Ofelia Guilmáin

Ofelia Puerta Guilmáin, actriz mexicana de origen español, conocida como Ofelia Guilmán, nació en Madrid, España, el 17 de noviembre de 1921. Ofelia Guilmáin fue una de las grandes figuras de la actuación que se formó en la llamada Época de Oro del Cine Mexicano, y aunque destacó en el cine y la televisión sus más grandes éxitos los obtuvo en el teatro.

Ofelia Guilmáin formó parte de ese grupo muy especial de artistas, escritores e intelectuales españoles republicanos que se exiliaron en México durante el sexenio del General Lázaro Cárdenas, hacia el final de la Guerra Civil Española, en la que la reconocida actriz perdió a dos de sus hermanos.

Sin duda alguna, esa valiosa pléyade de peninsulares ibéricos vino a enriquecer la vida política, social y cultural de nuestro país con personajes de talla mundial como el cineasta Luis Buñuel, los pintores Vicente Rojo y Remedios Varo, el poeta León Felipe y actores como Ángel Garaza y Augusto Benedico, entre muchos otros que también hicieron grandes aportaciones en los campos de la ciencia y la tecnología.

Ofelia Guilmáin debutó en el teatro mexicano en la obra “Mujeres”, en 1940, y en el cine debutó en la película “El Capitán Centella”, en 1941, año en que se casó con Lucilo Gutiérrez, unión en la que concibió cuatro niños, pero terminó en separación, por lo que decidió apartarse de los escenarios por 11 años.

Posterior a su divorcio se casó con Eduardo Flores de Meza, pero esta relación también terminó en divorcio. Fue amiga del actor José Gálvez y del pintor muralista David Alfaro Siqueiros.

Dueña de una personalidad dominante, Ofelia Guilmáin supo explotar este don en cine y televisión, pero sobre todo en el teatro, lo que la convirtió en una auténtica leyenda de la actuación.

Image result for Ofelia GuilmáinA su regreso a los escenarios trabajó en numerosas ocasiones bajo la dirección de Luis Buñuel, uno de los más grandes exponentes de la cinematografía mundial. En 1952 obtuvo la ciudadanía mexicana. Durante las últimas décadas de su vida se dedicó al teatro, rama de la actuación que dominaba a la perfección. En la televisión tuvo su más notoria participación en la telenovela histórica titulada “La Antorcha Encendida”, dirigida por Ernesto Alonso y Carlos Sotomayor, que narra el movimiento de Independencia de México basada en un extraordinario trabajo de investigación.

De sus cuatro hijos, tres son actores: Juan Ferrara, Lucía y Esther Guilmáin.

Dos de sus nietos también son actores: Mauricio y Juan Carlos Bonet, hijos de Juan Ferrara y Alicia Bonet. 6 nietos y 4 bisnietos complementan la dinastía Guilmáin.

Esta magnífica actriz apareció en alrededor de 100 obras de teatro, 38 telenovelas y 39 películas. En teatro estuvo vigente hasta el año 2004, montando desde 1940 obras como “La Celestina” (1953), de Fernando de Rojas; “Don Juan Tenorio” (1953), de José Zorrilla; “Bodas de sangre” (1957), de Federico García Lorca; “Fuente ovejuna” (1963), de Lope de Vega; “La Casa de Bernarda Alva” (2002), de Federico García Lorca, y “Los Monólogos de la Vagina” (2002), de Eve Ensler.

En cine, las actuaciones más memorables de Ofelia Guilmáin las realizó en las películas tituladas “Nazarín” (1959), actuando con Francisco Rabal y Marga López, y “El ángel exterminador” (1962), compartiendo créditos con Silvia Pinal, Enrique Rambal y Claudio Brook, dirigidas por Luis Buñuel; “El escapulario” (1966), con Enrique Lizalde, bajo la dirección de Servando González, y “El jardín de la tía Isabel” (1971), de Felipe Cazals, filme en el que actuó al lado de Alfonso Arau, Jorge Martínez de Hoyos, Lilia Aragón y Germán Robles.

Ofelia Guilmáin, quien inmortalizó la frase: “Cuando yo hablo me gusta que me miren a los ojos”, falleció en la madrugada del viernes 14 de enero de 2005 en su residencia de la ciudad de México, a los 83 años de edad, víctima de neumonía e insuficiencia respiratoria.   

Sus restos descansan en el Panteón Jardín. El nombre de esta extraordinaria primera actriz quedó para siempre grabado en la historia de la televisión, el teatro y el cine mexicano.


COMPARTIR