Somos todos bisexuales

Manolo Valdez

“Sal conmigo a bailar, si nos gusta lo mismo, ay, niño, ya es de noche, vamos a brillar… ese clóset cerraste bien, ¿y esta noche lo abrirás con quién?”. Danna Paola-Sodio.

Agradezco sus comentarios sobre mi participación en un programa de TV y por la entrevista que realicé acerca del matrimonio igualitario en este medio a inicios de mes, gracias por la atención que se muestra sobre estos temas polémicos que son de gran interés.

Hoy hablaremos sobre la bisexualidad, que forma parte de las tres principales clasificaciones de la orientación sexual junto con la heterosexualidad y la homosexualidad. Desafortunadamente nuestro país es el segundo lugar en Latinoamérica (datos del año 2019) con mayor índice de homofobia y transfobia.

Debemos entender que la bisexualidad es una orientación sexual tan válida como cualquier otra, y ha sido tanta su importancia que desde el 23 de septiembre de 1999 se celebra el Día Internacional de la Visibilidad Bisexual, aunque en nuestro país dentro de la misma comunidad LGBTTTIQ es una fecha poco conocida.

PAG-7-1

Estados Unidos tiene la Semana de la Conciencia Bisexual, en la que su objetivo es acelerar la aceptación de la comunidad bisexual.

Pero, ¿existe la bisexualidad? ¿No es una confusión para evitar decir o aceptar que son homosexuales? Para sacarnos de estas y otras dudas que mejor que las respuestas de un experto sobre el tema, como lo es el psicólogo, maestro, conductor y sexólogo Christian Omar Hernández Morales:

¿Qué es la orientación sexual?

La identidad sexo-genérica es la manifestación interna y externa de las formas en que las personas vivimos nuestra sexualidad. Dicha identidad está construida por tres pilares fundamentales: el sexo, que hace referencia a las características biológicas y fisiológicas que nos permiten “encasillar” si la persona es hombre, mujer o intersexual; el género, que hace referencia a la construcción social que hacemos sobre nuestros cuerpos, agregando mandatos sociales sobre lo que se supone tendría que ser lo masculino, lo femenino y lo andrógino; y la identidad de género.

¿Qué causa la bisexualidad de una persona? ¿Así se nace o es por las leyendas urbanas de “alguien se lo pegó” o “fueron violados”?

Hasta ahora no existe ninguna investigación que sea concluyente para dar alguna explicación sobre el origen de las orientaciones erótico-afectivas. Cabe señalar que los manuales de psiquiatría desde hace ya algunos años decidieron retirar de sus listas de trastornos a las orientaciones no heterosexuales, y de la misma manera la Asociación Psicoanalítica Americana recientemente se retractó de sus teorías ofreciendo una disculpa pública.

¿Es cierto que todos somos bisexuales?

Es cierto que todo el tiempo estamos en la posibilidad de ir descubriendo cosas nuevas de nuestra orientación erótico-afectiva, por lo tanto se puede decir que sí, que todos tenemos algo de esa bisexualidad.

¿Qué entendemos por bisexualidad?

La bisexualidad es una orientación erótico-afectiva en la cual la atracción afectiva y erótica se puede dar hacia ambos sexos. La bisexualidad no es un momento de transición o confusión para luego llegar a la homosexualidad, es una orientación más.

¿Con terapia se puede modificar esta orientación?

Rotundamente no, de hecho, recientemente en México, específicamente en Jalisco, se reconoció como delito a quienes propongan tratamientos para modificar la orientación, pues al día de hoy la ciencia dice que más allá de generar un bienestar, estos pseudo tratamientos afectan de manera negativa la vida biopsicosocial de las personas.

¿Los bisexuales son más aceptados que los homosexuales?

Cada orientación sufre su violencia específica, y creo que lo importante en esto es darnos cuenta que la discriminación por mínima que sea no es aceptable.

¿Por qué si la comunidad LGBTTTIQ pide respeto, tolerancia y la no discriminación, son los primeros en juzgar a un bisexual?

No podemos generalizar y decir que es así, probablemente no es la mayoría.

¿Es un problema mental o emocional?

Ninguno de los dos, el problema es la violencia estructural, cultural y personal a la que están expuestos estos grupos.

¿Por qué se cree que los bisexuales están “confundidos” y no aceptan su homosexualidad?

No es un tema de confusión, solo es su orientación.

¿Qué tan cierto es que los bisexuales tienen más parejas sexuales?

Ninguna orientación erótico-afectiva es más “sexual” que otra.

¿Hay alguna diferencia entre la bisexualidad masculina y la bisexualidad femenina?

La pregunta es muy interesante y sí, por supuesto que existen diferencias, pues nuestra sociedad está impregnada de mandatos de género que perpetúan ciertas conductas, actitudes y maneras de vivirse, recordemos que la orientación erótico-afectiva está aparte del género, entonces puede haber personas masculinas bisexuales y femeninas bisexuales con sus propias percepciones y problemáticas sociales.

Esperamos que hayamos comprendido un poco más el tema y entendamos que la bisexualidad es una opción más en este mundo diverso.

Cuando se restringen las libertades de una persona o un grupo se restringen las de todos. La lucha por el reconocimiento de los derechos de los grupos LGBTTTIQ es también una lucha por la diversidad de cada persona que posee cualquier orientación sexual.


COMPARTIR