Nikola Tesla

De la redacción de razacero.

Nikola Tesla fue un físico de origen serbio nacido en la actual Croacia, en 1856. Estudió en la universidad de Graz, Austria, y en Praga. Después de trabajar en varias industrias eléctricas en París y Budapest, se trasladó a Estados Unidos en 1884, donde trabajó a las órdenes de Thomas A. Edison, con quien tuvo fricciones profesionales, pues mientras Edison fue el primer introductor y defensor de la corriente continua, Tesla proponía la corriente alterna como una mejor solución –corriente que seguimos usando en nuestros hogares más de ciento treinta años después–.

De 1893 a 1895, investigó la corriente alterna de alta frecuencia, generando una corriente alterna de un millón de voltios usando una bobina de Tesla cónica, e investigó el efecto pelicular en conductores, ​diseñó circuitos LC, inventó una máquina para inducir el sueño pues se decía que casi no dormía, también​ lámparas de descarga inalámbricas ​ y transmisión de energía electromagnética, construyendo el primer radiotransmisor.

Tesla se nacionalizó como ciudadano estadounidense y pasaba el tiempo leyendo obras y memorizando libros, pues poseía una memoria fotográfica. Durante su infancia sufrió episodios de una enfermedad muy peculiar que le provocaba que cegadores haces de luz apareciesen ante sus ojos, acompañados de alucinaciones y visiones asociadas a una palabra o idea que le rondaba la cabeza. Otras veces, éstas le daban la solución a problemas que le habían planteado. Con sólo escuchar el nombre de un objeto era capaz de visualizarlo de forma realista. Actualmente la sinestesia presenta síntomas similares. Tesla podía diseñar una invención en su cerebro con precisión extrema, incluyendo todas las dimensiones, antes de iniciar la etapa de construcción; una técnica conocida como pensamiento visual. No solía dibujar esquemas, todo lo concebía y guardaba en su mente.

PAG-8-2En 1891 Tesla inventó la bobina que lleva su nombre, que consiste en un trasformador con núcleo de aire y espirales primario y secundario en resonancia paralela. Con esta bobina fue capaz de crear un campo de alta tensión y alta frecuencia. Dos años después descubrió el fenómeno de carácter ondulatorio denominado “luz de Tesla” en las corrientes alternas de alta tensión y alta frecuencia; mediante el estudio de estas corrientes, observó que las lámparas de incandescencia de un único polo emiten luz cuando se les aproxima a un conductor por el que pasa corriente eléctrica, y que los tubos de vidrio vacíos brillan aunque carezcan de electrodo si se les conecta por uno de sus extremos y se aproxima el otro a un conductor por el que fluye corriente de alta frecuencia. También notó que el cuerpo humano es capaz de conducir estas corrientes de alta frecuencia sin daño alguno.

Predijo la posibilidad de realizar comunicaciones inalámbricas con antelación a los estudios llevados a cabo por Marconi, y en su honor se denomina “tesla” a la unidad de medida de la intensidad del flujo magnético en el sistema internacional.

En la Exposición Mundial Colombina de Chicago, de 1893, hubo por primera vez un edificio dedicado a exposiciones eléctricas. En éste, Tesla y George Westinghouse presentaron su proyecto de alimentación mediante corriente alterna para iluminar la exposición. Además se exhibieron las lámparas fluorescentes y bombillas de Tesla de un solo nodo.

También en 1893, Tesla trabajó con Westinghouse desarrollando un proyecto para abastecer de energía eléctrica a la ciudad de Búfalo, utilizando la fuerza de las aguas de las cataratas del río Niágara.

PAG-8-3

Tesla tuvo conflictos legales con el inventor italiano Guillermo Marconi, a quien de manera anómala se le otorgó la patente del invento de la radio. Marconi ganó el premio Nobel en 1909 por este invento, aunque Tesla había patentado la idea en 1896. Finalmente, en 1943 la Corte Suprema de Estados Unidos reconoció a Nikola Tesla, días antes de su muerte, como el inventor de la radio y le devolvió la patente que había estado en poder de Marconi durante más de treinta años.

El 7 de enero de 1943, a los 87 años, Tesla murió solo en la habitación 3327 del Wyndham New Yorker Hotel. Fue encontrado por la recamarera que entró en su habitación, ignorando el cartel de “no molestar” que Tesla había colocado en su puerta dos días antes. Al examinarlo, el médico forense dictaminó trombosis coronaria. Así se despidió del mundo uno de los más grandes inventores en la historia de la Humanidad.


COMPARTIR