Vicefiscal de Derechos Humanos golpeadora

    Fernando Miranda Servín.

    Eran las 2:30 de la tarde del 23 de septiembre de 2018, cuando la señora Georgina García Corral, de 47 años de edad, visitaba a su madre enferma, la señora María Corral Pérez, de 89 años, en su domicilio de la calle Gómez Palacio Núm. 908 de la ciudad de Durango. Al estar acomodando algunos enseres en la cocina vio de reojo que su hermana, María Rebeca García Corral, con quien tenía diferencias, se le aproximaba, de pronto sintió una salvaje andanada de golpes en la cabeza, en el cuello y en la mandíbula que la hicieron caer al suelo, en donde de igual manera continuó siendo agredida con fuertes patadas. Georgina García Corral sentía con impotencia cómo su hermana, María Rebeca García Corral, le enterraba con furia los tacones de sus botas en las costillas y en la espalda, al mismo tiempo que la insultaba a gritos y la amenazaba de muerte.

    La Lic. María Rebeca García Corral, recibiendo del gobernador José Aispuro Torres su nombramiento de Vicefiscal de Derechos Humanos en enero de 2018.

    Lo anterior parecería uno de tantos hechos de violencia familiar que por desgracia suceden, si no fuera porque la agresora, María Rebeca García Corral, es ni más ni menos que la Vicefiscal de Derechos Humanos y Atención a Víctimas y Ofendidos del Delito, de la Fiscalía General del estado de Durango, cuya titular es la Lic. Ruth Medina Alemán.

    Luego de la brutal golpiza recibida, Georgina García Corral, ayudada por su hija, se trasladó al hospital de la Cruz Roja para solicitar atención médica. Posteriormente, el Dr. José Tovalín López, especialista en Ciencias Forenses y en Medicina Legal, le expidió a Georgina García Corral un Certificado Médico de Lesiones especificando equimosis y contusiones severas en la cara, la cabeza y la mandíbula, así como en la columna vertebral; lesiones que, según el parte médico, tardarían en sanar más de 60 días y ameritaban hospitalización.

    El 9 de octubre de 2018, Georgina García Corral presentó su denuncia formal ante la Fiscalía General del estado de Durango por los delitos de lesiones y amenazas en contra de la Vicefiscal de Derechos Humanos, Lic. María Rebeca García Corral,

    “pero hasta la fecha no han resuelto nada”, refiere el Lic. Saúl García Corral, hermano de la afectada.

    Por el contrario, la Vicefiscal de Derechos Humanos, Lic. María Rebeca García Corral, abusando de su poder e influencias solicitó en el Juzgado Segundo Especializado en Materia Familiar y de Control y Enjuiciamiento en Materia Penal del Primer Distrito Judicial, a cargo del Juez Javier Israel Santillán Negrete, una orden de restricción en contra de Georgina García Corral y de su hermano, el Lic. Saúl García Corral, que les impide visitar a su madre, la señora María Corral Pérez.

    La denuncia de Georgina García Corral en contra de la Vicefiscal de Derechos Humanos, Lic. María Rebeca García Corral.

    En entrevista exclusiva para razacero, el Lic. Saúl García Corral manifiesta: “Yo soy el apoderado legal de mi madre, la señora María García Pérez, pero por el tráfico de influencias perpetrado por mi hermana, la Vicefiscal de Derechos Humanos, Rebeca García Corral, fui obligado por la agente del ministerio público, María de Jesús Ramírez Meléndez, y por el juez Javier Israel Santillán Negrete a abandonar mi casa, en la calle Gómez Palacio Núm. 908, en donde vivía con mi madre. Promoví un amparo y el 11 de febrero pasado el Juzgado Tercero de Distrito me concedió la suspensión de la restricción que me impedía ver a mi madre; sin embargo, no he podido verla porque mi hermana la Vicefiscal no me lo permite pues constantemente tiene policías en la puerta de la casa de mi madre”, denuncia el Lic. Saúl García Corral.

    Policía estatal custodiando de manera irregular la casa de la señora María Corral Pérez, en la calle Gómez Palacio Núm. 908 de la ciudad de Durango.
    Hasta la policía del municipio de Durango vigila la casa de María Corral Pérez, quien está practicamente secuestrada por su hija, la Vicefiscal de Derechos Humanos, María Rebeca García Corral, según manifiesta el Lic. Saúl García Corral.

    Así las cosas, violando un amparo federal, tomándose atribuciones extralegales y utilizando recursos públicos materiales y humanos, la Vicefiscal de Derechos Humanos de la Fiscalía General del estado de Durango, Lic. María Rebeca García Corral, dirime sus conflictos familiares y, vergonzosamente, evade la acción de la justicia pues la carpeta de investigación en su contra por los delitos de lesiones y amenazas derivada de la brutal golpiza que le propinó a su hermana, Georgina García Corral, permanece archivada en la Fiscalía con la obvia complicidad de la titular de esta dependencia, la Lic. Ruth Medina Alemán.

    Esta Vicefiscal de Derechos Humanos, Lic. María Rebeca García Corral, presume de tener el apoyo incondicional del gobernador del estado, Dr. José Aispuro Torres, por lo que el Lic. Saúl García Corral le solicita por este conducto al primer mandatario estatal que tome cartas inmediatas en este asunto para garantizar la integridad física y patrimonial de él y su hermana Georgina, así como la estricta aplicación de la ley en cuanto a las lesiones y amenazas que esta servidora pública perpetró en agravio de Georgina García Corral.

    “Y también que intervenga en lo relacionado a mi madre, a quien la Vicefiscal de Derechos Humanos mantiene prácticamente secuestrada en su casa y nos impide verla”, finaliza el Lic. Saúl García Corral.


     

    COMPARTIR