La SEED no paga a profesores interinos

    De la redacción de razacero.

    Profesores interinos de secundarias estatales denuncian ante la redacción de razacero que desde hace dos años no reciben el pago de sus salarios: “En la oficina de Recursos Humanos ponen muchas excusas diciendo que el Departamento de Secundarias no les ha mandado recursos para pagarnos”, manifiestan.

    Al acudir al Departamento de Secundarias Estatales, a cargo del “Profr. Orona”, los docentes jamás lo encuentran: “Hemos ido muchas veces y no lo encontramos, ni a él ni a su secretaria de nombre Violeta”, expresan molestos los trabajadores de la educación.

    “Los profesores interinos cumplimos con nuestro trabajo en tiempo y forma a cambio de un sueldo miserable, que tenemos que exigir que nos paguen porque si no lo hacemos simplemente no nos pagarían nunca. Además, no nos pagan vacaciones ni días feriados, nos descuentan mucho por concepto de cuotas sindicales y no tenemos ninguna protección por parte de la sección 44 del SNTE”, denuncian los mentores.

    En cuanto al servicio médico, los profesores interinos no cuentan con esta prestación: “Cuando acudimos al ISSSTE no nos atienden, pues nos dicen que con nuestra clave presupuestal no tenemos derecho al servicio médico aún cuando en nuestro talón de pago aparezca el descuento de la cuota del ISSSTE”, informan.

    Rubén Calderón Luján, secretario de Educación del estado de Durango, un servidor público inepto y pusilánime que se desentiende totalmente de los problemas que aquejan a los profesores duranguenses.

    Así las cosas, ni a los funcionarios de la SEED ni de la SEP les interesa solucionar estos problemas que aquejan a los profesores: “Solo se ocupan de nosotros para sancionarnos cuando por alguna causa de fuerza mayor llegamos a incumplir con nuestro trabajo, de ahí en fuera no recibimos ningún beneficio”, concluyen solicitando el anonimato por temor a sufrir represalias laborales.

    Este es el panorama que se vive en la secretaría de Educación del gobierno del estado de Durango durante esta contingencia, y si de por sí antes de la pandemia el titular de esta dependencia, Rubén Calderón Luján, era incapaz de solucionar los problemas que se presentaban, ahora en esta “nueva normalidad” parece que será imposible que este servidor público omiso e incompetente resuelva este tipo de conflictos que afectan directamente los ingresos de los profesores.


    COMPARTIR