Esclavitud laboral en el municipio de Durango

De la redacción de razacero.

Parece inaudito, pero instituciones públicas como el municipio de Durango, que deberían ofrecer mejores condiciones de trabajo a la ciudadanía, son las que más practican la explotación laboral, pudiendo equipararse este hecho al delito de trata de personas.

Al respecto, un grupo de trabajadores de esta demarcación, pertenecientes a la dirección de Servicios Públicos, denuncian las deplorables condiciones laborales que padecen: “Nosotros ganamos un sueldo de 2 mil pesos a la quincena, por lo que no cotizamos para tener acceso a un crédito del INFONAVIT, y la líder sindical, Alicia García Valenzuela, por quedar bien con las autoridades no ha querido hacer las gestiones para que podamos cotizar”, manifiestan los trabajadores explotados.

Así, ante la amenaza de ser despedidos por órdenes de la lideresa sindical corrupta Alicia García, los trabajadores se abstienen de realizar actos de protesta, ya que en los hechos Alicia García Valenzuela ostenta un poder inclusive superior al del alcalde panista Jorge Salum.

PAG-5-1
La alcaldesa de facto del municipio de Durango y eterna líder del Sindicato Único de Trabajadores, Alicia García Valenzuela, sus intereses personales y de grupo siempre están por encima de los intereses de los trabajadores.

“No tenemos derecho al Ahorro, no nos han pagado el retroactivo y el alcalde Jorge Salum ni siquiera nos ha apoyado con una despensa”, expresan los trabajadores de Servicios Públicos, a cargo de Jorge Pérez Romero, quienes realizan jornadas agotadoras de trabajo dando mantenimiento a parques y jardines, alumbrado público y limpieza de calles.

Y lo mismo sucede en la dirección de Desarrollo Social, cuyo titular, Jorge Rentería Rosales, la ha convertido en un auténtico campo de concentración.

PAG-5-2
Jorge Rentería Rosales, director de Desarrollo Social, un auténtico sociópata que ha convertido esta dependencia en un infierno para los trabajadores.

Este prepotente director “hace cambios de personal a su antojo, violando los derechos humanos y laborales de los trabajadores, sobre todo de las mujeres, a quienes de manera misógina cuando están enfermas las tacha de ‘inservibles’ y ordena su cambio a otra dirección”, denuncian los trabajadores.

Jorge Rentería, su secretario particular, Rogelio Castro Holguin, y su secretario técnico, Gerardo de Jesús López Corrujedo se han convertido en una verdadera pesadilla para los trabajadores de la dirección de Desarrollo Social. Estos funcionarios, de acuerdo a testimonios de los empleados municipales, contrataron personal con cargo a la dependencia exclusivamente para hostigar a los trabajadores, imponiendo en el acceso principal un “retén” en donde son interrogados, esculcados y vigilados. “Si vamos a la tienda por alimentos y nos tardamos un segundo más del tiempo permitido, cuando regresamos nos privan ilegalmente de nuestra libertad y nos retienen nuestros gafetes de servidores públicos para que nos sancionen por no portarlos”, expresan los trabajadores afectados. Así mismo, estos directivos sociópatas “obligan al personal a hacer escritos para inculpar a compañeros de faltas administrativas y hasta delitos que no cometieron, para poder despedirlos”, detallan los trabajadores.

Estos hechos representan solamente la punta del iceberg de lo que los trabajadores del municipio de Durango viven bajo la administración panista encabezada por “El Alcalde Gris”, Jorge Salum del Palacio, quien integró un gabinete de directivos altamente corruptos, nepotistas, represores y hostigadores sexuales, que en mucho se asemejan y hasta superan a los directivos voraces del trienio anterior, que bajo el liderazgo del ex alcalde y actual senador José Ramón Enríquez Herrera causaron serios estragos al erario municipal y agredieron vilmente los derechos humanos y laborales de los trabajadores, también en contubernio con la eterna lideresa sindical Alicia García Valenzuela.

Salum
“El Alcalde Gris” de Durango, Jorge Salum del Palacio, cómplice de las violaciones a los derechos humanos y laborales que sus directivos cometen en contra de los trabajadores municipales.

Por el momento, nadie detiene los abusos de esta banda delincuencial panista que gobierna el municipio de Durango. Ya será la ciudadanía la que con el poder de su voto comience a mandar a sus casas a esta élite política nociva en los próximos años 2021 y 2022.


COMPARTIR