¿Cómo son las mamás lenchas?

Manolo Valdez

Preguntar quién es el hombre y quién es la mujer en una relación gay, es como preguntar cuál de los dos palillos chinos es el tenedor.

Lesbianas, bollera, lechuga, tortillera, leñadora o lencha  (no me refiero a aquél personaje famoso de Lucila Mariscal): estos son algunos de los adjetivos con los que se menciona a las mujeres que les gustan las mujeres.

La diversidad, tanto de gays como de lesbianas, como de los y las trans, o de género no conforme viene de todo tipo de familias, nada de que la causa principal es porque se provenga de familias disfuncionales.

Anteriormente, al hablar de una familia se daba por hecho que se trataba de mamá, papá, hijos, abuelos y demás consanguíneos. Como su misma definición lo dice: una familia es un grupo de personas que poseen un grado de parentesco y/o que conviven como tal. Existen diferentes tipos de familia y, basándonos en la definición, una familia puede estar integrada por:

  1. Padres solteros, divorciados o nunca casados; padres homoparentales o madres lesbomaternales de crianza o tutor legal; padres y madres adoptivos, biológicos solteros, casados o en unión libre y los poli amorosos que tienen diversas parejas románticas y que viven en el mismo hogar.
  2. Parientes que no son sus padres, ya sean abuelos, tíos, primos etc. Y familia de amigos o amigas comunes que se unen para llegar a tener o a criar un hijo o una hija.

Por estas razones el término tradicional de familia se ha modificado para incluir no solo a la familia tradicional sino también a las familias diversas, que son otro tipo de estructuras familiares en las que se incluye a parejas del mismo sexo, heterosexuales, lesbianas, homosexuales y transgénero.

Colombia: Lesbianas defienden su derecho a ser mamás - Fundación Reflejos de Venezuela

En este caso, y por el festejo de una de las fechas más importantes del calendario, hablaremos de las mamás lesbomaternales, que son las familias que tienen dos madres. Y es que una de las más grandes preocupaciones de toda mamá, sean o no lesbianas, es el bullying que pueden sufrir sus hijos o hijas en las escuelas; por lo tanto, es necesario que al momento en que decidan inscribirlos en un colegio tomen en cuenta estos sencillos y recomendables puntos:

Elegir la escuela.- Es importante definir en dónde vas a inscribir a tus hijos, por lo que antes de tomar una decisión visita esos planteles, plática con los directivos y si tienes dudas haz todas las preguntas necesarias para tu tranquilidad.

Conocer leyes y reglamentos.- Es indispensable que te familiarices con cada uno de los reglamentos escolares, porque así tendrás una idea más clara de las posibilidades y limitaciones que te brindará dicho espacio educativo, sin olvidar que ningún reglamento escolar debe estar por encima de la Constitución, donde se menciona en el artículo primero la no discriminación, por lo que ninguna escuela por muy cara que sea debe aplicar medidas discriminatorias en contra de los infantes o de sus familiares.

Visibilidad y presencia.- Es importante que te hagas visible en juntas y reuniones participando de acuerdo a tus compromisos en la mesa directiva, ya que esto hará más sencillo que el personal docente y demás padres y madres te identifiquen y entiendan que tus hijos o hijas y ustedes como madres son exactamente igual a otro tipo de familia.

Conoce a las otras familias.- El conocer a los papás y mamás u otras figuras de crianza de los niños y niñas que conviven con tus hijos en la escuela es primordial, ya que con esto podrás crear comunidad con el plantel y su entorno, facilitando que tus peques hagan amistades para la realización de tareas escolares.

Establece una relación con la o el maestro.- Acércate al profesor o profesora del salón de tus peques brindándole información de mamás lesbomaternales y de derechos humanos y otros temas relacionados, demostrando tu interés en el desarrollo educativo de tus peques.

Sin tapujos, habla sobre diversidad familiar.- Aclarando que cada familia es diferente aun siendo heterosexuales, no hay una familia idéntica a otra. Asegúrate de que en la dirección escolar sepan quién o quiénes están a cargo de tus peques y pueden pedir informes, firmar boletas y permisos o recogerlos a la salida. Es básico dejar en claro desde el principio que tu peque tiene dos madres para que ambas sean igual de respetadas y valoradas.

Trabajar por la inclusión.- En algunos planteles pueden tratarte muy bien y ser amables, pero “a la hora de la hora” siguen enviándote recados comenzando con “estimados padres de familia” o “papitos”; si es tu caso, tendrás que regresar la nota y tachar o marcar en rojo el inicio de ese recado mencionando cómo deben de dirigirse a ustedes.

Si tienes alguna duda para evitar la discriminación o necesitas ayuda, busca la “Red de Madres Lesbianas en México” que ha elaborado un manual de apoyo a docentes para entender a las familias lesbomaternales y que puedes descargar completamente gratis en internet, búscalo específicamente en facebook ya que este manual aborda temas como la importancia del respeto, la visibilidad y la aceptación e inclusión de nuestros peques en la escuela. Algo muy importante es que si tus hijos o hijas sufren bullying, lo primero que debes hacer es acudir tanto con su maestro(a) como con el personal directivo de la escuela y a la inspección de la zona, y en caso de ser necesario con las máximas autoridades de la SEP; si la situación no cambia, acude a la CEDH, la CNDH y a la CONAPRED. Si tienes alguna duda respecto a este tema o algún otro asunto sobre diversidad sexual puedes contactarme en mis redes sociales.

Sirva este conducto para enviar un abrazo a quienes han perdido a sus madres y mis más sinceras felicitaciones a todas las mamás del “mundo mundial”, ¡¡en especial a Priscila Cabrales, mi madre!!


COMPARTIR