Aispuro, voracidad sin límite

    Fernando Miranda Servín.

    Incapaz de lograr acuerdos para transitar hacia un cambio de gobierno sin turbulencias, José Aispuro Torres comienza su último año de gobierno totalmente debilitado políticamente y enlodado por los actos de corrupción y arbitrariedades que han cometido sus colaboradores y familiares cercanos, actos que ha tolerado a sabiendas y en pleno uso de sus facultades mentales.

    Con una total carencia de política de Comunicación Social y asesoramiento de imagen, al mandatario duranguense lo mismo se la ha visto estas últimas semanas anunciando en la red social de Twitter que votó en la absurda Consulta Popular convocada por los morenistas que recibiendo en su oficina al grisáceo secretario General de Gobierno, Héctor Flores Ávalos, quien llegó acompañado del perro que se encontró en la calle y decidió adoptar, muy al estilo Bill Clinton o Barack Obama, guardando por supuesto las inmensas proporciones en cuanto a eficacia y competencia de unos y otros gobernantes.

    PAG-4-A
    El corrupto mandatario de Durango, José Aispuro Torres, tres veces ha visitado Palacio Nacional para entrevistarse en privado con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en lo que se ha interpretado como llamados a cuentas o notificación de que no deberá obstruir la llegada del partido Morena a la gubernatura de Durango en 2022.

    Lo cierto es que el papel que ha desempeñado el gobernador José Aispuro Torres ha sido tan deplorable que su última visita al Palacio Nacional para entrevistarse con el presidente López Obrador fue interpretada por la vox populi como un llamado a cuentas, una lectura de cartilla o entrega de la notificación de que el aispurismo en Durango ya está terminado y que deberá facilitar las cosas para que otra corriente política, afín al lopezobradorismo, llegue a la gubernatura de Durango en 2022, so pena de ser sometido al escarnio público por el que han pasado exgobernadores igual de corruptos que él, como por ejemplo el veracruzano Javier Duarte de Ochoa y su ex esposa Karime Macías, el sonorense Guillermo Padrés Elías o el hidrocálido Luis Armando Reynoso Femat, entre otros.

    El gobierno “del cambio”, encabezado por José Aispuro Torres, ha sido el gobierno de unos cuantos, sobre todo para sus familiares y amigos, quienes han utilizado las instituciones públicas para realizar negocios particulares con el único objetivo de sustraer el erario, lo mismo creando empresas al vapor para monopolizar contratos de adquisiciones de servicios, como la más que conocida Servicios de Alimentación Vizcaya, que inventando “pequeños” negocios fachada que van desde restaurantes y carnicerías hasta empresas de agua potable que venden miles de garrafones a las secretarías estatales con el consabido sobreprecio descomunal.

    PAG-4-B
    El hijo del gobernador de Durango, José Eduardo Aispuro Barrantes, aparece en listas del gobierno del estado recibiendo “ayuda y subsidio” por montos de 76 mil 928 pesos.

    Con cuñados, sobrinos y hermanos en la nómina, José Aispuro ha sobrepasado todos los límites de la voracidad incluyendo a su hijo, José Eduardo Aispuro Barrantes, en listas del gobierno del estado de Durango para recibir “ayuda y subsidio” por montos de 76,928.50 pesos, como consta en un documento obtenido del primer trimestre de 2019.

    purificadora
    La empresa Bebe Agua, uno de los tantos negocios fachada a través de los cuales la familia del gobernador Aispuro Torres ha saqueado el erario duranguense.

    ¿Qué mueve a este gobernante para realizar este tipo de actos en un estado que se ha empobrecido mucho más durante su sexenio por sus mismos actos de corrupción y omisiones vergonzantes?

    Si el primer mandatario de la nación, Andrés Manuel López Obrador, realmente quiere ganar adeptos para que su partido Morena retenga la presidencia de la República en 2024, no tiene más que ordenarle al titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP, Santiago Nieto Castillo, que revise con su equipo de expertos las finanzas y las cuentas públicas del gobernador duranguense, en las que fácilmente encontrará elementos para enjuiciarlo y encarcelarlo. El pueblo de Durango seguramente se lo agradecería.


      

     

    COMPARTIR