9 cosas que las parejas muy sexuales tienen en común

Mientras que algunas parejas luchan por mantener la acción en la cama más prendida que nunca, hay otras que cuentan con un fuerte lazo sexual.

Pero aunque parece que las parejas muy sexuales no se esfuerzan nada al respecto, esto tampoco es fortuito, pues hay varias cosas que tú y tu pareja podrían aprenderles.

Si buscas ser más sexual con tu pareja, mira las prácticas de aquellas con más acción y aplica algo.

1.- Pasan más tiempo juntos

Aunque pueda parecer obvio, la falta de tiempo compartido es lo que destruye la intimidad. Una jornada laboral pesada te deja exhausta al final del día, poniendo al sexo como lo último en tu mente. Pero, a veces, incluso cuando tienes tiempo libre, rara vez lo dedicas a tu pareja.

Lo que hace que las parejas altamente sexuales se destaquen es el hecho de que priorizan pasar tiempo juntos. Las parejas ocupadas con estilos de vida agitados también tienen la práctica de programar al menos 30 minutos para pasar con su pareja.

Esto no siempre tiene que significar sexo, pueden hacer casi cualquier cosa: hablar, tocar, abrazar, entre otras cosas.

2.- Quieren complacer y ser complacidos

Este es el secreto para tener un buen sexo: dar y recibir.

A veces nos vemos atrapados en un intenso deseo de sentir placer y olvidar que nuestra pareja también tiene necesidades y deseos sexuales; por ejemplo, algunas personas aman recibir sexo oral, pero son reacias a darlo.

Las parejas altamente sexuales no tienen ningún problema con esto; les encanta ser complacidos, pero también tienen como objetivo hacer que su pareja se sienta de la misma manera.

3.- Hablan sobre el sexo

Tener una vida sexual apasionada en una relación a largo plazo necesita trabajo. La comunicación es la clave de una relación sólida, pero también es importante para la vida sexual.

No te sientas incómodo hablando de sexo. ¿Cómo pueden complacerse mutuamente si no especifican lo que quieren, no quieren, o no les gusta? Comuníquense, hablen e intercambien ideas y pensamientos. Hablar de sexo les ayudará a comprender las necesidades sexuales de tu pareja y las tuyas.

 4.- Son seguros

Cuando no te sientes seguro, es menos probable que tengas relaciones sexuales. Pero en cuanto te sientes cómodo en tu propia piel y aprendes a amar tu cuerpo, tu vida sexual recibirá un impulso significativo.

Las parejas altamente sexuales saben que no deben obsesionarse con el aspecto de sus cuerpos y no se sienten incómodas estando desnudas frente a su pareja. Si quieres más sexo, aprende a amarte a ti misma. Recuerda, las imperfecciones te hacen perfecta.

5.- Se acuestan al mismo tiempo

Tus hábitos para dormir también cuentan. El simple acto de acostarse al mismo tiempo como pareja puede ayudar a mejorar la intimidad.

Y no, esto no significa que tienen sexo absolutamente todas las noches. ¡Tanto los actos sexuales como los no sexuales son importantes!

6.- Experimentan

Practicar siempre la misma posición sexual produce monotonía y hace que las relaciones sexuales parezcan robóticas y sin emociones. El sexo debe ser pasión, emociones crudas y la excitación increíble combinada con movimientos fuertes que te dejan sin palabras.

Las parejas altamente sexuales no tienen miedo de experimentar con diferentes posiciones, juguetes sexuales, lugares para hacerlo y otras cosas que hacen de su vida sexual un verdadero país de las maravillas. Así que experimenta, cambia de posición y sé creativa.

7.- Confían el uno en el otro

Una cosa con la que las parejas altamente sexuales no pueden funcionar es la falta de confianza. Enfrentémoslo, no puedes ser una pareja sexual o esforzarte por construir intimidad y pasión, y tener problemas de confianza.

La intimidad y la confianza van de la mano; no puedes tener una sin la otra. Las parejas altamente sexuales han superado sus problemas de confianza y han eliminado esta importante barrera para una vida sexual increíble.

8.- Ambos inician el sexo

En la mayoría de las relaciones, una persona inicia el sexo mientras que la otra pareja decide si está dispuesta a hacerlo o no. Eso es aburrido y disfuncional, especialmente si el iniciador sigue siendo abofeteado por el rechazo. Cuando solo una persona inicia el sexo, eso limita la frecuencia de las relaciones sexuales.

Muchas parejas dejan de tener sexo principalmente porque se espera que solo una persona comience la “sesión”, por lo que se frustran y dejan de intentarlo.

Las parejas altamente sexuales también evitan con éxito este obstáculo. Ambos inician el sexo y, por lo tanto, aumentan la frecuencia de las relaciones sexuales. Como no son rechazados todo el tiempo, ninguno de los dos tiene miedo de participar en la iniciación sexual.

9.- Rapidines

No existe una regla que dicte que debes tener relaciones sexuales en la cama, antes de quedarte dormido. Puedes tener relaciones sexuales en cualquier momento, en cualquier lugar y ni siquiera necesitas juegos previos largos. ¡Los rapidines existen por una razón!

Las parejas altamente sexuales adoptan los beneficios de los rapiditos y tú también deberías. Un rapidín puede ser muy apasionado y hacerte sentir genial. No hace falta mencionar que también te sientes travieso y más seguro. ¡Inténtalo!

Así que recuerda: las parejas más sexuales priorizan pasar un tiempo juntos, hablan sobre sexo y experimentan con diferentes posiciones. Para ellos, la comunicación y la confianza son componentes importantes de una vida sexual fuerte.

¿Vas a seguir sus pasos o le tienes miedo al éxito?

(actitudfem.com).


COMPARTIR