El gangsterismo de un alcalde panista


    Fernando Miranda Servín.

    Imagínese usted que su ex pareja de pronto aparezca en la puerta de su casa acompañada por un comando que porta armas largas y amenaza con introducirse en su propiedad.

    Eso es lo que le sucedió al ciudadano duranguense Dimas Silerio, ex esposo de Marla Alvarado, subdirectora de Relaciones Públicas del gobierno municipal de Durango, que encabeza el alcalde panista corrupto Jorge Salum del Palacio.

    El alcalde panista corrupto de Durango, Jorge Salum del Palacio, ordena a un comando armado que acompañe a su subdirectora de Relaciones Públicas, Marla Alvarado, a la casa de su ex esposo Dimas Silerio para amedrentarlo.

    Hoy 18 de julio, al filo del medio día, el joven Dimas Silerio atendió el llamado a su puerta, pero cuando observó las cámaras de seguridad se percató de que un grupo de hombres fuertemente armados acompañaba a su ex esposa, Marla Alvarado, por lo que se negó a abrir.

    Aparentemente, los hombres que portaban armas largas pertenecen a la dirección de Seguridad Pública del municipio de Durango y habrían estado actuando bajo las órdenes directas del alcalde panista Jorge Salum del Palacio, amigo muy cercano de la subdirectora municipal de Relaciones Públicas Marla Alvarado.

    Marla Alvarado, en la puerta de la casa de su ex esposo Dimas Silerio, acompañada de hombres fuertemente armados que aparentemente pertenecen a la DMSP. Los elementos con armas largas habrían actuado bajo las órdenes directas del alcalde panista de Durango Jorge Salum.

    Ante este evidente abuso de poder y uso de instituciones públicas para dirimir problemas personales, es obligatorio que los diputados del Congreso local realicen investigaciones para sancionar a los responsables de este atropello.

    El alcalde Jorge Salum con su subdirectora municipal de Relaciones Públicas. En los últimos días, el edil panista y su jefe de policía Antonio Bracho Marrufo han intensificado sus acciones ilegales de hostigamiento en contra del ciudadano Dimas Silerio enviando elementos policíacos sin insignias de identidad a las puertas de su casa para intimidarlo y grabarlo.

    En los últimos días, elementos de la DMSP sin insignias de identificación han estado hostigando al ciudadano Dimas Silerio en las puertas de su casa, grabándolo con sus teléfonos celulares por instrucciones del titular de esta dependencia, Antonio Bracho Marrufo.

    A este nivel tan bajo ha caído la administración panista del alcalde Jorge Salum del Palacio, quien en lugar de atender los problemas que aquejan a la ciudadanía duranguense pone las instituciones municipales a las órdenes de una servidora pública de bajo rango para amedrentar a un ciudadano y dirimir violentamente asuntos personales.

    Hoy, con el panista Jorge Salum como alcalde y Antonio Bracho como jefe de la policía municipal de Durango, cualquier ciudadano corre peligro de sufrir este tipo de actos de represión, pues el Cabildo de Durango es inoperante, el Congreso local es vergonzosamente pasivo y el gobernador José Aispuro Torres, también panista, es altamente permisivo y garante de la corrupción en esta entidad norteña.

    COMPARTIR