Congreso de Durango, de los más corruptos de México

    De la redacción de razacero.

    Desde noviembre de 2019, en nuestra edición número 178, dimos a conocer algunos aspectos de la grave opacidad que practica el Congreso de Durango, de mayoría morenista, que van desde la ausencia de contrataciones de empresas auditoras que examinen sus estados financieros (como lo hacen la mayoría de los Congresos locales de los demás estados de la federación) hasta la total oscuridad en los procesos de adjudicaciones y licitaciones públicas de contratos con proveedores y prestadores de servicios (ver reportaje titulado Congreso de Durango, insultante opacidad).

    Hoy, el Colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (CIMTRA), que aglutina a organizaciones civiles a nivel nacional cuyo objetivo es evaluar y fomentar la transparencia en los gobiernos y Congresos locales para mejorar la rendición de cuentas, entregó los resultados de sus investigaciones colocando al Congreso de Durango en el lugar 27 de 32, es decir, como uno de los Congresos menos transparentes de la República mexicana, con una calificación de 21.7% contra 88.2% del Congreso de Jalisco, con mayoría de diputados emecistas, que fue el Congreso que mejor puntuación obtuvo a nivel nacional. Los Congresos de Guerrero y Baja California Sur, también de mayoría morenista, ocupan los últimos lugares con 14.4 y 12.0% respectivamente.

    El Congreso de Durango, de acuerdo a este estudio, presenta uno de los porcentajes más altos de percepción de corrupción: el 82.5%, contra el Congreso de Yucatán que es el que menos porcentaje tiene en este indicador con 70.9 puntos. Los Congresos de Tabasco y Estado de México obtuvieron los porcentajes más altos en este rubro con 91.8 y 91.5% respectivamente. Ambos con mayoría morenista.

    congrueso
    Los diputados morenistas Sandra Amaya y César Aguilar Palacio, y el priísta Esteban Villegas Villarreal han convertido el Congreso de Durango en uno de los más corruptos de la República mexicana.
    PAG-4-2
    El Congreso de Durango ocupa el lugar 27 de 32 en la investigación realizada por el Colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes, para determinar la transparencia y rendición de cuentas que practican los Congresos locales del país.

    También, el Colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (CIMTRA) destaca en sus investigaciones que los Congresos con menores calificaciones en todos los indicadores de transparencia, tales como Integración y estructura, Desempeño legislativo, Documentación legislativa, Gastos y Acceso a la Información Pública, entre otros, tienen mayoría de diputados del partido MORENA.

    El Congreso de Durango inició sus trabajos legislativos el 31 de agosto de 2018. Los primeros tres meses ocupó la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) la morenista Sandra Amaya Rosales; los siguientes nueve meses la relevó en el cargo el también morenista César Aguilar Palacio. El segundo año legislativo el máximo cargo del Congreso duranguense fue ocupado por el priísta Esteban Villegas Villarreal y el tercer y último año la JUCOPO de este Congreso es presidida nuevamente por la morenista Sandra Amaya. A estos personajes principalmente se debe el que este Congreso sea uno de los más corruptos de México al no transparentar los más de 260 millones de pesos anuales que recibe de presupuesto, por lo que resulta patético que estos protagonistas desaseados sean los que exijan cuentas claras a secretarios de despacho estatales, alcaldes y organismos autónomos.


    COMPARTIR