Futuro Congreso terror铆fico

    Fernando Miranda Serv铆n.

    El pr贸ximo mes de septiembre concluye la LXVIII Legislatura del Congreso, que tuvo mayor铆a de diputados morenistas y ha sido la m谩s corrupta en la historia de Durango. Para entonces, m谩s de 900 millones de pesos del presupuesto ejercido por estos 鈥渓egisladores鈥 habr谩n quedado sin transparentar, pues hasta el momento las justificaciones de los gastos que han realizado, de acuerdo a los estados anal铆ticos que han manifestado, no se encuentran en la Plataforma Nacional de Transparencia, hecho que ha colocado a este Congreso como uno de los m谩s opacos de la Rep煤blica mexicana, en el lugar 27, as铆 como uno de los menos productivos en el aspecto legislativo.

    La alta corrupci贸n que se practic贸 en esta legislatura tuvo nombres y apellidos: los diputados Sandra Amaya Rosales, Pablo C茅sar Aguilar Palacio, Esteban Villegas Villarreal e Iv谩n Gurrola Vega, personajes que han ocupado el m谩ximo cargo en este Congreso, que es la presidencia de la Junta de Coordinaci贸n Pol铆tica (JUCOPO). Con ellos, el tr谩fico de aprobaciones de las Cuentas P煤blicas realizadas a servidores p煤blicos estatales, alcaldes y funcionarios de organismos aut贸nomos estuvieron a la orden del d铆a, encubriendo los saqueos perpetrados sobre todo en el gobierno estatal y municipios. 驴Cu谩ntos millones les reditu贸 esta pr谩ctica a los diputados que en septiembre dejar谩n sus cargos? Seguramente lo suficiente para subsistir holgadamente lo que les queda de vida, sin contar que algunos como Sandra Amaya, David Ramos Zepeda y Gabriela Hern谩ndez L贸pez continuar谩n formando parte del Congreso duranguense como diputados de la LXIX Legislatura, por lo que seguir谩n pegados a la ubre de la corrupci贸n.

    PAG-4-1
    Alejandro Mojica Narv谩ez, ex director del CECyTED denunciado por explotar a los empleados de esta instituci贸n en plena pandemia, ya es diputado local en el Congreso de Durango.
    PAG-4-2
    Ricardo Pacheco Rodr铆guez, ex dirigente cetemista, uno de los f贸siles pol铆ticos que ha participado en el saqueo que ha perpetrado la 茅lite pri铆sta en esta entidad norte帽a durante las 煤ltimas d茅cadas.
    PAG-4-3
    Londres Botello Castro, represor de trabajadores en la COESVI y ex regidor del municipio de Durango ligado a grupos delincuenciales en el rubro de patentes para venta de bebidas alcoh贸licas.
    PAG-4-6
    David Ramos Zepeda, su partido, el PRD, perdi贸 el registro estatal, pero alcanz贸 a reelegirse por lo que continuar谩 un trienio m谩s en el Congreso pegado a la ubre de la corrupci贸n.
    PAG-4-5
    Patricia Jim茅nez Delgado, ser谩 de nueva cuenta diputada con el sambenito de haber traficado influencias para obtener un pr茅stamo de 500 mil pesos en la SEDECO, en plena pandemia.
    PAG-4-7
    Sandra Amaya Rosales, se queda en el Congreso duranguense como diputada, esta vez por la v铆a plurinominal. En la LXVIII Legislatura, como presidenta de la JUCOPO, fue una de las principales promotoras y encubridoras de la corrupci贸n que se practica tanto en el gobierno estatal como en los municipios de Durango.
    PAG-4-4
    Gabriela Hern谩ndez L贸pez, en la LXVIII Legislatura fue comparsa de la corrupci贸n galopante que se llev贸 a cabo en el Congreso duranguense y su papel como diputada fue realmente deplorable. Ahora nuevamente ser谩 diputada.

    Los diputados que se van dejan un amargo sabor de boca por su nula honestidad, clientelismo y total carencia de compromiso con la ciudadan铆a, y de los diputados que llegan no se esperan cosas diferentes, pues sus negros historiales como servidores p煤blicos los definen tambi茅n como ineficaces y extremadamente corruptos. As铆, veremos en la m谩xima tribuna del estado de Durango a protagonistas realmente nocivos para la ciudadan铆a como Alejandro Mojica Narv谩ez, perteneciente a esa familia parasitaria que solo se ha enriquecido ocupando cargos p煤blicos; Ricardo Pacheco Rodr铆guez y Ricardo L贸pez Pescador, antiguos f贸siles pri铆stas integrantes de la 茅lite que ha saqueado a Durango durante los 煤ltimos 90 a帽os; Francisco Londres Botello Castro, ex regidor del municipio capitalino coludido con grupos delincuenciales en el tr谩fico de licencias para venta de bebidas alcoh贸licas; Patricia Jim茅nez, panista que trafic贸 influencias en la secretar铆a de Desarrollo Econ贸mico del gobierno estatal para hacerse de un pr茅stamo de 500 mil pesos en plena pandemia, y el resto de legisladores que seguramente atender谩n sus intereses particulares y de grupo. Hasta el momento no se ha definido qui茅nes llegar谩n al Congreso por la v铆a plurinominal, pero lo m谩s probable es que tambi茅n veamos ocupando curules a personajes realmente temibles como los pri铆stas Luis Enrique Ben铆tez Ojeda y Alicia Gamboa; y panistas como Fernando Rocha Amaro (otro de los ex regidores del municipio de Durango coludido con grupos delincuenciales en el tema de las patentes para venta de bebidas alcoh贸licas) y Ver贸nica P茅rez Herrera.

    Si con la legislatura saliente de mayor铆a morenista, supuestamente de 鈥渙posici贸n鈥, hubo total complacencia para saquear las arcas p煤blicas pues sus diputados jam谩s cumplieron al pie de la letra sus funciones de vigilar y fiscalizar los gastos realizados por los gobiernos estatal y municipales, ahora con la legislatura que viene, abiertamente af铆n a los intereses del prianismo, habr谩 paso libre a la impunidad total en el cambio de gobierno estatal que se avecina en 2022, en las administraciones municipales, organismos aut贸nomos y, por supuesto, en los manejos opacos del presupuesto del Congreso.

    Y no, estos personajes nefastos que llegan al Congreso no son consecuencia del voto irresponsable de la ciudadan铆a porque simple y sencillamente eran lo menos peor, sin mencionar que en estos comicios hubo un abstencionismo del 60%.

    Como sea, Durango ya tiene un nuevo Congreso que entrar谩 en funciones el mes de septiembre pr贸ximo, y lo deseable es que la ciudadan铆a est茅 atenta a todas y cada una de las actuaciones de los diputados que integrar谩n la LXIX Legislatura, sobre todo que les exija puntualmente transparencia en los gastos que realizar谩n en el Congreso y no negociar, para nada, la aprobaci贸n de Cuentas P煤blicas de funcionarios saqueadores. El Congreso, al fin de cuentas, es para servirle al pueblo y no para que unos cuantos diputados pillos se sirvan a s铆 mismos.


     

    COMPARTIR