Red de sobornos en EEUU involucra a funcionarios de Pemex

Vitol conspiró en los gobiernos de Peña Nieto y López Obrador

Vitol Inc., filial estadounidense del grupo de empresas Vitol, una de las firmas de comercio de energía más grande del mundo, sobornó a funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex) para obtener lucrativos contratos entre 2015 y 2020, según reportó el Departamento de Justicia de EEUU.

A su vez, la compañía también actuó en Brasil y Ecuador, de ahí que acordó con el gobierno norteamericano pagar una sanción de 135 millones de dólares por los cargos de sobornos efectuados en los tres países Latinoamericanos. Igual se comprometió a devolver 12.7 millones de dólares a la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos (CFTC) y una multa adicional de 16 millones de dólares, para sumar un monto de más de USD 163 millones.

“Vitol pagó sobornos a funcionarios gubernamentales en Brasil, Ecuador y México para ganar lucrativos contratos comerciales y obtener ventajas competitivas a las que no tenían derecho”, afirmó el fiscal del Distrito Este de Nueva York, Seth D. DuCharme.

“Durante un período de 15 años, Vitol pagó millones de dólares en sobornos a numerosos funcionarios públicos, en tres países, para obtener ventajas competitivas inadecuadas que resultaron en importantes ganancias ilícitas para la empresa”, dijo el Fiscal General Adjunto Interino, Brian C. Rabbitt.

Según el acuerdo de proceso diferido, donde acepta responsabilidades, Vitol utilizó a sus empleados y agentes entre 2015 y 2020 para pagar sobornos a funcionarios mexicanos a través de un intermediario, con la finalidad de recibir información privilegiada y hacer negocios. Para llevar a cabo estos ilícitos, la firma se auxilió de empresas fantasma.

“Por ejemplo, en o alrededor de 2018, Vitol pagó sobornos a un funcionario mexicano de una subsidiaria de propiedad absoluta de PEMEX para recibir información confidencial y privilegiada para obtener un contrato con la subsidiaria de PEMEX. Para efectuar los pagos de sobornos, Vitol utilizó dos entidades mexicanas para ejecutar acuerdos de consultoría falsa con empresas pantalla controladas por el Intermediario 1”.

“De conformidad con los acuerdos de consultoría falsa, el comerciante de Vitol posteriormente provocó que las entidades mexicanas crearan facturas falsas que el comerciante de Vitol envió al Intermediario 1. Usando las facturas falsas para justificar los pagos, el Intermediario 1 transfirió los pagos de sobornos a cuentas de banco controladas por las entidades mexicanas para el beneficio final del funcionario mexicano”, destaca el esquema operado para las coimas.

Los periodos referidos abarcan el mandato de Enrique Peña Nieto, quien fue presidente entre 2012 y 2018, así como el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que tomó posesión desde hace dos años y terminará sus funciones en 2024.

Al igual que Peña Nieto, el presidente “izquierdista” Andrés Manuel López Obrador ya tiene su caso Odebrecht, pero se llama Vitol Inc.

Para Ecuador y México, los sobornos suman 2 millones de dólares, mismos que permitieron asegurar una ventaja indebida y así obtener, además de retener, negocios en relación con la compra-venta de derivados del petróleo.

De acuerdo con su página web, Vitol fue fundada en Rotterdam, Holanda, en 1966, y desde hace más de 50 años se dedica al comercio de energía a nivel mundial. Actualmente, vende más de ocho millones de barriles de petróleo crudo y otros productos diariamente. La empresa tiene sede en Suiza a nombre de Vitol Group.

“Nuestro negocio se basa en las relaciones a largo plazo que hemos construido con nuestros clientes, en nuestra experiencia, comprensión del mercado y reputación de entregar de manera confiable los productos requeridos a tiempo y según las especificaciones”, refiere la firma en su presentación.

La empresa también publicó un comunicado sobre el pacto con autoridades estadounidenses e hizo alusión a un monto de liquidación total de 163.8 millones. Se trata de un Acuerdo de enjuiciamiento diferido por los sobornos en Brasil, Ecuador y México.

“Vitol se compromete a respetar la ley y no tolera la corrupción ni las prácticas comerciales ilegales. Como reconocen las autoridades, Vitol ha cooperado ampliamente a lo largo de este proceso. Entendemos la seriedad de este asunto y nos complace que se haya resuelto. Continuaremos mejorando nuestros procedimientos y controles de acuerdo con las mejores prácticas“, dijo Russell Hardy, director ejecutivo de la firma.

Hasta el momento, Pemex no ha emitido algún reporte sobre las sanciones y tampoco se tenían antecedentes de los sobornos en México por parte de Vitol.

En los últimos cinco años, la empresa productiva del Estado mexicano ha tenido a cuatro directores generales. Los sobornos de Vitol abarcan las administraciones de Emilio Lozoya Austin, quien estuvo hasta 2016, luego de asumir en 2012; así como de José Antonio González Anaya, que fungió en el cargo de 2016 a 2017, para finalmente dejar el puesto a Carlos Alberto Treviño Medina, quien terminó operaciones para el mandato de Enrique Peña Nieto en 2018. Desde que López Obrador tomó posesión, nombró a Octavio Romero Oropeza, actualmente en funciones.

Sobre el caso, ya se había reportado la participación de Antonio Aguilar, mexicano residente en EEUU, quien habría operado para los sobornos en Ecuador.

De acuerdo con el Departamento de Justicia, Vitol realizó la mayoría de sus acciones en Brasil, donde implementó sus esquemas desde 2005 hasta 2014. En este país sudamericano la firma obtuvo contratos de Petrobras mediante intermediarios y una empresa fantasma para pagar el cohecho. Tuvieron acceso a información confidencial sobre precios y la competencia. Estos conspiradores se comunicaron utilizando alias en cuentas de correo electrónico y nombres en clave, incluidos “Batman”, “Tigre”, “Phil Collins”, “Dolphin”, “Popeye” y “Beb”.

Los demandados principales en el caso son Vitol Inc.; los brasileños Rodrigo Berkowitze y Luiz Eduardo Andrade; así como el mexicano Javier Aguilar de 46 años.

(infobae.com).


COMPARTIR