Del tequila al trago amargo

Sin duda alguna, la firma del tratado de libre comercio no solamente es un triunfo, sino un enorme logro de AMLO y su equipo.

La detención del ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, seguramente será un duro golpe político para el calderonismo, que demostrará que AMLO ha tenido razón en la concepción sobre la matanza generada en México gracias a la “guerra contra el narcotráfico” ordenada por Felipe Calderón, y a las acciones fomentadas, arregladas y permitidas por su gobierno, como los escándalos de Rápido y Furioso y Receptor Abierto, en los que agencias norteamericanas, con el apoyo y visto bueno del presidente y de Genaro, dieron paso para que se distribuyeran armas de alto poder a varios grupos de la delincuencia organizada, violando la soberanía nacional y violando las leyes y normas mexicanas, todo para ocultar muchas de sus graves acciones que ahora comienzan a inundar las letrinas de la política y de la gran corrupción.

Seguramente, en este sentido, se debería investigar a muchos policías y políticos ligados a este poderoso grupo, porque con sus acciones, impulsando el huachicol desde Puebla, lograron acumular miles de millones de pesos para invertirlos en las campañas políticas de destacados panistas que serían alentados con esos recursos para obtener la presidencia y el control del poder político. Sin duda, esto se tendrá que investigar porque es realmente grave lo que ha sucedido en el país, sobre todo las ligas políticas que promovieron la generación de un Estado ligado al narco. Seguramente, los libros de denuncia de Anabel Hernández sobre el tema específico del ex presidente Calderón y García Luna tendrían que ser reeditados para que los mexicanos conozcan en realidad las truculencias que se han maquinado desde el poder político, y cómo se iniciaron las vendettas para ocultar muchas cosas y acusar, indebidamente, a muchos ciudadanos para impedir que se conocieran las relaciones mafiosas de un poderoso grupo ligado a la política y a la policía. No pocas personas honestas fueron encarceladas para evitar que proporcionaran información relevante a investigadores periodísticos.

El otrora superpoderoso policía Genaro García Luna y el sátrapa ex presidente Felipe Calderón en sus días de gloria y poder, hoy enfrentan la cárcel (el primero) y el escarnio (el segundo) por sus crímenes de lesa humanidad.

Sin duda, deberán profundizarse esas investigaciones donde se generaban acciones criminales sobre el proyecto de la derecha nacional para permanecer en el poder y evitar cualquier acción que buscara aclarar este nudo de la narcopolítica que aún existe. Esto es necesario para limpiar y reformar la torcida política del país.

La realidad nos vendrá demostrando que no solamente era Genaro, sino toda una pléyade de policías que se enriquecieron al lado de políticos y de un grupo ligado a uno de los entonces poderosos partidos que llevaron al país al desastre que ahora todos tenemos que pagar. No puede decir Felipe Calderón que no sabía lo que sucedía con Genaro García Luna, ya que hay evidencias y personas que pueden declarar que en su momento rindieron informes precisos sobre los movimientos y relaciones mafiosas que este funcionario y otros poderosos tuvieron. Como respuesta, estas personas fueron víctimas de acciones destinadas a desprestigiarlas, e incluso acusarlas de delitos que jamás cometieron, solo para proteger a este grupo y a políticos importantes que continuaron al lado de Peña Nieto y de otros muchos funcionarios, empresarios y banqueros que son los que controlan algunos de los partidos políticos de la hoy “oposición de derecha” en el país.

Las acusaciones y acciones en contra del hoy Fiscal General de la República, el Dr. Alejandro Gertz Manero, por parte de García Luna y su poderoso y enriquecido grupo lograron distanciar a este funcionario de tres presidentes: Fox, Calderón y Peña Nieto, e incluso pretendieron acusarlo de que él era el responsable de la fuga del “Chapo” Guzmán de la prisión de Puerta Grande para desaparecer o detener las denuncias puestas desde 2001 en la PGR contra García Luna por diferentes delitos y corruptelas. Muchos, por ello, fueron eliminados o amenazados para impedir que aportaran mayores elementos de todo el cochinero y matazón de los que no hemos salido desde el estallido de la “guerra contra el narcotráfico” que, como hemos denunciado en muchas publicaciones, solamente dejó ricos a muchos banqueros, empresarios, policías y altos funcionarios que forman esa red de corruptelas ligada a la política en México.

Así, desde el famoso golpe en contra de Zhenli Ye Gon, que marcara el despegue y la publicidad de esas acciones, se llegaron a “perder” desde el primer día más de cincuenta millones de dólares, y se ocultaron casas y sitios donde había otras enormes sumas de dinero. También se “perdieron” obras de arte, joyas y barras de oro decomisadas que algunos declararon  que llegaron a manos de las más altas autoridades del país que, al final, demostraron siempre cómo protegieron y apoyaron a ese cuerpo de policías que eran sus sicarios y financiadores en la política del país.

Con toda seguridad, muchos otros policías, políticos, funcionarios y empresarios que “prestaban casas y departamentos” al grupo con el que hacían negocios multimillonarios, lavaban dinero y protegían operaciones serán investigados; y ahora, cuando menos, desde muchos puntos donde se encuentran refugiados y protegidos, saldrán de sus escondites en los tiempos de crisis. Por esto, no dudemos que comenzarán a conocerse muchas filtraciones generadas por este grupo de expertos en publicidad y corruptelas para distraer la atención en su contra, o bien, declararán contra personas que saben que pueden perjudicarlos con sus acusaciones por el daño que han ocasionado al país y a la sociedad mexicana por los miles de asesinatos, desaparecidos, huérfanos, viudas, desplazados y encarcelados injustamente para encubrir sus delitos… en fin, vendrán tiempos de extraños enfrentamientos y muertes en este camino por la limpieza y aclaración de los daños causados por la “guerra contra el narcotráfico”… ahora, los infames pasarán de los tiempos tequileros a los tiempos de los tragos amargos.


COMPARTIR