Fernando Miranda Servín.

Son ampliamente conocidos por la ciudadanía duranguense, pues la mayoría de ellos desde hace más de una década han vivido a expensas del erario, ya sea como funcionarios municipales o estatales, o brincando de una regiduría a una diputación y viceversa. Algunos de ellos se han ganado a pulso el repudio de amplios sectores sociales y de los trabajadores que han estado bajo sus órdenes, quienes los califican de corruptos, despóticos y violadores de sus derechos laborales y humanos. No han abonado gran cosa al progreso de Durango, pero ahí están ocupando altos cargos y frenando a quienes tienen entusiasmo por sacar adelante a sus familias, a sus comunidades y a esta entidad.

Son muchos, y este pueblo los ubica muy bien, pero en nuestras próximas tres 

ediciones enumeraremos a algunos de estos personajes que por razones insospechadas e increíbles hoy son candidatos a alcaldes o conforman las planillas de estos para aspirar a ocupar sindicaturas y regidurías en el proceso electoral que está en curso y culminará el próximo 2 de junio. Son intolerantes, inaguantables, detestables… ellos son Los Tóxicos.

Claudia Ernestina Hernández Espino

Forma parte de la planilla del candidato del PAN a la alcaldía de Durango, Jorge Salum, aspirando a la quinta regiduría. De 2004 a 2007 fue regidora del Ayuntamiento de Durango por el PAN, cargo que dejó para inmediatamente ser diputada local de 2007 a 2010; luego de desempeñar este cargo sin pena ni gloria, ocupa varios puestos en el Comité Directivo Estatal del PAN para reaparecer en 2016 como aspirante a la sexta regiduría en la planilla del Alcalde Opaco, José Ramón Enríquez Herrera, que obtuvo la alcaldía del municipio de Durango bajo las banderas del PAN, PRD y MC. En los inicios de esta administración municipal corrupta, el edil Enríquez Herrera la nombra Secretaria Municipal y del Ayuntamiento de Durango, cargo desde el cual coordina el despido masivo e injustificado de cientos de trabajadores de este municipio, manteniendo en altos cargos dentro de su equipo de trabajo a conocidos priístas corruptos. Su poca operatividad política le provocó al Alcalde Opaco de Durango, José Ramón Enríquez, varios descalabros, entre los más notorios el fracaso del Corredor Universitario, un proyecto pésimamente planeado que fue rechazado por la ciudadanía.

Claudia Hernández Espino, como Secretaria Municipal y del Ayuntamiento orquestó el despido injustificado de cientos de trabajadores y la cancelación de convenios publicitarios de algunos medios de comunicación críticos.

Claudia Hernández, de piel sumamente sensible, como alta funcionaria del municipio de Durango se caracterizó, junto con el edil Enríquez Herrera, por aplicar la política del “te pago para que te calles”, fustigando a periodistas y promoviendo la cancelación de convenios publicitarios de determinados medios de comunicación críticos. Luego de perder la candidatura a la alcaldía de Durango en la reciente elección interna del PAN, frente a Jorge Salum, Claudia Hernández renuncia a la Secretaría del Ayuntamiento de este municipio y regresa a la sexta regiduría para posteriormente, luego de negociaciones desconocidas, integrarse a la planilla de Salum del Palacio, ahora como aspirante a la quinta regiduría.

Por sus malos resultados al frente de los cargos que ha ocupado, por haber perjudicado a cientos de trabajadores a los que dejó desempleados de manera injusta y por ser abierta agresora de la libertad de expresión, Claudia Hernández es Tóxica.

Londres Botello Castro

También forma parte de la planilla del panista Jorge Salum del Palacio como aspirante a la cuarta regiduría. En el 2004 fue “subsecretario de atención ciudadana” en el trienio municipal del actual gobernador de Durango, José Aispuro Torres. Al inicio del sexenio “del cambio”, Londres Botello es designado Secretario Técnico de la Comisión Estatal de Suelo y Vivienda (COESVI). Desde este cargo, Londres Botello se dedicó a despedir y a amedrentar a empleados de esta comisión para forzarlos a integrarse al Sindicato de Trabajadores al Servicio de los Tres Poderes, dirigido por María del Carmen Villalobos Valenzuela. Al respecto, los representantes del Sindicato Independiente de Trabajadores de la COESVI, Juan Carlos Galarza y Raúl Quezada, manifestaron en mayo de 2018 a este medio de comunicación los intentos de Londres Botello ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para desaparecer su sindicato y eliminar también al sindicato oficialista. En este juego perverso de presiones y hostigamientos a los trabajadores, Londres Botello ha sido uno de los principales artífices para que a los trabajadores de la COESVI se les nieguen prestaciones de ley y hasta apoyo de gastos funerarios.

Londres Botello Castro, hostigador laboral de los trabajadores de la COESVI.

Londres Botello es definido por los trabajadores de esta dependencia descentralizada como un servidor público despótico, prepotente y mal intencionado, dentro de una COESVI permeada por la corrupción. Londres Botello es Tóxico.

Espere la segunda entrega de esta serie en la edición de nuestro septimo aniversario este próximo  1 de mayo.


 

COMPARTIR