Poder Judicial de Durango, el desastre que viene

    De la redacción de razacero.

    La renuncia del Secretario Ejecutivo del Pleno, Carrera Judicial y Disciplina del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de Durango, Julio César Piña Gritssman, el pasado mes de septiembre, sigue cimbrando a esta institución. El pasado 21 de octubre, el Lic. Alejandro Acosta Nájera, presentó ante el Consejo de la Judicatura una solicitud de Procedimiento de Nulidad contra todo lo actuado por este ex servidor público desde el año 2016 hasta el día de su renuncia, en septiembre de 2019, pues, manifiesta, “Julio César Piña Gritssman ejerció sus funciones fuera de la ley ya que no cumplió con un requisito esencial para ocupar el cargo que desempeñó”.

    De acuerdo al Lic. Alejandro Acosta Nájera, “Piña Gritssman asumió el cargo de Secretario Ejecutivo del Pleno del Consejo de la Judicatura sin presentar su título profesional, esto repercute en el Pleno del Tribunal cuyos integrantes son responsables de que todos los nombramientos que se otorguen cumplan con los requisitos establecidos por la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado de Durango”.

    Julio César Piña Gritssman fue nombrado Secretario Ejecutivo del Pleno del Consejo de la Judicatura desde el período del ex presidente del Tribunal Superior de Justicia, Lic. Apolonio Betancourt Ruíz, y fue ratificado por el sucesor de éste, el Lic. Esteban Calderón Rosas, en septiembre de 2016.

    PAG-5-3
    El Lic. Alejandro Acosta Nájera, en los últimos meses sus demandas y denuncias han evidenciado la grave corrupción que se practica en el Poder Judicial de Durango.

    “De acuerdo a la ley, todo lo firmado por Julio César Piña Gritssman como Secretario Ejecutivo del Pleno del Consejo de la Judicatura es nulo, desde que tomó posesión de su cargo hasta el día que renunció, en septiembre de 2019. Las sesiones del Pleno, que abarcan nombramientos de jueces durante ese período, las sentencias que estos hayan dictado, adscripciones, restituciones y procedimientos contra funcionarios son nulos”, manifiesta el Lic. Alejandro Acosta Nájera en entrevista exclusiva para razacero.

    Hoy, este escabroso asunto está en manos del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del estado de Durango, el que de no emitir una resolución conforme a derecho tendrá que sujetarse a lo que ordenen las instancias federales correspondientes ya que, expresa el Lic. Alejandro Acosta Nájera, “acudiré al amparo si es necesario”.

    Lo anterior, sin duda alguna, representaría el desastre más estrepitoso en toda la historia del Poder Judicial de Durango, y sería un hecho sin precedente a nivel nacional.


     

    COMPARTIR