Julieta Fierro

De la redacción de razacero.

Julieta Norma Fierro Gossman, también conocida como Julieta Fierro, es una reconocida astrónoma y prestigiada académica divulgadora de la ciencia. Nació el 24 de febrero de 1948 en la Ciudad de México. Realizó sus estudios elementales en el Liceo Franco Mexicano, y cursó la preparatoria en la Universidad Motolinía, un internado dirigido por religiosas. Estudió la licenciatura en Física y la maestría en Astrofísica en la UNAM. Sabe hablar francés, es madre de dos hijos, feminista, auténtica comunista, le gusta el mambo, baila salsa y es conocida también como la rockstar de la ciencia. “Yo invento piropos astronómicos, por ejemplo: cada uno de tus carbonos, nitrógenos y oxígenos estuvieron en una estrella, se repartieron por el Universo y finalmente llegaron a mí” o “cada uno de tus protones lleva 13 mil 800 millones de años viajando por el Universo formando nuevos elementos y finalmente estás aquí para mí”, suele decir divertida.

Realizó una serie de televisión llamada Más Allá de las Estrellas, que obtuvo el primer lugar de video científico en México en 1998. 

La doctora Julieta Fierro es Investigadora Titular de tiempo completo del Instituto de Astronomía de la UNAM y profesora de la Facultad de Ciencias de esta casa de estudios.

El área de trabajo de Julieta Fierro ha sido la materia interestelar y sus proyectos más recientes se refirieren al Sistema Solar.

PAG-8-3

Fue directora general de Divulgación de la Ciencia de la UNAM en el periodo comprendido entre el 17 de marzo del 2000 y enero de 2004. Es presidenta de la Sociedad Mexicana de Museos y Centros de Ciencia y de la Academia Mexicana de Profesores de Ciencias Naturales.

Ha escrito 41 libros, de los cuales 23 son de divulgación científica, y decenas de artículos en diversas publicaciones. Uno de sus escritos se publicó en idioma maya. Participó en la realización de la sala de astronomía de Universum, el museo de las ciencias de la UNAM, mismo del que fue directora, y dirigió también el Museo “Descubre” de Aguascalientes. Colaboró en la creación de un museo de ciencias en Puerto Rico y de los observatorios Mc Donald, en Estados Unidos, y Suderland, en Sudáfrica.

Fue elegida miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua el 24 de julio de 2003, tomando posesión de la silla XXV el 26 de agosto de 2004. También fue ungida como miembro correspondiente de la Real Academia Española el 21 de abril de 2005.

En 2006 fue galardonada con el Master de Oro y un Doctorado Honoris Causa del CITEM. En 2007 recibió la Medalla de Oro de la Universidad Latinoamericana y se instituyó la medalla Julieta Fierro.

PAG-8-2

Con el 2009 llegaron el Premio Sor Juana Inés de la Cruz que otorga la UNAM y un doctorado Honoris Causa de la Universidad Autónoma de Morelia. En el transcurso de 2010 recibió la presea Sebastián y un homenaje del Liceo Franco Mexicano. En 2011 fue la acreedora de las Medallas Vasco de Quiroga y de la Sociedad Astronómica de México. A su vez, durante 2012 logró los Reconocimientos de Mujer Notable de Sanofi y Clara Zetkin.

Diversas bibliotecas, planetarios, escuelas y laboratorios llevan su nombre en nuestro país, y la Sociedad Astronómica de San Luis Potosí también lleva su nombre desde 2004.

Entre sus obras destacan: “La astronomía de México”, “Cartas astrales”, “Un romance científico del tercer tipo”, “La familia del sol” y “Las nebulosas planetarias”.

Una de las principales cualidades de Julieta Fierro es que ha hecho que la astronomía no sea una ciencia más, pues a través de sus obras y su trabajo de divulgación en conferencias ha logrado que, con un lenguaje sencillo, la astronomía sea entendida por niños y adultos.

Julieta Fierro lamenta que para el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador la ciencia no sea una de sus prioridades “pues de las 228 páginas que consta el Plan Nacional de Desarrollo, solo en un breve párrafo se refiere al sector de ciencia y tecnología”, dice, y agrega: “Me imagino que López Obrador no tuvo buenos maestros ni de física ni de química en la escuela, y por eso no se enamoró de la ciencia y no pudo entender su gran utilidad”.

La doctora Julieta Fierro, jovial a sus 71 años, continúa su labor de divulgación científica que por más de 40 años ha realizado con pasión y mucho éxito.


 

COMPARTIR