Nombre de Dios, saqueo en Salud

Señor director, le solicitamos publicar la siguiente denuncia en su prestigiado medio de comunicación:

Nos indigna que con tantas carencias que tenemos en el sector salud, que afectan sobre todo a los que menos tienen, un pequeño grupo de funcionarios del Centro de Salud de Nombre de Dios esté haciendo mal uso del erario, desviando fuertes cantidades de dinero sin ninguna consideración.

Por esta razón le enviamos una factura de gasolina muy desproporcionada para que la haga pública y la ciudadanía sepa cómo los directivos de este centro de salud alteran este tipo de documentos para disponer de manera ilegal de fuertes cantidades dinero público, en lugar de que estos recursos sean utilizados para comprar medicinas y equipo médico.

Los responsables de estos saqueos son el Dr. Javier Escobosa, encargado de este centro de salud, y las administradoras Erika Aviña y Yesenia Castañeda.

La ciudadanía que acude a este centro es mal atendida por estos directivos, que siempre niegan medicinas y los insumos más elementales para las consultas. Solo hay una ambulancia, y cuando llegamos a ocupar el servicio de traslados no está disponible por falta de gasolina, por lo que los pacientes tienen que utilizar el servicio de la Cruz Roja, pagando por ello. ¿Y la gasolina por la que estos directivos pagan fuertes cantidades de dinero a las gasolineras en dónde queda?

La única ambulancia del Centro de Salud de Nombre de Dios nunca tiene gasolina, pero los directivos de esta dependencia pagan facturas estratosféricas a las gasolinerías locales, como ésta que asciende a 14 mil 126 pesos.

Esperamos que nos haga el favor de publicar esta denuncia pues ya estamos hartos de los malos manejos que estos directivos hacen en este centro de salud, y también esperamos que las altas autoridades del gobierno de Durango hagan algo para que esto no siga sucediendo.

Le pedimos que omita la mención de nuestros nombres ya que, por razones obvias, tememos que estos directivos emprendan represalias laborales en nuestra contra.

Atte.
Trabajadores del Centro de Salud de Nombre de Dios, Durango.


COMPARTIR