Turismo Rosa

Sea cual sea su voto, los homosexuales no somos orientaciones sexuales que vagamos por el espacio: somos sus hijos, sus hermanos, sus amigos, sus compañeros de trabajo, sus colegas de partido.

El primeo de diciembre, como bien sabemos, se conmemora el Día Internacional de las Personas con VIH, hablo sobre ellas por las recientes declaraciones que hizo en días pasados el titular de la Secretaria de Turismo del estado de Durango, Eleazar Gamboa de la Parra, y que me llamaron poderosamente la atención, referentes a que en nuestra entidad se está analizando la posibilidad de abordar el mercado que representa el turismo de la comunidad LGBT, y que para esto deberán primero “empaparse” sobre el tema. El funcionario también comentó el éxito que esta oferta ha tenido en otros países, incluyendo el nuestro. Sin embargo, parece ser que ese “empape” del que habla el secretario es totalmente inexistente ya que en la actualidad las siglas a las cuales se refiere ya se ampliaron y ahora son LGBTTTIQ, que se refieren a Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgéneros, Transexuales, Travestis, Intersexuales y Quir.

A pesar de esto, me dio mucho gusto leer esa declaración, puesto que el Congreso ni siquiera ha querido legalizar las uniones de personas del mismo sexo en nuestra entidad por prejuicios personales, aun cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en el año 2015 declaró “inconstitucional la prohibición de la unión de personas del mismo sexo”, precepto que el Congreso local se lo ha pasado por el arco del triunfo durante algunos años.

Imagino que dentro de su desconocimiento sobre el tema los diputados duranguenses ignoran que este mercado actualmente en nuestro país deja una derrama económica de por lo menos 28 mil millones de pesos anuales.

Pero ¿qué es el “Pink Marketing”? El “Pink Marketing” es un modelo que desarrolla proyectos para los clientes y consumidores de la comunidad LGBTTTIQ, con anuncios publicitados con patrocinadores y/u organizadores mediante estrategias de mercado para hacerlos aún más atractivos; estas estrategias se pueden aplicar en lugares, culturas, boutiques, espectáculos, bares, antros, recorridos turísticos, ciclo de conferencias, cine, etc.

Los consumidores de este mercado son muy exigentes ya que al comprar bienes y servicios buscan antes que nada se adapten no solo a sus necesidades si no también que logren entender sus sentimientos.

Hay un fuerte porcentaje de gays y lesbianas que cenan con frecuencia fuera de casa con amigos, al igual que regularmente visitan antros, clubs o bares ya que esta comunidad es muy sociable y les satisface tener una vida social activa, esto es más que nada por el enorme poder adquisitivo que tienen.

En México los lugares preferidos son: Cancún, Ciudad de México, Guadalajara, Puerto Vallarta, Cuernavaca, Oaxaca y Veracruz, destinos que cuentan con varios lugares certificados como establecimientos “Gay-Friendly”, que durante los fines de semana reciben mucho más visitas de este sector.

Tan importantes son los integrantes de esta comunidad que grandes marcas a nivel mundial ya han volteado a verlos, como Toyota, Netflix, Target, YouTube, etc., que inclusive han dicho que son sus más fieles y grandes consumidores.

Por esta razón, en nuestro estado se deberá de trabajar muy duro para dar a conocer esta oferta turística a este importante sector, familiarizándose los servidores públicos y la ciudadanía con el tema para así poder promover, difundir y comercializar lo que tiene Durango para esta comunidad, sin olvidar, claro está, la coordinación, la capacitación y sensibilización que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) deberán darle a los diferentes prestadores de servicios.

No es mala idea posicionar a nuestro estado con este sector.

Sirva este medio para enviar un abrazo a quienes han perdido a un ser querido por esa terrible enfermedad.


COMPARTIR