Corleone Pizza

 

 

 

 

Crea un imperio tan grande como para que quienes te odien, te busquen para pedirte empleo.

Imagino que ya viste “El Padrino”, película que es una de las mejores de todos los tiempos. “Vito Corleone”, interpretado por los extraordinarios actores Marlon Brando y Robert de Niro, es uno de sus personajes más famosos que nos dejó una serie de frases tan sabias que aún en la actualidad son aplicables en la vida real.

“El Padrino” fue filmada en 1972, año en que casualmente también nace este restaurante, Corleone Pizza, que lo encuentras en Corredor Constitución Núm. 114, en la ciudad de Durango, lugar de comida italiana en donde ofrecen espaguetis, lasaña, fetuccinis y las tradicionales pizzas.

Este lugar es tradicional, ¿quién no se ha quedado de ver ahí con familiares y amigos para festejar algún cumpleaños o aniversario? Aquí también se dan cita muy frecuentemente parejas, y es un sitio predilecto para tener tu primer encuentro con esa persona especial.

PAG-7-3Este restaurante cuenta con excelente música, ambientación (que parece mágica ya que estando ahí el tiempo pasa sin darte cuenta) e iluminación muy agradable; su mobiliario, a pesar de tener años, sigue siendo muy cómodo.

En verdad da gusto entrar a ese lugar por los recuerdos que evoca de tus tiempos de estudiante, Acá entre Nos le diré que ahí fuimos a comer como cierre de los tres años de secundaria; en aquél entonces cuáles bandas, cuál nada, y créame que se disfrutaban esos últimos momentos con los compañeros de generación donde las frases de: “amigos por siempre”, “nos seguiremos viendo”, solo quedaban en esas buenas intenciones, pero en ese momento dabas por hecho que así sería.

Corleone Pizza es un lugar bastante limpio desde la puerta de entrada; también, cada vez que se retiran los comensales de las mesas los manteles son cambiados. Sus baños igual están muy limpios, aunque en la ocasión que estuve ahí faltó papel para sacarse las manos, hecho que le comenté a uno de los meseros y rápidamente fueron a ponerlo.

La bienvenida es buena ya que la mayoría del personal te saluda, te acompaña a tu mesa e inmediatamente te dejan el menú, que como bien sabemos su mejor oferta son las pizzas con diferentes ingredientes, sin olvidar, claro está, las pastas, y para muchos de nosotros también las papas, que tienen un sabor que solo ahí encuentras.

PAG-7-4

PAG-7-5

Para comenzar, pedí una ensalada verde con aderezo de la casa, la porción que sirven de lechuga y tomate es muy basta, con ambos vegetales muy frescos; el aderezo contenía pimienta, algo de mostaza y aceite, y muy bien balanceados los ingredientes. Después opté por un espagueti italiano que lleva salsa de tomate y algunas hojas de laurel, adornado con queso; aquí la salsa muy bien balanceada, mas no así la pasta, ya que carecía de sabor y le faltó unos cuantos minutos de cocción. ¡Y no podía faltar la pizza! que en esta ocasión fue la mitad de Bandido y Hawaiana. La vez anterior que fui distaba mucho de ser la pizza con el sabor y la cocción Corleone; sin embargo, en esta ocasión ese sabor y esa cocción volvieron a su originalidad. El problema es que tal vez por la tanta cantidad de comensales (que no es justificación) el mesero se olvida de tu mesa y en ningún momento se acerca a retirar los muertos, por lo que es muy incómodo que toda esa loza y cubiertos sucios sigan en la mesa. Los costos son bastante accesibles y por supuesto que el lugar invita a regresar, por lo que le daré tres tenedores. 


COMPARTIR