Municipio de Rodeo, tierra sin ley

De la redacción de razacero.

En el ejido División del Norte, del municipio de Rodeo, Durango, un adinerado cacique ha estado comprando parcelas al mejor postor, y quien se niegue a venderle sus tierras sufre las consecuencias de sus represalias. Se trata de Sergio Ramírez Alvarado, quien desde hace por lo menos tres años ha venido sembrando el terror en esta región, donde las extensiones son muy cotizadas por sus pastizales. Hoy, Sergio Ramírez Alvarado ya es el Comisariado ejidal de esta demarcación compuesta por 55 ejidatarios, de entre los cuales Ildefonso Arreola Cortez fue el único que se atrevió a denunciarlo por violar leyes y normas que rigen la propiedad ejidal. En entrevista exclusiva para razacero, Ildefonso Arreola Cortez expone:

“Sergio Ramírez Alvarado no pertenecía al ejido División del Norte, por lo tanto no tenía derecho a adquirir parcelas. Yo me opuse a este abuso y Sergio Ramírez emprendió de inmediato represalias constantes hacia mi persona poniendo cabezas de ganado en mi parcela para acusarme de abigeato, también ha tratado de expulsarme del ejido falsificando actas ejidales firmadas por ejidatarios ya fallecidos. Esto lo sabe el Visitador de la Procuraduría Agraria, Alejandro Lucero Ramos”, manifiesta Ildefonso Arreola Cortez.

Como estos intentos de represalias abiertamente delictivas no han surtido efecto, el cacique Sergio Ramírez Alvarado optó por tomar otro tipo de medidas más drásticas en contra de su detractor, Ildefonso Arreola Cortez, quien detalla: “Hace un año me mandó a unos pistoleros para matarme, pero me enteré y pude evitar la agresión. Acudí a la Fiscalía General del estado a denunciar el hecho, pero hasta la fecha ni siquiera han citado a declarar a Sergio Ramírez pues éste tiene relaciones de amistad con el ministerio público de esta región. En la Fiscalía, extrañamente, hay dos carpetas de investigación por los hechos que denuncié, la número RD/047/18 y la número R/015/2018”.

PAG-5-3
La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Durango, una institución obsoleta que lleva más de tres meses sin atender la queja del ciudadano Ildefonso Arreola Cortez, por actos de omisión perpetrados por personal de la Fiscalía General a cargo de la Lic. Ruth Medina Alemán.

Así las cosas, por la falta de respuesta de la Fiscalía General, a cargo de la Lic. Ruth Medina Alemán, el ejidatario Ildefonso Arreola tuvo que acudir el pasado 29 de mayo a la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Durango, instancia en la que también fue ignorado pues hasta la fecha no ha realizado ninguna diligencia a favor de Ildefonso Arreola.

Ante esta situación frustrante, Ildefonso Arreola Cortez a través de este conducto hace un llamado al gobernador del estado, José Aispuro Torres, para solicitarle que intervenga en este asunto pues, dice, “temo que Sergio Ramírez Alvarado me mate”.


COMPARTIR