De la redacción de razacero.

Apenas esclarecido el megafraude de las luminarias, mediante el cual la banda delictiva comandada por el ex alcalde de Durango, José Ramón Enríquez Herrera, pretendía embolsarse la friolera de 800 millones de pesos, el alcalde panista Jorge Salum ha dado a conocer por fin los resultados de la auditoría externa que su administración realizó al exedil emecista y actual senador morenista José Ramón Enríquez, práctica “que arrojó observaciones por 398 millones de pesos del período 2016-2019 en el gobierno municipal de Durango. Donde 159 millones se puede clasificar como daño administrativo y 239 millones como daño patrimonial (sic)”, como lo dio a conocer textualmente el alcalde blanquiazul en su cuenta de la red social Twitter.

B
El ex alcalde saqueador emecista y actual senador morenista, José Ramón Enríquez Herrera, él y sus hordas depredadoras ocasionaron daños administrativos y patrimoniales al municipio de Durango por 398 millones de pesos, pero no tiene nada de qué preocuparse pues “El Alcalde Gris”, Jorge Salum, presentará la denuncia en la inoperante Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción del Estado de Durango.

Así, Jorge Salum del Palacio, a un año de haber llegado al poder acompañado precisamente por buena parte del equipo de saqueadores que colaboraron muy de cerca con el ex edil José Ramón Enríquez, hace entrega a la ciudadanía duranguense de un acto circense más, pues de antemano ya se pronostica la impunidad de quienes lesionaron gravemente el erario duranguense, toda vez que la primera “denuncia” por supuestos “desfalcos” que ascienden a 14 millones de pesos, Jorge Salum y su séquito cirquero la presentaron en ese elefante blanco llamado “Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción del Estado de Durango”, instancia que a más de dos años de su creación no ha resuelto ni un solo caso a favor de la ciudadanía.

A
Jorge Salum del Palacio, “El Alcalde Gris” de Durango, este miércoles 26 de agosto llega a su primer informe de gobierno en medio del repudio ciudadano por los pobres resultados que ha dado su administración. A pesar de la contingencia sanitaria, fuertes contingentes de agrupaciones de taxistas ya se preparan para realizar el acarreo de personas al lugar del evento, que se realizará en la Unidad Deportiva Villas del Guadiana.

En esta ocasión, ya es predecible que el elenco circense que acompaña al alcalde Jorge Salum presente esta nueva denuncia en esa misma institución inoperante.

Mientras esto sucede, “El Alcalde Gris”, Jorge Salum, se prepara para rendir su primer informe de gobierno en medio del malestar general del electorado, que seguramente por la contingencia sanitaria no ha realizado manifestaciones de protesta en las afueras del Palacio Municipal por la pobre gestión que este político y sus huestes han desempeñado.

Sin obra pública, sin desarrollo social, sin seguridad en las calles ni en las viviendas, ni apoyos económicos a la ciudadanía por la pandemia que se vive; con áreas verdes, parques y jardines abandonados, y automovilistas y comerciantes perseguidos para ser extorsionados por las hordas de policías e inspectores municipales, es como llega este gobierno panista a su primer año, con más señalamientos de actos de corrupción y omisiones cometidos por sus directivos y regidores que logros en beneficio de la ciudadanía.

Y por si esto fuera poco, hoy se confirma que la mayoría de las luminarias de vapor de sodio que fueron desplazadas para instalar las luminarias led fraudulentas estaban en buen estado. Al respecto, trabajadores del municipio de Durango que solicitaron el anonimato dan a conocer esta otra parte de la escabrosa historia de las luminarias, reforzando su testimonio con un video: “La mayoría de las luminarias de vapor de sodio que fueron retiradas para instalar las luminarias led estaban en buen estado, eran casi 25 mil luminarias que fueron almacenadas en las bodegas de las direcciones de Servicios Públicos, Contraloría y de la Sindicatura, así como en una bodega externa ubicada en la calle Camino de la Escarcha Núm 256, en el Fracc. Los Remedios.

“En estas bodegas, del 23 septiembre al 15 noviembre de 2019 fuimos obligados a trabajar a marchas forzadas por la síndico municipal, Luz María Garibay Avitia, para desarmar las casi 25 mil luminarias y destruir sus cableados, pues el 20 de noviembre serían subastadas como chatarra. La síndico Luz María Garibay nos amenazó diciendo que si no terminábamos la destrucción de las luminarias de vapor de sodio antes del 15 de noviembre nos levantarían tres actas administrativas para corrernos”, manifiestan los trabajadores municipales.

C
La síndico Luz María Garibay Avitia, en el trienio del alcalde José Ramón Enríquez no procedió legalmente contra los atracos que se cometieron en el municipio de Durango, y en esta administración obligó a los trabajadores municipales a destruir más de 16 mil luminarias de vapor de sodio que estaban en buen estado.

Como se sabe, el 20 de noviembre de 2019 se llevó a cabo la subasta de las luminarias de vapor de sodio destruidas, una subasta que duró menos de cinco minutos. La puja comenzó en 6 pesos por kilo de chatarra y terminó en 9 pesos por kilo, vendiéndose al mejor postor 24,800 luminarias a un costo de un millón 300 mil pesos, cantidad que no ingresó a la Tesorería municipal ya que el monto no fue cubierto por el ganador de la subasta.

D
Más de 16 mil luminarias en buen estado fueron destruidas y vendidas como chatarra por el gobierno corrupto del alcalde panista Jorge Salum del Palacio.

La síndico Luz María Garibay declaró luego de la subasta que “las lámparas eran completamente inservibles y no tenía ningún sentido seguirlas almacenando, además de que el mecanismo de vapor de sodio consume más electricidad y contamina el medio ambiente”, argumento que, de acuerdo al testimonio de los trabajadores municipales que realizaron la destrucción de las luminarias, es totalmente falso pues “de las 24,800 luminarias vendidas como chatarra, por lo menos 16 mil estaban en perfecto estado y se pudieron haber utilizado en otras regiones del municipio que carecen de alumbrado público”, finalizaron los trabajadores.

El 17 de agosto pasado, la síndico del actual gobierno municipal panista, Luz María Garibay, quien también ocupó el mismo cargo durante el trienio del ex alcalde saqueador José Ramón Enríquez, fue denunciada ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción del Estado de Durango por militantes del partido Movimiento Ciudadano, por los delitos en que pudo haber incurrido.

A grandes rasgos, esta es la manera en que dos grupos políticos depredadores, encabezados por el ex edil emecista y actual senador morenista, José Ramón Enríquez Herrera, y por el panista Jorge Salum del Palacio, han dispuesto del patrimonio público sin rendirle cuentas absolutamente a nadie, como si se tratara de un duelo para ver quién es más corrupto que el otro.


COMPARTIR