Por qué es malo fingir orgasmos

Nayara.

Si, como lees, fingir orgasmos es malo, muy malo.  Y ¡ojo! no solo me estoy refiriendo a las mujeres, también hay muchos hombres que los fingen y, además, es tan malo para el que finge como para su pareja. Te explicaré por qué.

Cuando finges que alguien te cae bien, aunque no lo soportes, ¿por qué es? ¿Para obtener algún beneficio? ¿Para mantener una relación cordial? ¿Para no generar problemas? Pues bien, ¿para qué fingen orgasmos las personas? Ya lo sabes, para conseguir exactamente lo mismo.

El orgasmo es el punto máximo de excitación de una persona, y la mayoría de los encuentros sexuales, queramos o no, persiguen su consecución. Cuando esto no ocurre nos preocupamos y aparecen los miedos.

Image result for orgasm

Mientras que nuestra pareja se esfuerza al máximo por proporcionarnos placer, nosotros pensamos que “no vamos a llegar” y preferimos optar por la vía teatral. Queremos “quedar bien”, hacer sentir bien al otro, usando solamente una mentira piadosa. Pero ¿qué pasa cuando tu amiga gordita se acaba creyendo que ese vestido entallado le queda divino? ¡Que la pobre va por la calle como el muñeco de las llantas Michelín!

Mi recomendación es clara: no engañes. No hay nada más importante en la sexualidad de una pareja que la buena comunicación. Fingir es mentir, es engañar… por no decir que no sirve para desarrollar tus dotes de actor/actriz.

No llegar al orgasmo en una relación sexual es normal, puede ser por preocupaciones, por falta de concentración y porque, sencillamente, hay días que no estamos tan bien ni física ni mentalmente.

Otra causa más habitual aún, por desgracia, es la falta de estimulación adecuada o falta de comunicación para decir lo que a uno le gusta. Respecto a estas dos alternativas, si hacemos creer al otro que “lo hace fantásticamente”, entonces, en próximas ocasiones, pensará que hace lo que nos gusta y como nos gusta, es decir, volveremos a no tener un orgasmo.

Sin embargo, no llegar al orgasmo por sistema o no haber experimentado uno en tu vida (si tienes dudas de si lo has vivido o no está claro, nunca lo has tenido) se llama anorgasmia y se trata de una disfunción sexual. La anorgasmia la sufren muchas mujeres en el mundo y también algunos hombres (en ellos habitualmente hablamos de eyaculación retardada).

Las causas en pareja ya te las he contado, pero debes de saber que también hay personas que no logran llegar al orgasmo ni siquiera a solas. Muchas personas en el mundo no saben masturbarse, no conocen bien sus cuerpos ni sus fórmulas de placer. El autoconocimento, los tabúes, las falsas creencias y la educación sexual de cada uno tienen mucho que decir aquí.

Como ves, se trata más de una cuestión mental que de una cuestión física. Si te cuesta llegar al orgasmo o si nunca lo has experimentado, mi recomendación es que te pongas en manos de un psicólogo/sexólogo. ¡Calma, tiene solución!

Y, eso sí, deja de actuar. Fingir tus orgasmos solo es un autoengaño que te llevará a la frustración, no vas a tener más probabilidades de sentirlo, todo lo contrario. Fingir tus orgasmos solo es un engaño para tu pareja, poco menos que tomarle el pelo.

Si te importa tu relación, háblalo, sé sincero y busca ayuda profesional junto con tu pareja.

(sexperimentando.es).


 

COMPARTIR