Andrea Palma

    De la redacción de razacero.

    Guadalupe Bracho Pérez Gavilán, más conocida en el cine de rumberas y de arrabal como Andrea Palma, nació en la ciudad de Durango, Dgo., el 16 de abril de 1903, y es considerada por los grandes conocedores del cine como La Primera Diva de México y del cine latinoamericano, luego de su exitoso papel en la película “La mujer del puerto”, filmada en 1933 bajo la dirección de Arcady Boytler.

    Hija de Luz Pérez Gavilán y Julio Bracho y Zuloaga, hacendado y propietario de una industria textil, mostró interés por la vida artística desde su infancia, ya que sus juegos infantiles giraban en torno a grandes espectáculos imaginarios, que compartía con su prima, Dolores Asúnsolo, la célebre Dolores del Río.

    PAG-8-2En 1913, luego de que su familia perdiera sus posesiones en la Revolución Mexicana, se trasladaron a la ciudad de México, donde comenzó a diseñar el vestuario de las representaciones escolares. Por esta época vio por primera vez una película muda estadounidense, experiencia que la dejó deslumbrada.​ Más adelante, por invitación de su primo, el actor Ramón Novarro, pasó una temporada en Hollywood, sin que visitara ningún estudio de cine, pues su padre se lo prohibió.

    A principios de 1920 se inició en el diseño de sombreros para apoyar la economía familiar, y estableció un negocio llamado “Casa Andrea”, en el centro de la ciudad de México, de donde tomó su nombre artístico, añadiéndole el apellido de una de sus clientes, la elegante Sra. Palma.

    Ya como Andrea Palma, incursionó en el teatro teniendo su primera oportunidad reemplazando a su amiga Isabela Corona, quien dejó su papel por maternidad.

    Cierra su negocio y se une a una compañía de teatro, viajando a EE.UU., a principios de la década de los años 30, ayudada por el joven y seductor Cecil Kellaway, haciendo pequeños roles en los filmes de sus primos, Dolores del Río y Ramón Novarro, y como consultora de moda y de maquillaje de la diva alemana Marlene Dietrich.

    PAG-8-3

    Así, en 1933 es llamada por un grupo de cineastas mexicanos para ofrecerle el mítico papel de “Rosario”, en “La mujer del puerto”, dirigida por el director ruso Arcady Boytler, discípulo de Sergei Eisenstein. Este filme fue tan impactante que Andrea Palma pasó de ser una actriz desconocida a ser una superestrella a nivel internacional, y en los siguientes años fue muy solicitada, alcanzando un enorme prestigio. “La mujer del puerto” narra la historia de una joven mujer que queda devastada tras la muerte de su padre y el engaño de su novio. Abandona su pueblo, Córdoba, y emigra al puerto de Veracruz, en donde se convierte en una enigmática prostituta que “vende placer a los hombres que vienen del mar”. Rosario busca a su hermano perdido, que dejó de ver desde que era una niña, y tras una noche de pasión con el marino Alberto (interpretado por Domingo Soler) el destino le revela una cruel sorpresa: el marino Alberto es su hermano, por lo que desesperada decide suicidarse aventándose al mar embravecido en medio de una tormenta.

    Su siguiente película fue completamente opuesta a “La mujer del puerto”, pues interpretó a la famosa poetisa Sor Juana Inés de la Cruz, en 1935.

    Andrea Palma retorna a Hollywood, hace filmes latinos y giras teatrales, y en 1943, en México, es dirigida por su hermano, Julio Bracho, en el clásico melodrama “Distinto amanecer”, rodado en 1943 al lado de Pedro Armendáriz. En este filme también icónico, Andrea Palma le da vida a Julieta, una esposa frustrada de día y fichera de noche, siendo considerada esta actuación como la mejor en su extensa carrera. Después de otras películas, incluyendo Tarzán con Johnny Weissmüller, en 1948, Andrea viaja a España y conoce al actor Enrique Díaz Indiano, su único esposo. Cuando Andrea regresó a México, pasó del género dramático a roles de gran carácter. En los años 50 hizo dos producciones clásicas junto a la actriz cubana Ninón Sevilla, dirigida por Alberto Gout, interpretando a la dueña de un cabaret y honorable dama de la mejor sociedad de Guadalajara, en “Aventurera”, en 1950, y a una sufriente esposa, en la película titulada “Sensualidad”, en 1951.

    En 1955 fue dirigida por la leyenda del cine mundial, Luis Buñuel, en el rodaje “Ensayo de un crimen”. Continuó participando en películas mexicanas hasta la década de los años 70, y trabajó con su sobrina Diana Bracho en la serie “Ángel Guerra”, en 1979, año en que se retira debido a sus diversas dolencias físicas.

    Andrea Palma, en sus últimos años de vida se recluye en la Casa del Actor, en la Ciudad de México, lugar en donde fallece el 6 de octubre de 1987, a los 84 años de edad, ocupando desde entonces un lugar privilegiado en la historia del cine mexicano.


    COMPARTIR