Katherine Johnson

De la redacción de razacero.

Katherine Coleman Goble Johnson nació el 26 de agosto de 1918 en White Sulphur Springs, Virginia Occidental, en los Estados Unidos; sus padres, Joshua y Joylette Coleman, tenían dos hijos más. Su padre fue leñador, agricultor y finalmente personal de mantenimiento en el hotel The Greenbrier, uno de los mejores hoteles de Virginia Occidental, y su madre fue maestra.

Katherine Johnson provenía de una familia relativamente humilde. En 1938 fue la primera mujer afroamericana en terminar con la segregación racial en la Universidad de Virginia Occidental, en Morgantown, al ser seleccionada para estudiar un posgrado. Katherine Johnson posteriormente sería la primera mujer afroamericana ingeniera de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA).

Desde niña, Katherine lo contaba absolutamente todo: el número de platos que lavaba, los pasos que recorría desde su casa hasta la iglesia; cualquier cosa que se pudiera contar ella la contaba, incluso las estrellas que veía, sin saber que éstas estarían presentes en toda su vida.

Para que Katherine Johnson pudiera estudiar más, pues en donde vivía había una segregación tal que sólo podía estudiar hasta la primaria, sus padres se trasladaron a la comunidad Institute, en la que se encontraba el West Virginia Colored Institute, un centro de educación solo para afroamericanos, en donde destacó por su facilidad para las matemáticas.

Fue tal su aptitud para los números que uno de sus profesores, el matemático W.W. Schiefflin Claytor, el tercer afroamericano en obtener un doctorado en Estados Unidos, creó especialmente para ella asignaturas de geometría analítica y aeronáutica, rompiendo nuevamente la segregación racial, pero ahora en este instituto educativo.

Katherine Johnson es una matemática muy especial ya que fue la encargada de llevar a cabo los cálculos del Proyecto Mercury, desarrollado por la NASA entre 1961 y 1963, en el que calculó la trayectoria parabólica del vuelo espacial de Alan Shepard, el primer estadounidense que viajó al espacio a bordo del Mercury Redstone 3, en 1961. Este vuelo suborbital fue realizado veintitrés días después del primer vuelo orbital de la humanidad realizado por el cosmonauta soviético Yuri Gagarin. Respecto a este vuelo espacial, Katherine comentó algunos años después: “Al principio, cuando me dijeron que querían que la cápsula bajara en un lugar determinado y que estaban tratando de calcular dónde y cuándo debían hacer el lanzamiento, les dije: Déjenme hacerlo. Díganme cuándo y dónde desean la cápsula en la Tierra y les indicaré cuándo debe despegar”.

Aunque en 1962 la NASA empezó a utilizar computadoras electrónicas para realizar los cálculos, ella fue la encargada de verificar las cuentas de las computadoras que llevarían a John Glenn en su vuelo orbital alrededor de la Tierra en la nave Friendship 7.

En 1969, año en el que la humanidad dio el gran salto gracias al pequeño paso de Neil Armstrong en la Luna, su labor en la misión más famosa de la historia fue calcular la trayectoria del Apolo 11, y sus cálculos no solo ayudaron a sincronizar el módulo lunar con el módulo orbital, sino que salvaron vidas como la de Armstrong, Aldrin y Collins, y otros astronautas más que no vivirían si Katherine Johnson no hubiera hecho los cálculos que desafiaron a su tiempo.

Katherine comentaba: “yo había hecho los cálculos y sabía que eran correctos, pero podía pasar cualquier cosa”. De hecho algo inesperado pasó durante la misión Apollo 13 y Katherine ayudó, una vez abortada la misión, a que la nave volviera a la Tierra implementando procedimientos y cartas de navegación.

En 1939 Katherine se casó con James Francis Goble con quien tuvo tres hijas: Constance, Joylette y Katherine. En 1956 James Goble murió por un tumor cerebral inoperable. En 1959 se casó con el Teniente Coronel James A. Johnson y continuó su carrera en la NASA. Participó en el mismo coro de la Iglesia Presbiteriana de Carver durante 50 años y es miembro de la hermandad de mujeres Alpha Kappa Alpha.

En total, Khaterine Johnson fue coautora de 26 artículos científicos. La NASA mantiene una lista de los artículos más importantes escritos por ella con enlaces a su herramienta de búsqueda. ​

El impacto de Katherine Johnson como pionera en ciencia espacial y computación se ve reflejado en los premios que ha recibido y la cantidad de veces que ha sido presentada como un ejemplo para la sociedad.

Hoy, esta gran calculadora humana tiene 101 años, tres hijos, 6 nietos y 11 bisnietos, y vive en Virginia. Además del reconocimiento del ex presidente Barak Obama, que la condecoró en 2015 con la Medalla Presidencial de la Libertad de Estados Unidos, la mayor condecoración otorgada a un civil en su país, esta brillante científica ha recibido otros premios, como el Lunar Orbiter Spacecraft and Operations Group Achievement Award (1967) y el de Matemática del Año (1997). En enero de 2017 se estrenó la película Hidden Figures (Figuras ocultas), basada en la novela de Margot Lee Shetterly, en la que se cuenta la vida de Katherine y otras cuatro extraordinarias mujeres de la NASA: Dorothy Vaughan, Mary Jackson, Christine Darden y Gloria Champine.

Katherine Johnson es una de las más destacadas astrofísicas y matemáticas en la historia de la humanidad.


COMPARTIR