su rectorado el C.P. Rubén Solís Ríos, con este tipo de colaboradores cuyos historiales dejan mucho qué desear.


     

    COMPARTIR