De la redacción de razacero.

Germán Horacio Robles San Agustín, mejor conocido como Germán Robles, fue un reconocido actor de origen español, pero netamente mexicano. Nació el 20 de marzo de 1929, en Gijón, España. A la edad de 17 años él y su familia emigraron a México durante la guerra civil española, que desembocó en la dictadura militar de Francisco Franco. Aquí en nuestro país este extraordinario actor empezó a trabajar en obras de teatro, debutando en 1952 en “El mártir del Calvario”.

Germán Robles inmediatamente comenzó a ganar enorme popularidad en el teatro mexicano, actuando en poco más de 40 exitosas obras, entre las que destacaron “Los hermanos Karamazov” y “La dama de las camelias”, al lado de Dolores del Río, hasta que incursionó en el cine con el papel que le dio fama y lo catapultó a nivel mundial: el conde Karol de Lavud, en la clásica cinta “El vampiro”, en 1957.

Germán Robles fue popular en el cine gótico y de terror, su fisionomía fue perfecta para encarnar al vampiro que lo hizo popular, pero también evitó encasillarse y exploró diferentes géneros como la televisión, con más de 30 telenovelas y cerca de 600 teleteatros, siendo pionero en este género.

Germán Robles hizo más de 90 películas​, siendo las más notorias “El ataúd del vampiro” (1958); “El castillo de los monstruos” (1958); “La vida de Agustín Lara” (1959); “El barón del terror” (1962); “Herencia maldita” (1963); “El jardín de la tía Isabel” (1971); “El Tigre de Santa Julia” (1974); “Rapiña” (1975); “Anastasia” (1997) y “Ratatouille” (2007), mientras que en televisión es recordado por series y novelas como “El carruaje” (1972), “Los años felices” (1984) y Marisol (1996), entre otras.

La voz de este genial actor también aparece en doblajes de algunas películas de Walt Disney y Pixar como “Bichos: una aventura en miniatura”, interpretando a la mantis religiosa Manny, y Ratatouille, en la que dobla la voz del crítico Anton Ego. Otros de sus trabajos en doblaje los hizo en las cintas “Los siete samuráis”, “El Padrino”, “Los siete magníficos”, “Tron”, “Terminator”, “13 guerreros”, “El día final”, “Daredevil”, “Robotech: La película”, “Anastasia”, y “La leyenda de la Nahuala”.

Sin duda alguna, la actuación que marcó su vida y que le dio fama y reconocimiento en los cinco continentes fue la que realizó en la película mexicana “El vampiro”, junto al actor Abel Salazar, quienes nos regalaron una de las mejores obras maestras del cine de terror en México, y su continuación “El ataúd del vampiro”, recibiendo por estos dos filmes invitaciones y homenajes en diversos festivales internacionales dedicados a este género.

PAG-8-1

Y para engrandecer más su extraordinaria historia como actor, no se puede olvidar su participación en la obra de teatro “La Dama de Negro”, una pieza magnífica que representó durante 10 años (1994-2004) y que es la obra de terror más importante en la historia teatral de México, con 25 años seguidos en cartelera.

Germán Robles se casó tres veces, la primera con la actriz Judy Ponte, con quien no procreó hijos; la segunda con Elisa Aragonés, con la que tuvo dos hijos: Germán y Maribel, y la tercera con Ana María Vázquez, con quien procreó un hijo, Pablo. Junto a su esposa Ana María fundó la escuela de actuación Mascaradas.

​Nuestro famoso vampiro, mexicano por adopción y tan célebre como el actor estadounidense Bela Lugosi, que dio vida a Drácula en 1927, o el inglés Boris Karloff que interpretó a Frankenstein en 1931, falleció el 21 de noviembre de 2015 en la Ciudad de México, a los 86 años de edad, luego de una larga lucha contra la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). Aún hoy hasta nuestros días, su figura del Conde Drácula es venerada y homenajeada en muchos lugares del mundo.


COMPARTIR