Corre al cine y ve Cruella, aqu铆 te digo las razones

C茅sar Noragueda
Cr铆tico cinematof谩gico y articulista un poco protervo. Bibli贸filo y racionalista beligerante: cuidadito conmigo, charlatanes.

La pel铆cula 鈥楥ruella鈥, que pronto estar谩 de estreno en cines y en Disney Plus, consigue atrapar al espectador por la fuerza de su aparato visual pese a algunos problemillas de verosimilitud.

Por supuesto, la pel铆cula Cruella (Craig Gillespie, 2021), de Disney Plus, no se trata exactamente de una de esas nuevas versiones de los cl谩sicos de la famosa factor铆a animada en acci贸n real, sino de la precuela de lo que podr铆a ser en un futuro.

聽No debiera incluirse, entonces, en la categor铆a conceptual de la correcta Alicia en el Pa铆s de las Maravillas (Tim Burton, 2010), la en茅rgica El Libro de la Selva (John Favreau, 2016), el desprop贸sito musical de la desangelad铆sima La bella y la bestia (Bill Condon, 2017), la finalmente consistente El rey le贸n, la pasable Aladd铆n (Favreau, Guy Ritchie, 2019) o la honrosa Mul谩n (Niki Caro, 2020). De hecho, considerando que ya hab铆a un remake de ese tipo sobre la historia original, disponible en Disney Plus, lo de este nuevo filme deber铆a se帽alarse como un reinicio o reboot si acaso.

Por qu茅 鈥楥ruella鈥 atrapa al espectador

No es de extra帽ar, en otro orden de cosas, que la compa帽铆a de Mickey Mouse haya confiado en el australiano Craig Gillespie para dirigir Cruella. Tras la comedia pedorra Cuesti贸n de pelotas, la independiente Lars y una chica de verdad (2007), con la que nos fijamos en 茅l, sus seis episodios de United States of Tara (Diablo Cody, 2009-2011) y la reformulaci贸n de Noche de miedo (2011) seg煤n la pel铆cula hom贸nima (Tom Holland, 1985), el cineasta ya hab铆a trabajado para Disney en El chico del mill贸n de d贸lares (2014) y La hora decisiva (2016).

Pero no en su obra m谩s valorada por la cr铆tica profesional hasta la fecha, la oscarizada Yo, Tonya (2017). As铆 que, despu茅s de tres proyectos seguidos que se basan en vivencias ver铆dicas, se ha lanzado a por una villana tan ic贸nica como Cruella de Vil.

Su esforzada revisitaci贸n del personaje, creado por la escritora inglesa Dodie Smith en su novela 101 d谩lmatas (1956) y a la que el mundo entero conoci贸 por la adaptaci贸n hom贸nima en cine animado (Wolfgang Reitherman, Clyde Geronimi y Hamilton Luske, 1961) de la propia Disney, goza de un indiscutible dinamismo.

Una virtud debida al en茅rgico aparato visual que luce Cruella, con alg煤n que otro plano secuencia dabuten, y a su potente y estrat茅gico montaje, obra de Tatiana S. Riegel, que ha colaborado con Craig Gillespie en el mismo puesto desde Lars y una chica de verdad. Si gracias a esto no le atrapa a uno incluso desde su ingenuo inicio, deber铆a volver a mirar. Su experiencia cinematogr谩fica, aunque no deja demasiado poso en el espectador, s铆 se disfruta porque entretiene y pasa volando.

Algunos problemas de verosimilitud

Constituye un obvio acierto que buena parte de la trama gire en torno a la obsesi贸n por la moda y que intervengan perros; y que se desarrollen motivaciones y planes sobre robos remata su v铆nculo elemental con el relato originario. No obstante, si un gran pero puede pon茅rsele a Cruella es que no resulta del todo veros铆mil por la irresuelta cuesti贸n que se le ha achacado siempre a largometrajes como Superman (Richard Donner, 1978).

Ni, en mayor medida, la evoluci贸n de Estella hasta su destino, difusa y un tanto arbitraria en el mejor de los casos. Ni tan siquiera parece que se consume aqu铆 pues no hay claridad y definici贸n al respecto, por mucho que los guionistas Dana Fox (Home Before Dark) y Tony McNamara (The Great) se empe帽en en procurarle un doble sustento argumental.

Las dos Emmas: un par de actrices carism谩ticas

La banda sonora de Nicholas Britell (Succession) se muestra discreta pero efectiva. Igual que el elenco de secundarios de Cruella, en el que Joel Fry (Juego de tronos) y Paul Walter Hauser (Richard Jewell) como Jasper y Horace, Emily Beecham (Into the Badlands) en la piel de Catherine, Mark Strong (Sherlock Holmes) y Andrew Leung (Lilting) como John, el ayuda de c谩mara, y Jeffrey, John McCrea (Tierra de Dios) de Artie y Kirby Howell-Baptiste (Barry) y Kayvan Novak (Lo que hacemos en las sombras) como Roger y Anita Darling acompa帽an a un par de actrices formidables.

El carisma que desprenden las dos tocayas, Emma Stone (Birdman) y Emma Thompson (Harry Potter y el prisionero de Azkaban), encarnando a Cruella y a la Baronesa parece incuestionable. Sobre todo, el de la int茅rprete veterana.

No sabemos si el trabajo de la protagonista opacar谩 el de la colosal Glenn Close 鈥攁qu铆, productora ejecutiva鈥 como la misma Cruella de Vil en 101 d谩lmatas (Stephen Herek, 1996) y su continuaci贸n (Kevin Lima, 2000), dos filmes de por s铆 lamentables sin necesidad de compararlos con el muy decente de Craig Gillespie. Pero los espectadores se podr谩n formar su propia opini贸n sobre eso en la plataforma de Disney Plus.

Cruella, protagonizada por Emma Stone, sigue los primeros pasos de una de las villanas m谩s infames y elegantes del cine.

Escala Palomera 5 de 5
馃嵖馃嵖馃嵖馃嵖馃嵖


 

COMPARTIR