¡¡Recupérate de las fiestas!!

La belleza es como un libro, no puede ser juzgada solo por sus tapas.

¿Qué tal de pre y pos-posadas? ¿De reuniones, de fiestas? Imagino que han de haber sido bastantes, por lo que los excesos propios de las fiestas decembrinas hacen que la mayoría de nosotros recibamos el mes de enero con una carita de trasnochadores que no queremos vernos en el espejo, pero ¿te gustaría saber cómo puedes recuperar en pocos días la tonalidad de tu piel para que no luzca tan “ajetreada”?

Hace algunos años se creía que la piel del hombre no requería o no necesitaba tantos cuidados, pero al pasar el tiempo nos dimos cuenta que estábamos equivocados.

Para empezar te diré que la piel del hombre y la de la mujer son muy distintas, principalmente son tres factores fisiológicos que la diferencian: el espesor, la firmeza y la secreción sebácea, esto significa que tenemos una piel más grasa que la de ellas.

Después de esto, ¡¡“a lo que te truje Chencha”!!

Primero que nada debes lavar muy bien tu rostro antes de aplicarte cualquier tipo de mascarilla, y conocer tu tipo de piel, si no lo sabes déjame decirte que es muy sencillo: después de lavarte la cara y secártela pon una servilleta que cubra toda tu cara haciendo poca presión en tu rostro, si la servilleta queda ligeramente manchada es que tienes una piel grasa, y si no es así entonces tu piel es seca. ¿Ves que no es tan difícil?

Identificando esto, ahora sí pon manos a la obra, ¡¡y lo fabuloso es que lo que te pondrás lo encuentras en tu cocina!!

PAG-7-1Mascarilla de aguacate: Utiliza medio aguacate y una cucharada de aceite de oliva, estos ingredientes son ideales para humectar tu piel. Mezcla y cubre tanto tu rostro como tu cuello, asegúrate de que la capa no esté tan ligera, retírala con agua tibia, y seca con pequeños golpecitos en tu rostro.

Mascarilla de pepino: El pepino es excelente para disminuir ojeras después de una mala noche o bien por no haber dormido. Lo recomendable es que lo tritures, lo apliques en tu rostro y lo retires con agua bien fría.

Mascarilla de miel de abeja: La miel, como sabes, tiene muchos usos para la belleza y hasta nos sirve para aliviar las picaduras de las abejas. La miel es perfecta para exfoliar tu piel y limpiarla de todo tipo de impurezas, como humo de cigarro o smog.

Con seguridad tendrás algo de dificultad en aplicarla y retirarla, ya que después de diez minutos se vuelve pegajosa, pero créeme que vale la pena. Lo recomendable es usar abundante agua tibia para retirarla de tu rostro.

Mascarilla de Avena: Mezcla media taza de avena bien licuada, media cucharadita de miel, dos cucharadas de leche y dos gotas de aceite de almendras. Aplica la mezcla en todo el rostro y retírala también con agua tibia

Mascarilla de miel con limón: Ideal para quitar esos puntos negros y manchitas que tienes en la cara. Vas a prepararla en proporciones iguales, esto es, una cucharada de miel por otra de limón, las mezclas, aplicas y enjuagas. Sentirás la piel muy suavecita.

Todas las mascarillas que desees usar debes aplicarlas por quince minutos, date ese tiempo, olvídate del celular y relájate, ¡vas a ver que el resultado será mucho mejor!

¿Vez que no es tan complicado, ni mucho menos tienes que hacer tanto gasto después de estas fiestas para lucir radiante en tu regreso a las actividades cotidianas?

Valga este medio para desear un muy Feliz Año Nuevo a mis lectores, así como a quienes me ven por televisión… que sea un año pleno en prosperidad laboral, económica, de salud y de amor para todos ustedes… ¡¡muchas felicidades!!


COMPARTIR