¿Qué es el “Silver Fox”?

Las canas son un privilegio que debe ganarse, no un capricho de la moda. 

La anterior es la frase utilizada para describir a un hombre maduro que aprovecha las canas para elevar su estilo y magnetismo, por lo que es el momento de dejar de ocultarlas y presumirlas.

Podríamos decir que las canas son el resultado del paso del tiempo, que aparecen como consecuencia de un proceso de cambios que tienen lugar en el cabello, que hacen que, en definitiva, el pelo se vaya poco a poco volviendo blanco. Este cambio tiende a ser progresivo, apareciendo poco a poco, de forma pausada y por partes, a medida que nos vamos haciendo mayores. Primero suele afectar a las sienes, luego a la parte posterior de la cabeza y, finalmente a toda la cabellera. Las canas aparecen porque se produce un cambio en la cantidad de melanina presente en el cabello. La melanina es el pigmento que determina la coloración, tanto del cabello como de la piel. En este sentido, los cabellos castaños o negros contienen muchísima cantidad de melanina, mientras que los cabellos claros o rubios poseen muy poca.

¿Por qué aparecen las canas?

Hasta hace unos años no se conocía realmente cuáles eran sus causas. Se sabía, es cierto, que influía en ello la pérdida de melanina presente en el pelo, pero investigaciones científicas identificaron una proteína que coordina la pigmentación del cabello, por lo que la falta de esta proteína provoca la aparición de las canas. El color del cabello se encuentra determinado por dos grupos de células madre, que son las encargadas de dirigir el desarrollo y crecimiento de los folículos pilosos, y de producir el color del cabello; estas células madre son conocidas con el nombre de melanocitos. Por ello, cuando falta esta proteína en un melanocito aparece la cana.

Suele ser común que muchos hombres descubran sus primeras canas con apenas 20 años. Se trata de un proceso absolutamente normal, que es conocido con el nombre de “canas o canicie prematura”. En estos casos, lejos de ser producidas por el paso de los años, son más bien causadas por factores genéticos (la herencia influye mucho en este sentido) o por estrés. De hecho, si alguno de tus padres tuvo canas de joven y le aparecieron desde los 20 años lo más normal es que también a ti te ocurra lo mismo. Pero no debes alarmarte, ya que esa aparición es progresiva y lenta, de manera que por el hecho de descubrirte hoy una cana no significa que mañana vayas a tener muchas más y tu pelo de repente se vaya a volver blanco, o que estés envejeciendo antes de lo que creías, porque no es así. Ahora el traer canas es de lo más “IN” que puedas imaginarte ya que en la actualidad hay hombres famosos o no que su cabello se lo tiñen dando la apariencia de traer canas. De ahí el boom de las barberías. El “Silver Fox” está de moda, así que es el momento indicado para hacer a un lado los tintes que borraban las canas y dar bienvenida a un estilo más natural que celebre los años de experiencia. Las canas son un símbolo de madurez bien llevada, incluso de masculinidad y sensualidad. Al fin y al cabo, tener el cabello gris es simplemente un proceso natural, y el color de tu cabello se va haciendo neutro (gris o blanco).

Por si todavía no te convence el presumir tus canas, debes hacerlo por estas razones que seguramente cambiarán tu opinión:

Sin miedo a la edad

-Hay que dejar atrás el temor al envejecimiento y simplemente aceptar cada etapa de nuestra vida.

-Es la señal correcta para dejar salir a ese Silver Fox. Te aseguramos que si llevas con orgullo tus canas, éstas te harán lucir increíble.

Al natural

-Apuesta por dejar el color natural de tu pelo, además, lo tendrás más fuerte y sano, ya que no se debilitará con los tintes aplicados sobre él. Y lo más importante es que lo lleves con un buen corte de cabello. Usa champú y acondicionador para que le brinde una textura suave, y un buen producto para peinarlo que sea libre de colorantes.

¡¡Ahora sí, sólo falta que te decidas a cambiar tu estilo y des la bienvenida a ese Silver Fox que mantuviste a raya durante años!!


 

COMPARTIR