¿Quieres tener más orgasmos? ¡No te quites los calcetines!

Aunque para muchos la palabra “fetiche” puede ser un poco intimidante, es una práctica común e inofensiva que, de hecho, puede mejorar la experiencia sexual. La lencería tiene un efecto directo en la estimulación sexual, pero cuando pensamos en prendas sexis lo que se viene a la mente es un sujetador provocativo o algún pantalón corto ajustado. Te traemos nuevas noticias: el uso de calcetines ayuda a tener más orgasmos. Dejarse los calcetines para tener relaciones sexuales es una de las prácticas más cuestionadas por algunos de los cánones eróticos de nuestros tiempos, pero la ciencia demuestra que tiene efectos beneficiosos.

Ha llegado la hora de sacar los calcetines del oscurantismo de tu armario y dejar de pensar que son lo primero de lo que tienes que deshacerte a la hora de tener sexo. Dejarte las calcetas puede traerte más sorpresas plácidas de lo que imaginas. Un estudio reciente comprueba que quienes se dejan los calcetines durante el romance tienen razones de peso para hacerlo. Ninguna otra prenda puede compararse con el deleite que brinda el usar calcetines al tener sexo.

Según los últimos descubrimientos, se ha determinado que el número de aquellos que alcanzan el orgasmo con los pies cubiertos es significativamente mayor respecto a los que no. El frío impide el flujo de la energía y de la sangre, mientras que el calor que puede mantenerse con los calcetines, lo alienta. Además, proporciona mayor seguridad y comodidad, elementos imprescindibles para concentrarse en el gozo.

Al sentir calor, la persona se siente libre de tensiones y disfruta más del sexo. Los científicos asocian el aumento de la libido con el calor de los pies proporcionado por los calcetines.

Beneficios de los calcetines.- Aunque no resulte una idea muy erótica y la tradición nos haya hecho verlos pocos sexis, dejarse los calcetines trae numerosas ventajas al organismo y especialmente a la intimidad del ser humano. El uso de calcetines proporciona los siguientes beneficios:

1.- Mantienen los pies a temperatura cálida y confortable.

2.- Sostienen la autorregulación del cuerpo.

3.- La sangre irriga de manera directa a los genitales.

4.- Ayuda a conciliar el sueño posterior al orgasmo. Las venas se dilatan, el calor se expande por todo el cuerpo y el cerebro entiende que ha llegado el momento de descansar.

Recomendaciones para usar calcetines

Para alcanzar todas las bondades que nos proporciona llevar puestos los calcetines es propicio aprender a usarlos de manera adecuada, teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones:

1.- Mantén una correcta higiene de los pies.- Antes de colocarse los calcetines, es recomendable lavarse los pies y secarlos bien entre los dedos para evitar la aparición de hongos.

2.- No vayas a la cama con los calcetines usados todo el día.- Lo apropiado es acostarse con calcetines limpios. Es fundamental cambiarse el par de manera habitual, especialmente tras volver a casa por la noche.

3.- Los calcetines deben ser holgados y no muy gruesos.- La intención es mantener la circulación y que no resulten un obstáculo en la fluidez de la sangre.

Es mejor comprar los hechos a base de hilo o de algodón y evitar los de fibra sintética y lana para que el pie no transpire y no aparezcan bacterias.

Utiliza una buena crema hidratante antes de ponerte los calcetines, para mantener una piel suave en los pies.

¿Quién dijo que dejarse los calcetines puestos no se ve bien durante el sexo? La idea de que las calcetas no son sexis está a punto de venirse abajo y cada día se confirma más. El uso de calcetines ayuda a tener más orgasmos. Así que no te propongas quitarte esta prenda durante el sexo. ¡¡No esperes más!! ¡¡Ve a tu cajonera y elije los que más te gusten para esta noche… y a disfrutar!!


COMPARTIR