Los Chinelos

 

Una comida bien preparada tiene sabores delicados que hay que retener en la boca para poder apreciarlos.

Este lugar comenzó a funcionar en el año 2014 y está ubicado en una de las calles más céntricas de nuestra ciudad de Durango, que es la calle Independencia, entre las avenidas 20 de Noviembre y Cinco de Febrero, y solo es desayunador. Pero, ¿qué significa “chinelos”? Chinelos es un vocablo que viene del náhuatl y significa algo parecido a “el que mueve bien los pies y la cadera”. Son personas que se disfrazan con una vestimenta que es incierta, pero la forma del atavío y del brinco de la vieja danza son característicos de moros y de cristianos. El recorrido que hacen es una representación que tuvo su origen en Tlayacapan, Morelos, en 1872, lugar en el que los indígenas festejaron su propio carnaval ridiculizando y burlándose de los españoles y de la religión católica.

Los Chinelos es un desayunador que cuenta con una variedad de platillos típicos de México, la ambientación y la música hacen que te sientas a gusto el tiempo que permaneces ahí. La atención es excelente, muy atenta y amable, desde que te dan la bienvenida.

Aunque es una casa antigua y sus techos son muy altos, el lugar es pequeño. La decoración es fantástica, no así su mobiliario que es grande para el espacio con el que cuentan. Los pisos, puertas y herrería son originales de aquellos años, y por lo que se ve tiene muy pocas modificaciones. 

Los baños están muy limpios y el lavamanos es de Talavera.

Lo mejor es que los alimentos se preparan en ese momento y sus costos son bastante accesibles. La loza es de barro, así que ya te imaginarás la presentación y la degustación, ya que como sabes, al servir los platillos en este tipo de material el sabor de los alimentos y de las bebidas es diferente. 

Te recomiendo que pidas como entrada el café de olla, está delicioso, y además hay refill, esto es que aunque pidas solo un café te siguen sirviendo. De desayunar pedí que me llevaran unos chilaquiles verdes, la salsa es perfecta, en su punto de sal; por si no te agrada mucho el picante, no te preocupes, que su picor no es mucho. Como entremés te llevan panecitos y mermelada, y el jugo de naranja es natural. Después ordené unos hot cakes que estaban muy bien cocidos y los puedes bañar con mermelada o con miel, esto ya depende de tu gusto personal.

Cuentan con internet, aunque por la misma ubicación de los cuartos donde están las mesas se complica que llegue la señal. El lugar en si es muy acogedor y, aunque pocos, cuenta con percheros para colocar bolsas o alguna prenda, para no dejarlas en las sillas. 

Algo destacable es que el mismo dueño del restaurante es quien atiende las mesas, su atención es muy amable, y también te encuentras con personas muy estimadas como la licenciada Michelle Bátiz, a la que tuve la oportunidad de conocer y de entrevistar en mi extinto programa de tv “Buen día” con Manolo Valdez.

Si quieres disfrutar de un agradable lugar y de exquisitos alimentos te recomiendo “Los Chinelos”.


 

COMPARTIR