Director del IDEA, insensible acosador laboral

    De la redacción de razacero.

    Trabajadores del Instituto Duranguense de Educación para Adultos denuncian ante la redacción de razacero el insultante acoso laboral del que está siendo objeto su compañero, el señor Juan Berumen Martínez.

    “Nuestro compañero Juan Berumen Martínez, de 60 años de edad y con 14 años de antigüedad, sufrió un accidente dentro de las instalaciones del IDEA que le provocó una lesión grave en la cadera, por lo que en dos ocasiones ha tenido que ser intervenido quirúrgicamente”, comentan los trabajadores.

    Debido a esta lesión, al señor Juan Berumen le ha sido colocada una prótesis y su recuperación se ha prolongado.

    “Por parte del Instituto, Juan Berumen no ha recibido apoyo; por el contrario, el director Bernardo Iván Ceniceros le ha bajado el sueldo a 1400 pesos a la quincena sin ninguna justificación”, denuncian los compañeros del señor Juan Berumen.

    Bernardo Iván Ceniceros, director del IDEA, amenazó al trabajador Juan Berumen Martínez, de 60 años, con correrlo “como a un perro” y “chingarlo” si no retira las quejas que interpuso en la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Durango y en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje. “Soy muy amigo del gobernador Aispuro”, les dice a los trabajadores de esta dependencia.

    Desmejorada su calidad de vida por la reducción arbitraria de sus ingresos económicos, pues necesita medicamentos especiales para mitigar los fuertes dolores físicos que padece, y por el infame acoso laboral que sufre por parte del director de este instituto, Bernardo Iván Ceniceros, a Juan Berumen no le quedó más remedio que interponer una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos del estado de Durango, y otra más en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, “pero lejos de que el director tuviera un diálogo y disposición para ayudarlo, se ha dedicado a hostigarlo aun más, amenazándolo y diciéndole que lo va a correr ‘como a un perro’ si no retira su queja. También, Bernardo Iván Ceniceros le ha dicho que si retira su queja ante la Comisión de Derechos Humanos ‘le va a aumentar el sueldo’, pero si no lo hace ‘se lo va a chingar peor’ porque es muy amigo del gobernador José Aispuro Torres”, finalizan los compañeros de trabajo del señor Juan Berumen Martínez, quienes solicitan el anonimato por temor a sufrir represalias laborales.

    Esta demanda se suma a las más de 300 que tiene éste instituto en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, así como a decenas de quejas más en la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Durango, demandas y quejas que simplemente no proceden por la protección a ultranza que las instituciones mencionadas y el gobierno estatal le otorgan a esta dependencia y a su director, Bernardo Iván Ceniceros.


     

    COMPARTIR