5 razones por las que te da flojera tener sexo

Si se te han quitado las ganas de tener sexo con tu pareja, te damos las causas de esa pereza.

Valeria Ávila.

Si últimamente has notado que cada vez es menos el deseo sexual que tienes por tu pareja, o simplemente no te dan muchas ganas de hacer el amor, a continuación te dejamos 5 razones por las que te puede estar dando flojera tener sexo y que seguramente tienen algo que ver con lo que te está sucediendo.

Ojo, esta nota no intenta decirte que no se vale estar cansada, ¡claro que se vale estar agotada, y sólo tú debes decidir cuándo, cómo y dónde quieres tener sexo con tu pareja!, pero si realmente no sabes a qué se debe, puede ser que alguno de los siguientes puntos tenga algo que ver.

1.- Puede ser que realmente nunca hayas disfrutado el sexo con tu pareja.

El deseo sexual es algo que no disminuye, las personas como individuos siempre van a querer tener relaciones sexuales, el problema es que disminuye hacia una persona en particular. Si tu pareja intenta tener sexo contigo y tú no tienes ganas, probablemente sea porque no has tenido orgasmos que te llenen de deseo como para buscar más.

2.- Sientes que hay cosas que disfrutas más que el sexo.

Hay cosas más rápidas y fáciles que el sexo. Tienes que estar de humor, tiene que haber una ventaja. Si sólo prendes la tele, el sexo va por el camino de esa serie de Netflix. Lo que emerge muy rápido para esta generación es: “No tengo tiempo” o “estoy muy cansado”, entonces tal vez no puedas tener relaciones sexuales durante la semana o incluso durante tres semanas porque estás trabajando. Tienes que buscar la forma de hacer del sexo algo relajante, intenso y placentero; de no ser así, siempre encontrarás algo que lo reemplace.

3.- Te tomas el sexo como algo personal.

Cuando una pareja no quiere tener relaciones sexuales, sea cual sea el motivo real (alcohol, cansancio, estrés), puede destrabar una gran cantidad de inseguridades que disminuyen aún más el deseo. Las mujeres a menudo pensamos “es mi cuerpo, ya no encuentras mi cuerpo atractivo”. Para ellos es el “yo”: “No soy lo suficientemente bueno, has encontrado a alguien mejor que yo”. El truco es simple: Explica por qué no estás particularmente interesada: ¿Te sientes cansada? ¿Estás muy tensa? De esta manera olvidarás las inseguridades.

4.- Puedes tener algún problema de depresión.

Aunque no lo creas, la depresión afecta directamente la libido. Para las mujeres, la depresión probablemente conduce a una pérdida de deseo sexual. Si te preocupa, acude con un médico de cabecera para el diagnóstico, o con un terapeuta sexual. No significa que necesites terapia sexual, pero un terapeuta sexual puede normalizar las cosas.

5.- No hay mucha comunicación en tu relación. 

Puede ser que no haya buena comunicación en tu relación y después de un tiempo dejes de decirle a tu pareja que quieres tener sexo con él o ella. Esto simplemente lleva a la comodidad por falta de comunicación. Dile a tu pareja lo que sientes para que ese deseo sexual no se pierda.

6.- No sientes atracción física por tu pareja.

Y eso es algo muy común. No quiere decir que no lo ames, simplemente puedes haber perdido interés debido a que no ves que tu pareja se preocupe por su apariencia. Ojo, no quiere decir que “no lo consideres guapo”, simplemente puedes sentir que no se preocupa por que sientas deseo hacia él.

(www.mujerde10.com).


COMPARTIR