Javier Trejo, la trova al servicio de la humanidad y del planeta

    De la redacción de razacero.

    Javier Trejo es un cantautor singular, de esos que a pesar de que sus canciones contienen importantes mensajes no se escuchan en la radio ni en los canales de televisión. Trovador por excelencia, ha desarrollado su activismo musical en foros y planteles educativos de Durango bajo el esporádico patrocinio de las principales instituciones culturales de esta entidad.

    La labor socio-cultural de Javier Trejo va más allá de ofrecer simples recitales musicales, pues estos forman parte de proyectos que deberían de tener alcance nacional y ser apoyados por el gobierno federal, los gobiernos estatales y la iniciativa privada.

    Javier Trejo, un cantautor y trovador de gran calibre, cuya voz, hoy más que nunca, es necesario que se escuche.

    Por desgracia, las entidades gubernamentales siempre han dejado la cultura en último lugar, al grado de disminuir los presupuestos para su fomento y difusión, y los pocos recursos que quedan, por corrupción o favoritismos, son repartidos entre élites muy selectas no siempre competitivas, por lo que la iniciativa privada se está convirtiendo en la única opción para promover manifestaciones artísticas de calidad que puedan tener cierta repercusión social.

    En este contexto, Javier Trejo expone en entrevista exclusiva para razacero su proyecto llamado “Al rescate de valores a través de la música”, en el que aborda problemáticas como el alcoholismo, drogadicción, suicidio, embarazo adolescente y equidad de género, apoyándose con temas musicales de su autoría que tienen la finalidad de fortalecer los valores en la familia.

    A la pregunta de cómo se encuentra la humanidad, Javier Trejo responde:

    “En cierto porcentaje todos somos culpables de lo que nos sucede como sociedad con nuestras acciones negativas, pero cuando hay acciones positivas como las presentes, estas son las que pueden cambiar al mundo, si empezamos a efectuar cambios en nosotros mismos”.

    Este importante proyecto Javier Trejo lo desarrolla en sus recitales interactuando con los asistentes.

    ¿El lugar? –se le pregunta: “Auditorios, teatros, plazas, canchas deportivas y lugares propios, de acuerdo a la importancia que la institución quiera darle al evento. El objetivo es crear conciencia de que podemos ser mejores como especie si rescatamos los valores humanos y los aplicamos en todas las vicisitudes de nuestra vida, ya que los valores pilares de nuestra esencia humana, como la paz, el amor, la justicia, el respeto y la fe en nosotros, se están desmoronando en nuestra sociedad, y hemos perdido la capacidad y el coraje de defenderlos”.

    El otro proyecto de Javier Trejo, “Cuidado de nuestro aún hermoso planeta”, comprende temas de carácter ambientalista que nos hacen reflexionar sobre la urgente necesidad de defender nuestros recursos naturales y frenar la destrucción de nuestro hábitat, que es el planeta Tierra.

    Esperemos que las principales instituciones culturales de Durango, el ICED y el IMAC se interesen en los proyectos de Javier Trejo, un cantautor y trovador al servicio de la humanidad y del planeta.


    COMPARTIR