Afecta a casi la mitad de las mujeres

El sorprendente hallazgo que resolvería los problemas de orgasmos femeninos.

Se trata de una revolucionaria técnica
neurológica que ayudaría a las mujeres con disfunción sexual.

En el mundo, en la actualidad, entre 4 y 5 mujeres de cada 10 sufren de disfunción sexual, una condición que abarca desde la falta de líbido hasta la incapacidad para alcanzar el orgasmo, según coinciden la revista Health Lab y diversos informes. El número -quizás- cobra mayor notoriedad si se contrapone con el dato de los hombres: sólo 2 de cada 10 la padecen. Se trata de un problema de larga data que, aunque es intensamente estudiado desde hace tiempo, aún no tiene solución efectiva; y son las mujeres las que lo soportan, como pueden.

Pero, tal vez, todo esto quede en un dato anecdótico del pasado. Y es que el futuro parece mucho más alentador. Sucede que un par de científicos de la Universidad estadounidense de Michigan ha descubierto que un conocido tratamiento que actualmente se utiliza para la disfunción de la vejiga, podría ayudar a las mujeres a conseguir una mayor excitación sexual.

En efecto, los profesores de ingeniería biomédica en la Universidad de Michigan, Tim Burns y Nicholas Langhals, hallaron que los tratamientos de neuromodulación para la disfunción de la vejiga ocasionalmente podían mejorar también la función sexual.

“Con este tratamiento, una paciente recibe terapia de estimulación nerviosa una vez por semana para mejorar la señalización neural y la función de los músculos que controlan la vejiga”, aseguró Burns. “Los nervios que controlan los órganos pélvicos comienzan en el mismo lugar que la médula espinal y se ramifican. La teoría oficial es que los nervios que viajan hasta el pie se superponen cerca de la médula espinal con algunos de los nervios de los órganos pélvicos, lo que lleva a una posible superposición de las rutas sinápticas”, agregó.

Las pruebas fueron un éxito

Para demostrar sus hipótesis, Burns comenzó a aplicar la técnica en ratas y humanos. En el caso de las ratas, el profesor estimuló los nervios en la región genital y en el tobillo. Entre 15 y 30 minutos después, los roedores comenzaron a experimentar un fuerte aumento del flujo sanguíneo vaginal. Tiempo después, llamaron al especialista en Urología y cirujano Priyanka Gupta y a nueve mujeres con disfunción sexual femenina, libres de problemas de vejiga, para realizar un estudio piloto. Cada una de ellas recibió 12 sesiones de media hora de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea con electrodos colocados en la región genital o en el tobillo.

“Una extraña sensación de vibración presionada”. Así describió el experimento una mujer de 53 años con dificultades para llegar al orgasmo. “Después de unos minutos, te acostumbras. Me quedé ahí sentada durante 30 minutos. Hasta traje un libro para leer durante mi sesión”.

How To Enhance Female Orgasm - Full Screen Sexy Videos

Los resultados de las sesiones fueron un éxito: 8 de las 9 mujeres notaron una cierta mejora en la excitación, la lubricación y el orgasmo. “Si obtienes una mejoría en el 50% de los síntomas, se puede considerar como una respuesta exitosa. Nosotros tuvimos cuatro o cinco participantes que superaron ese umbral”, declara Burns.

Ahora, solo queda seguir investigando. Burns y Langhals están buscando más financiación de cara a realizar un estudio más amplio. “Este estudio presenta un método alternativo para tratar la disfunción sexual femenina sin recurrir a la farmacología o a la cirugía. Con estudios como este, podemos comprender mejor la excitación sexual femenina y ofrecer tratamientos para un trastorno que tiene muy pocas opciones”, asegura Gupta, el cirujano. “A mí me funcionó”, comenta una participante. “No al 100%, pero puedo volver a tener orgasmos, y son realmente buenos”.

(El Confidencial y Steemit beta)


COMPARTIR