Fernando Miranda Servín.

Cuando un patán y violador de derechos humanos como el director municipal de Protección Civil de Durango, Israel Solano Mejía, se sale con la suya y aplasta moral y económicamente a empleados eficaces, significa que sus superiores jerárquicos (el cabildo y el alcalde) carecen por completo de valores éticos y políticos.

El vulgar y prepotente director de Protección Civil, Israel Solano, con su principal protector, El Alcalde Opaco de Durango, José Ramón Enríquez Herrera. El hostigamiento sexual y violaciones a los derechos humanos son sus especialidades.

Éste “servidor público” de marras, en septiembre de 2018 fue denunciado por las trabajadoras Mercedes Gamboa Cárdenas y Mónica Valadez López, debido al constante acoso laboral y sexual que ejercía sobre ellas. Mónica Valadez declaró en aquella ocasión ante los medios de comunicación locales lo siguiente:

“Incluso se mete a mi oficina, se mete a mi computadora y a mi correo electrónico y me ha dejado fotos íntimas de él en mi computadora”.

Decenas de denuncias como éstas, en contra de Israel Solano Mejía, se encuentran archivadas en la inútil Contraloría Municipal de Durango, a cargo de la titular encubridora, C.P. María del Rocío Marrufo Ortiz, quien, seguramente por órdenes del Alcalde Opaco, José Ramón Enríquez Herrera, no procede legalmente en contra de este desequilibrado sujeto. Por el contrario, Mónica Valadez López, coordinadora del Sistema de Gestión de la Calidad, según testimonios de trabajadores de esta dependencia, fue castigada por Solano Mejía, quien le prohibió a todos los trabajadores de Protección Civil que hablaran con ella.

Recientemente, el pasado 6 de febrero, Israel Solano despidió despóticamente a la empleada Mercedes Gamboa Cárdenas, encargada del sistema de Solicitudes de Apertura Rápida de Empresas (SDARE), quien desde mayo de 2018 lo había denunciado ante la Contraloría municipal por acoso laboral, y en septiembre de ese mismo año, ante los actos de omisión de la Contralora municipal, declaró a los medios de comunicación que su jefe (Israel Solano) le exigía que modificara los costos de los dictámenes que realiza esta dirección para que los contribuyentes solicitantes pagaran cifras mucho mayores por este trámite ante la tesorería municipal. Como se sabe, los dictámenes que emite la dirección de Protección Civil son necesarios para la apertura de cualquier negocio que los ciudadanos quieran emprender.

Así, durante todo 2018, Mercedes Gamboa Cárdenas tuvo que soportar diariamente los maltratos e insinuaciones de Solano Mejía, que se agudizaron a partir de mayo, cuando ésta lo denunció ante la prensa duranguense, y culminaron el 6 de febrero del presente año con su despido.

“En una ocasión tuve la necesidad de faltar a mi trabajo por una fuerte migraña que padecía; al día siguiente, el director Israel Solano me preguntó agresivamente por qué había faltado, le expliqué la razón y ofensivamente me dijo que si tenía migrañas era porque necesitaba un hombre”, relata en entrevista exclusiva para razacero Mercedes Gamboa.

La trabajadora Mercedes Gamboa Cárdenas en septiembre de 2018, denunciando a Israel Solano. Finalmente fue despedida a pesar de que la Secretaria del Ayuntamiento, Claudia Hernández, y Fabián Gutiérrez, secretario particular del alcalde José Ramón Enríquez, le dieron garantías de que no sufriría represalias. Foto: Info Infusión.

A la par que acosaba a la empleada Mercedes Gamboa Cárdenas con esta clase de comentarios vulgares, el “ingeniero en seguridad computacional” convertido en psicólogo y terapeuta sexual, Israel Solano, le hacía reportes por cualquier motivo, hasta por llegar un minuto tarde, y la hostigaba impidiéndole comer en el horario establecido y negándole los permisos a los que tenía derecho.

“Me amenazaba constantemente con correrme y me hacía contratos laborales por un mes”, denuncia Mercedes Gamboa.

También, el tiránico directivo sobrecargaba de trabajo a Mercedes Gamboa impidiéndole tener personal de apoyo y, por ejemplo, de 100 dictámenes que ésta revisaba y corregía, si Solano Mejía encontraba un error en alguno de ellos era motivo suficiente para lanzar una andanada de insultos contra ella.

Finalmente, el 6 de febrero pasado Mercedes Gamboa Cárdenas fue despedida por el rijoso director de Protección Civil del municipio de Durango, Israel Solano Mejía. “Llegué a mi lugar de trabajo, en la Dirección de Protección Civil, y el director Israel Solano me recibió agresivamente diciéndome que ya no tenía nada qué hacer ahí, que estaba despedida. Quise entrar a mi oficina para recoger mis pertenencias personales y me impidió la entrada poniéndole a la puerta sellos de clausura. Desde noviembre de 2018 Israel Solano, en represalia a mi persona, comenzó a retener cientos de dictámenes de ciudadanos que necesitan abrir sus empresas, señalándome a mí como responsable de ese retraso”, finaliza la hoy desempleada Mercedes Gamboa, madre de una joven de 18 años que estudia una carrera universitaria y de un niño de 13 años, estudiante de secundaria.

Por otro lado, trabajadores de esta misma dirección de Protección Civil revelan a razacero algunas de las corruptelas graves que Israel Solano comete en el desempeño de sus funciones, como por ejemplo permitir que reconocidas empresas y hospitales de Durango no presenten sus Programas Internos, que son un requisito obligatorio que deben de cumplir para que se les autoricen sus licencias de funcionamiento.

Por lo anterior, y dado que la Contralora municipal de Durango, C.P. María del Rocío Marrufo Ortiz, El Alcalde Opaco, José Ramón Enríquez Herrera, y el cabildo en general no son más que cómplices de los actos ilegales de este directivo, es necesaria la intervención del Congreso, si es que los diputados realmente se preocupan por los intereses de sus representados, pues es una infamia que quienes “gobiernan” este municipio apelen a la “autonomía municipal” mientras atropellan los derechos humanos de los trabajadores y ponen en riesgo a la ciudadanía.

María del Rocío Marrufo Ortiz, Contralora del municipio de Durango, ignora las quejas de trabajadores en contra del director de Protección Civil, Israel Solano.

Por lo demás, y debido a la impunidad que ha imperado en esta administración municipal, amplios sectores de la ciudadanía ya solo esperan que llegue el día de las elecciones para rechazar en las urnas la posible aspiración reeleccionista del Alcalde Opaco, José Ramón Enríquez Herrera, o la candidatura de cualquiera de los “políticos” nefastos que forman parte de su círculo cercano, integrado en su mayoría por personajes altamente corruptos, como jefes policíacos fabricantes de culpables y “servidores públicos” neofascistas, agresores de la libertad de expresión, hostigadores sexuales, extorsionadores, proxenetas y ex fósiles estudiantiles. 

#ElCartón


 

COMPARTIR