Estos son los mejores ejercicios para ti, según tu tipo de cuerpo

Aquellos que piensan que no tienen tiempo para el ejercicio, tarde o temprano tendrán que encontrar tiempo para la enfermedad

Prácticamente estamos iniciando nuestros propósitos de año nuevo, y una vez más uno de los principales es entrar al “Gym”. Pero no solamente es ir a levantar pesas, sino saber qué ejercicio nos va mejor para nuestro tipo de cuerpo; para esto, déjame decirte que los expertos han definido tres tipos de cuerpos en base a los rasgos genéticos y corporales. ¿Eres de las personas que son propensas a acumular grasa, o formas parte del grupo de los afortunados que la queman prácticamente sin moverse? Lo determinante al comenzar a hacer ejercicio es conocer cuál es el principal objetivo que se pretende alcanzar, así como establecer una rutina de ejercicios con una dieta que lleve a una vida saludable o ajustarse a un programa de ejercicios que te permita mejorar tus características físicas.

¿No estás contento con tu figura o tu peso corporal? Entonces ha llegado el momento de que comiences a ejercitarte de acuerdo a tus propósitos. Cada cuerpo es único e identifica al individuo como las huellas digitales. La forma de tu apariencia está determinada por los genes que tienes en tu organismo y es imposible coincidir con lo que se considera un cuerpo perfecto. Sin embargo, la clave para conocer el tipo de ejercicio y la alimentación idónea para cada quien, depende de la forma de su propio cuerpo, y de saber si lo que se busca es mejorar el aspecto físico o destacar en una modalidad deportiva.

Hay características que permiten clasificar a los cuerpos en:  

Somatotipos.- En base al tejido graso y a las propiedades óseas y musculares de cada individuo. Es lo que comúnmente llamamos “la constitución física de las personas”.

Ectomorfo.- Es la típica persona alta, delgada y con cierta tendencia a doblarse hacia adelante. Posee extremidades largas, de pecho plano y le cuesta mucho desarrollar masa muscular, por lo tanto los deportes ideales son el atletismo, la natación y/o el ciclismo, pero es recomendable que te apegues a un programa de ejercicios con algo de peso para aumentar tu masa muscular. En cuanto al entrenamiento aeróbico, se ve muy limitado, porque cualquier tipo de ejercicio que hagas, si no es controlado en base a los mínimos exigidos, lo que vas a hacer es perder más peso y frenar el crecimiento de masa muscular.

Endomorfo.- Este tipo de cuerpo es opuesto al anterior. Se caracteriza por una estatura baja y de forma redonda, con un metabolismo lento que facilita la acumulación de grasa, pero al mismo tiempo es propicio para aumentar la masa muscular. Aquí se recomienda una rutina para mejorar la resistencia cardiovascular. Se empieza con un trabajo aeróbico, con ejercicios anaeróbicos (pesas) de más alta intensidad. Lo que se busca es que aumente la masa muscular y descienda de forma equilibrada el porcentaje de grasa. Los deportes idóneos son los de fuerza, potencia y equilibrio, como el levantamiento de pesas y la lucha libre. A nivel psicológico es el tipo más débil, pues le cuesta mucho esforzarse, se deprime con facilidad ante el fracaso y el avance lento, y es probable que se desanime.

Mesomorfo.- Es genéticamente el grupo más aventajado físicamente, hasta el punto de que puede parecer un atleta sin serlo. Es el clásico deportista que haga lo que haga lo hace bien y lo hace verse bien. Lo ideal es buscar deportes y ejercicios en los que se requiera combinar la fuerza y la potencia, cambiando constantemente las actividades aeróbicas que te lleven a mejorar la resistencia cardiovascular. El tenis, el fútbol, el remo y el triatlón son los deportes que se acomodan perfectamente. Este tipo de personas no deben descuidar la dieta por su tendencia a acumular grasa.

Conocer el tipo de cuerpo que tenemos es un factor importante para definir qué clase de ejercicios y dietas son apropiados. Pero si no cuentas con mucho dinero para inscribirte a un gimnasio ¡no te preocupes! Si lo que te interesa es practicar ejercicio, estos te pueden ayudar sin gastar mucho: ¡caminar, saltar la cuerda o bailar! ¡Lo importante es perder esos kilos de más!


 

COMPARTIR