René Bejarano, Dolores Padierna y el crimen organizado

    La senadora Dolores Padierna y su esposo René Bejarano, oscuras relaciones con delincuentes peligrosos.

    De la redacción de raza cero.

    El artista plástico y comunicólogo mexicano, Juan Carlos Martínez Nava, ganador del Premio José Vasconcelos, otorgado por destacados intelectuales del Seminario de Cultura Mexicano, fundado por Mariano Azuela, Frida Kahlo, Carlos Bracho, Julián Carrillo, Francisco Díaz de León y Manuel M. Ponce, entre otros destacados mexicanos, asentó que el crimen organizado ha atentado contra su persona y su familia.

    Guillermina García Zavala, empleada de la Subdirección de Alto Riesgo Estructural, del INVI-DF. Largo historial de corrupción.
    Guillermina García Zavala, empleada de la Subdirección de Alto Riesgo Estructural, del INVI-DF. Largo historial de corrupción.

    “La delincuencia organizada ha penetrado organismos como el Instituto de la Vivienda del Distrito Federal (INVI-DF), la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF) y grupos pertenecientes al Partido de la Revolución Democrática (PRD), así como también ha alcanzado a senadores y diputados, quienes se encuentran vinculados con grupos delictivos dedicados a despojar de bienes inmuebles, robar y privar ilegalmente de su libertad a los grupos más desprotegidos y vulnerables de la capital del país, con el mismo modus operandi que se practica en varios estados de la República”, dijo.

    Como es sabido, el artista plástico Juan Carlos Martínez fue desposeído de sus bienes (más de mil libros de su biblioteca, pinturas valiosas y equipo de cómputo) el día 14 de marzo del presente año (averiguación previa Núm. FCH/CUH-8/T1/01102/14-03); al respecto, comentó que a 62 días de haberse cometido el robo por personal del INVI-DF y por grupos de choque pertenecientes a las huestes de Izquierda Democrática Nacional, corriente política perredista dirigida por René Bejarano y la senadora Dolores Padierna, aún no se realizan los peritajes correspondientes, violando así el artículo 17 de la Carta Magna, que especifica que la administración de la justicia debe ser pronta y expedita.

    PÁG. 8

    “Ya se está demoliendo el edificio en donde fueron los hechos, y los plazos de las diligencias cada vez se amplían más, como la ratificación y ampliación de la denuncia o querella, la presentación de los testigos de los hechos y, por si fuera poco, la inspección ocular del inmueble, que ya está siendo derruido con la autorización de las propias autoridades, haciendo caso omiso del estado que debe de guardar un inmueble cuando en el se ha cometido un delito”, manifiesta Martínez Nava.

    El predio en donde el artista Juan Carlos Martínez Nava tenía su negocio de arte está ubicado en la calle Dr. Río de la Loza 234, colonia Doctores, en la delegación Cuauhtémoc. “Con esta actuación ilegal de las autoridades del gobierno del D.F., están borrando todas las evidencias del delito del que fui víctima.

    “Es lamentable que los ciudadanos ajenos a los grupos políticos no podamos acceder a esos proyectos de “vivienda digna”, ya que forzosamente debemos coludirnos con estos gremios que ya se convirtieron en organizaciones delictivas”, denunció Juan Carlos Martínez Nava.

    “Una funcionaria del INVI-DF, que se hace llamar Guillermina García Zavala, Guillermina Correa o Guillermina Rebeca Correa Zavala, de la Subdirección de Alto Riesgo Estructural, hace compromisos ilegales con el PRD, como compra de votos y manejo de grupos de choque autorizados. La actitud de esta dependencia viola el artículo 4º de nuestra Constitución que especifica que todos tenemos derecho a disfrutar de una vivienda digna y decorosa, pero esto no es más que una falacia y una utopía, ya que los funcionarios de este organismo trafican influencias para beneficiarse a sí mismos y beneficiar a su partido, el PRD”, continúa el creador.

    Juan Carlos Martínez Nava fue privado de su libertad de manera ilegal (sin orden de aprehensión) el 14 de marzo pasado por negarse a desalojar el local en donde tenía su negocio de arte. Al ser liberado cuatro días después, se encontró con la sorpresa de que su negocio había sido saqueado: más de mil libros, una veintena de pinturas y un equipo de computación habían desaparecido. “Cuando entré a mi local estaban adentro empleados del INVI-DF y grupos de choque de René Bejarano y Dolores Padierna; todo mi patrimonio había desaparecido, les pregunté que dónde estaban mis cosas y se hicieron pendejos, me contestaron que no sabían”, señala.

    Sandra Gómez Hernández, supuesta comadre de René Bejarano y la senadora Dolores Padierna, es la lideresa del grupo de choque de IDN que, junto con empleados del INVI-DF y policías, desalojó y detuvo ilegalmente al artista. Sandra Gómez cuenta con varias averiguaciones previas en su contra, en la procuraduría capitalina, que datan de los años 2001, 2003, 2009 y 2014, la mayoría por fraude ya que solicitaba (y solicita) 60 mil pesos a cada persona o familia con la promesa de entregarles departamentos del Instituto de la Vivienda del Distrito Federal, pero permanece impune; cuenta con una orden de aprehensión en Tijuana, B.C., por el delito de transporte de explosivos pirotécnicos, en el Juzgado 13 de Distrito, con el número de proceso 235, oficio 9962. También, en el año 2001 fue acusada por el delito de robo por asalto a una bodega de instrumentos médicos con un valor de siete millones de pesos, en la delegación Gustavo A. Madero.

    El 20 de febrero de 2006, la agencia Notimex y el periódico Crónica publicaron la captura de Jesús Gómez Hernández, pseudo agente judicial y hermano de esta supuesta líder perredista Sandra, de mismos apellidos. Jesús Gómez Hernández dirigía a una banda de siete ladrones que fueron detenidos en posesión de artículos electrónicos que robaron de transportes de carga y de diversas tiendas de la colonia Narvarte, en la delegación Benito Juárez. Esta mercancía robada era almacenada en una bodega con razón social “Salón Colonial”, ubicada en la calle Manuel Gutiérrez Nájera, en la colonia Obrera, en donde ocultaban televisores, modulares, colchones, comedores y sillas.

    Esta banda de asaltantes, relacionada con la lideresa perredista Sandra Gómez Hernández, sigue operando desde el Centro de Readaptación Social Norte y, en complicidad con otros delincuentes del exterior, extorsiona tiendas Coppel y sucursales Elektra.

    COMPARTIR