Evangelina Elizondo

De la redacción de razacero.

Gloria Evangelina Elizondo López-Llera, o sólo Evangelina Elizondo, fue una de las artistas más reconocidas de la segunda mitad del siglo XX en México, con más de 70 años de carrera cinematográfica y teatral.

Con 82 películas, Evangelina Elizondo también fue artista destacada de telenovelas, de publicidad y de doblaje, y pintora con numerosas exposiciones colectivas e individuales en nuestro país y en el extranjero, además de ser cantante y licenciada en Teología.

Le llamaban “Las piernas más bonitas de México”, y era reconocida por su característica voz; su vida estuvo marcada desde muy pequeña por la interpretación.

Evangelina Elizondo siempre supo reinventarse y superarse a sí misma hasta convertirse en un icono artístico en la Época de Oro del Cine Mexicano.

Nació el 28 de abril de 1929, en la Ciudad de México. Fue hija de Evangelina López Llera, pintora, por lo que el arte corría por sus venas. Muy pronto dejó de interesarle lo que aprendía en el colegio y decidió que su futuro sería convertirse en artista, encaminando sus pasos hacia la actuación.

El éxito personal no tardó en llegar y a los 21 años ganó un concurso para convertirse, a pesar de la prohibición de su padre, en la voz de Cenicienta en el lanzamiento en español de la película de Walt Disney, en 1950. Ese mismo año realizó su primera actuación en público como bailarina, en el Teatro Magno, y a partir de ese momento participó en numerosas producciones teatrales comenzado una carrera imparable, llegando a compartir escenario con el reconocido tenor español Plácido Domingo.

En el cine debutó a los 23 años en la película “Las locuras de Tin Tan”, en 1952. Su trayectoria meteórica, con más de 82 largometrajes, dejaron muchas buenas películas, entre las que la misma Evangelina destacó como sus favoritas “Frontera Norte” (1953); “Educando a Papa” (1954); “Pueblo de proscritos” (1955), y “Los Platillos voladores”, (1955).

Entre 1954 y 1955 Evangelina Elizondo filmó nueve películas en Cuba y, cuando regresó, rodó “Tropicana” (1956), “El Castillo de los Monstruos” (1957), y “Superflaco” (1957).

En una tercera etapa de su vida filmó “El Misterio de los hongos alucinantes”, en 1967; “Noche de terror”, en 1987, y una película en inglés, “Un paseo entre las nubes”, en 1994, con Keanu Reeves y Anthony Quinn. Con “Días de otoño”, filmada en 1962, compartió créditos con Pina Pellicer e Ignacio López Tarso, bajo la dirección de Roberto Gavaldón. Este rodaje participó en el Festival de Cannes.

Evangelina Elizondo, la mujer que quiso ser más que una princesa | Revista  Caras

A mediados de los 90, Evangelina demandó a la casa Disney por no haberle pagado regalías por usar su voz en las versiones en video doméstico de “La Cenicienta”, y exigió un pago de varios millones de dólares. Sentó un precedente al ganarle la demanda a la gran empresa, pero esto significó también que su voz desapareciera del doblaje y nunca más se volviera a usar.

Evangelina se adentró en el mundo de la música y sacó innumerables LPs y CDs. Su música abarca desde canciones para niños hasta ópera y boleros. De hecho, se convirtió en la primera mujer en dirigir una orquesta en México, lo que hizo durante más de 12 años.

Con más de 80 películas en su trayectoria, 11 telenovelas, una serie de televisión (“La hora marcada”), cuatro obras musicales, infinidad de premios y nominaciones, esta excelente actriz, artista plástica y cantante falleció por causas naturales el 2 de octubre de 2017 en la Ciudad de México, a los 88 años de edad.

Muere la actriz Evangelina Elizondo a los 88 años | Internacional | EL PAÍS


COMPARTIR