Fernando Miranda Servín.

En las elecciones de 2016, si los electores del municipio de Durango hubieran sabido cómo iba a gobernar el oftalmólogo “izquierdista” José Ramón Enríquez Herrera, abanderado por la coalición PAN-PRD-MC, seguramente no habrían votado por él.

Desde el inicio de su gobierno, este alcalde y su equipo de colaboradores dieron las primeras muestras de corrupción al no fincar responsabilidades penales a los principales saqueadores priístas del trienio pasado, encabezados por el ex edil y ahora diputado local Esteban Villegas Villarreal. A este encubrimiento cómplice que obviamente tuvo tintes delincuenciales, le siguió la conformación de un gabinete abiertamente gangsteril y agresor de la clase trabajadora municipal, al que se fueron integrando algunos personajes depredadores de la administración priísta pasada.

El Alcalde Opaco de Durango, José Ramón Enríquez Herrera, cabeza de un gabinete delincuencial compuesto por directivos ordinarios y vulgares, dueños de una ruindad y miseria humana sin precedente en la vida política de este municipio.

Hoy, esos trabajadores violentados diariamente en sus derechos laborales y humanos por directivos abyectos, protegidos por la inmoralidad del presidente municipal José Ramón Enríquez Herrera, hablan a razacero solicitando el anonimato por temor a ser víctimas de represalias laborales y físicas. “A tal grado se pusieron las cosas con el Dr. Enríquez que ni siquiera en las administraciones priístas de Adán Soria y Esteban Villegas llegamos a ver tanta corrupción y abusos como ahora”, refieren de entrada.

“Los espacios deportivos que dependen del Instituto Municipal del Deporte (INMUDE) desde hace mucho tiempo no reciben mantenimiento pues el recurso que estaba destinado para estas acciones fue desviado desde el pasado proceso electoral en el que el Dr. Enríquez se fue a la campaña para ser senador”, denuncian.

“Desde hace más de un año no se le ha pagado a la casa certificadora Global STD, por lo que la mayoría de las direcciones municipales carecen de la Certificación de la Norma de Calidad. Más de un millón de pesos destinados al pago de estas certificaciones fueron desviados”, señala uno de los trabajadores entrevistados.

Y en Servicios Públicos, que es una de las direcciones del municipio de Durango en las que más actos ilícitos se cometen, los empleados apuntan: “En Servicios Públicos se realizan licitaciones ficticias para contratar a ciertos proveedores y, cuando estos no cumplen con los trabajos contratados, ni el titular de esta dirección, José Jorge Castañeda, ni la directora de la Contraloría, María del Rocío Marrufo, hacen las demandas correspondientes por incumplimiento de contrato. Estos casos se dan específicamente con las empresas que prestan los servicios de tratamiento de residuos y basura”.

José Jorge Castañeda, director de Servicios Públicos, licitaciones ficticias y ausencia de demandas contra proveedores favoritos por incumplimiento de contratos, son las corruptelas más frecuentes que este “servidor público” fomenta.

En la dirección de Protección Civil, a cargo del hostigador sexual Israel Solano, las cosas cada día empeoran pues luego de haberse publicado en la edición impresa número 161 de este medio de comunicación los actos deleznables que este directivo comete en contra de algunas trabajadoras, una de sus denunciantes, Mónica Valadez López, fue despedida por este irascible sujeto. En esta misma dirección, los bomberos exponen: “Los encargados de Recursos Humanos nos han hecho creer a los más de 80 bomberos que tenemos seguros de vida, dándonos unos formatos falsos de la Aseguradora Patrimonial Vida S.A. de C.V., que no especifican el monto de las pólizas. Hemos solicitado las pólizas al personal de Recursos Humanos, pero se niegan a dárnoslas”.

Israel Solano Mejía, titular de la Dirección de Protección Civil del municipio de Durango, el pasado 4 de marzo despidió a Mónica Valadez, una de sus víctimas de hostigamiento sexual. Con bomberos sin seguros de vida e inspectores improvisados, este nefasto personaje continúa en su cargo, protegido por el Alcalde Opaco, José Ramón Enríquez Herrera.
El formato falso que la oficina de Recursos Humanos del municipio de Durango le entrega a los bomberos haciéndolos creer que tienen pólizas de seguros de vida con la empresa Aseguradora Patrimonial Vida S.A. de C.V.

Al respecto, los bomberos manifiestan que el pasado 7 de marzo hicieron una llamada telefónica a México, a las oficinas de esa aseguradora, la Aseguradora Patrimonial Vida S.A. de C.V., preguntando por sus pólizas, y les dijeron que desde hace más de un año fueron canceladas pues las autoridades del municipio no renovaron el contrato.

Por último, trabajadores del área administrativa y de finanzas del municipio de Durango denuncian: “Es inaceptable lo que ha sucedido en este gobierno del Dr. Enríquez, y la ciudadanía debe saberlo. Hay un conferencista llamado Víctor de María, que da pláticas de ‘motivación personal’, a este tipo la dirección municipal de Educación, a cargo de Luz Elena Rodríguez González, le expide de manera bimestral un pago de dos millones de pesos; es decir, un millón de pesos mensuales”.

Víctor de María, sus eventuales conferencias de “motivación personal” y “desarrollo humano” con honorarios millonarios han sido un fracaso, pues la mayoría de los directivos municipales tienen comportamientos enfermizos y altamente destructivos. Hostigadores sexuales, violadores de derechos humanos, defraudadores, déspotas y prepotentes son la pesadilla de los trabajadores de esta alcaldía.
Felipe de Jesús Pereda Aguilar, director de Finanzas y Administración del municipio de Durango, desaseo total en las cuentas públicas. Sí hay dinero para pagos millonarios a modernos charlatanes, pero no hay recursos para solventar pólizas de seguros de vida para bomberos y mantenimiento de instalaciones deportivas.

Sin que se sepa qué papel desempeña este personaje dentro del equipo del Alcalde Opaco, José Ramón Enríquez, los trabajadores municipales manifiestan que incluso se le ve en algunas reuniones de gabinete que el edil realiza.

Así las cosas, cada día son más los trabajadores municipales que dan a conocer buena parte de las corruptelas que se cometen en esta administración fallida, dirigida por un presidente municipal impopular que hoy busca desesperadamente reelegirse pese a que ha sido rechazado vergonzosamente por el partido que lo llevó al poder, el PAN, y por el partido Morena, que recientemente lo eliminó de manera penosa de la lista de sus precandidatos a la alcaldía de Durango. También ha trascendido que destacados jerarcas nacionales del partido Movimiento Ciudadano, del que este edil es dirigente en esta entidad desde hace varios años, han desaprobado con enojo la actitud servil del Alcalde Opaco, José Ramón Enríquez, por haberse registrado como precandidato a la alcaldía de Durango en el partido Morena, para buscar reelegirse.

Ya en la recta final de este que ha sido un lamentable e infeliz trienio para buena parte de la ciudadanía duranguense y para cientos de empleados municipales que han sido víctimas de atracos, despotismos, hostigamientos sexuales y violaciones de derechos humanos por parte de los principales integrantes de la élite enriquista, que en la mayoría de las direcciones presentan desfalcos millonarios que no pueden justificar, muchas serán las sorpresas que iremos conociendo sobre lo que ha sucedido en este municipio, un municipio que el electorado le entregó al Alcalde Opaco, José Ramón Enríquez, hace casi tres años para que lo limpiara de corrupción y lo volviera funcional, y dentro de unos meses, en septiembre, lo devolverá hecho trizas, convertido en un virreinato podrido.


 

COMPARTIR